LA SOSTENIBILIDAD DE LA VIDA HUMANA, ¿UN ASUNTO DE MUJERES?

madre-trabajo312  En nuestras sociedades occidentales industrializadas, la subsistencia y la calidad de vida se nutre de tres pilares fundamentales: las producciones y actividades de cuidados directos realizadas desde el hogar, el mercado y la oferta de servicios públicos, a pesar de ésto las estrategias de la vida de las personas continúan organizándose desde el hogar de acuerdo al nivel de ingresos y a la participación pública en las tareas de los cuidados. La producción mercantil como objetivo económico básico y la  cultura de trabajo masculina han invisibilizado la producción no mercantil del cuidado del hogar, olvidándose de las necesidades humanas, colaborando a las desigualdades que derivan entre mujeres y hombres, centrando lo social, político y económico en un contexto público dejando en la esfera privada o doméstica las necesidades, cuidados  y sentimientos, es decir valores que sin ellos no sería posible la sostenibilidad de la vida, ya que descansan y dependen del trabajo familiar.

A medida que la mujer se va incorporando en la esfera pública, nos encontramos enfrentadas en SOLITARIO al problema de conciliar tiempos y trabajo familiar y laboral, incrementando la tensión para solapar el continuo desplazamiento de un espacio a otro ,ya que la cultura masculina entiende que el cuidado del hogar es responsabilidad femenina. las politicas actuales no abordan el problema de fondo sino que plantean mínimos ajustes manteniendo como objetivo central ,la obtención del beneficio económico, es necesario que los horarios y jornadas laborales se adapten a las jornadas domésticas nenesarias y no al revés,  y que el sector masculino fuera asumiendo su responsabilidad en las tareas de los cuidados directos y así poder lograr una igualdad entre mujeres y hombres.

Anuncios

  1. En realidad la sostenibilidad de la vida humana, es un asunto familiar, es cierto, que se debe empezar por un reparto equitativo del trabajo doméstico entre hombres y mujeres, pero a medida en que los hijos pueden incorporarse a realizar pequeñas tareas, hay que involucrarlos y hacerles responsables de las mismas.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Botondeancla ya que nos limitamos únicamente a el padre y la madre para asignar actividades domésticas pero la importancia de la ayuda en casa por parte de otros miembros es imprescindible, no solo para la propia actividad en sí sino porque de esta manera estamos creando a personas independientes y que en el futuro van a participa en la odisea de la vida de un amanera mucho más fructífera.

  3. Estoy de acuerdo con vosotras, pero creo que realmente es necesario involucrar primero a los varones, ya que no hay mejor forma de educar a los hijos a través de nosotros mismos como modelos, no podremos enseñarle a un niño a que ayude en casa si ve que su padre no lo hace…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s