¿Dónde quedan las mujeres?. Las “madres” y el Sistema Capitalista.

Desde los inicios de la ciencia, ésta ha intentado “naturalizar” los comportamientos de las personas buscando en raíces genéticas y evolucionistas nuestro ser, buscando incluso comparaciones con los animales.

En la misma línea siguieron cuando intentaron “naturalizar” la ligazón de las mujeres al espacio doméstico, basándose en nuestro papel natural de madres, aportando también una condición natural a dedicarnos a la crianza y el cuidado de los hijos,y éste, se desarrolla dentro del hogar. A lo natural, no podemos oponernos, es decir, nuestro destino es ése y no debemos ir contra las leyes de la naturaleza. A menos, que convenga.

Me explico. Diversos estudios antropológicos demuestran que cuanto menos sasieta_maternidad__31x_23_2002__x_2separados están los ámbitos público y privado, menos desigualdades existen entre hombres y mujeres. De hecho, hay sociedades en las que los espacios público y privado ni siquiera están concebidos como lo hacemos nosotros desde nuestro pensamiento occidental, o ni tan siquiera existen como tal. En todo caso, desde una línea de pensamiento marxista, se defiende que en las sociedades preclasistas se dan menos desigualdades entre géneros que en las sociedades con clases.

La sociedad de clases, define la familia como una unidad social natural, pero esta unidad viene definida por diversos autores antropológicos como la existencia universal de una unidad madre-hijo, donde se supone que la paternidad es un constructo social pero la maternidad es natural, biológica, porque somos las mujeres las que damos a luz, y ese es un hecho que no se puede negar.

Ahora bien, el concepto de maternidad no se nutre sólo del hecho de dar a luz, sino que da también por natural el cuidado y la crianza de los hijos, y esto no está tan claro. La sociedad británica de la época victoriana sirve como ejemplo para refutar esa afirmación. En esta sociedad, las mujeres de clase alta no podían trabajar y estaban relegadas al ámbito doméstico, lo que no suponía ni que se dedicaran al cuidado de los hijos ni muchísmo menos a las tareas del hogar. Surgen la figura de las “nannies”, auténticas cuidadoras de los hijos de esas mujeres y dedicadas a la crianza. Es más, esa ligazón natural ni siquiera correspondía a la realidad, ya que, como he dicho antes, quedarse en el hogar era un privilegio de las mujeres de clase alta, pero la mayoría de las mujeres trabajaban fuera del ámbito doméstico.

Ni siquiera el hecho de dar a luz convierte la maternidad como algo natural, y por ende, nuestro relego al espacio privado.  Existen culturas en las que se dan determinadas creencias respecto al parto y posparto, y éstas afectan tanto a hombres como a mujeres. Incluso algunos los hombres simulan la menstruación y se creen con la capacidad de concebir hijos.  Son por tanto la maternidad y la división de espacios constructos construidos socialmente, por lo tanto no inmutables ni naturales. O lo que es lo mismo, no es nuestro destino estar ligadas al espacio doméstico sino que es una construcción occidental, defendida a fin de mantener las desigualdades entre hombres y mujeres.

Pero aún hay más. Estamos en una sociedad donde la igualdad de oportunidades es latente, se hace ver que todos los individuos tenemos y poseemos las mismas posibilidades de desarrollarnos, haciendo de la valía personal el eje central de ese desarrollo. Este sistema, donde uno llega donde puede llegar según lo que uno valga, también está diseñado para mantener las desigualdades entre hombres y mujeres. Pues mientras las mujeres sigamos estando ligadas “naturalmente” a nuestro papel de madres, cuidadoras y el hogar, no estamos en las mismas condiciones de competir con los hombres en el terreno laboral, lo que va a reforzar la idea de que si no llegamos es porque no valemos, porque las oportunidades están ahí. Y por tanto, el sistema va a seguir apoyando con datos la idea de que la mujer es inferior al hombre, y que esta inferioridad es dada por la propia naturaleza.

A todo esto apunto un último comentario que de algún modo tengo que desahogar. La crisis económica mundial ha propiciado diversas manifestaciones en todo el mundo en contra del sistema capitalista, manteniendo la defensa de que si el sistema da lugar a crisis como ésta, es que no es un buen sistema y deberíamos sustituirlo por otro. Pero en los motivos expuestos y contenidos del discurso manifestante ni un sola mención en relación a lo que el sistema capitalista hace sobre las desigualdades entre géneros. Y entonces  ¿dónde quedan las mujeres?, ¿donde están nuestras manifestaciones, las propias, contra un sistema capitalista que, con todo lo que hemos aprendido desde nuestros estudios de género, sabemos que ayuda a mantener las desigualdades entre hombres y mujeres? .

user_images_file_name_51931Y entendí, que no todas las mujeres acceden al conocimiento de la forma que lo hemos hecho nosotras, y que, por supuesto, desde las estructuras que se sustentan gracias al sistema no van a mostrar esa realidad, porque simplemente no interesa. De aquí la importancia del conocimiento como motor inicial del cambio, y la adquisición del mismo lleva consigo la responsabilidad de difundirlo al resto de la sociedad, pues un grano de arena no hace una playa.

Más información sobre las manifestaciones anticapitalistas…

Anuncios

  1. El problema es que el hombre piensa que por el hecho de estar liberado fisiológicamente de toda condición reproductora, parece quedar liberado de toda responsabilidad en el hogar. jajaja
    Estoy de acuerdo que la tradición patriarcal de establecer dos mundos, dos esferas, la pública (masculina)y la privada(femenina) ha profundizado y mantenido más las desigualdades entre hombres y mujeres. Pero basta ya, ahora somos necesarias y competentes para desarrollar nuestro trabajo y nuestras profesiones con nuestra formación como pilar básico de cambio.
    la crisis, ni es la primera, ni la última…
    RESISTAMOS a la presión social para retirarnos del mercado laboral!!

  2. Lamento no estar muy conforme con tu creencia de la igualdad de oportunidades, desde mi punto de vista, no es un problema de liberación de las labores domésticas y cargas familiares, hay algunas mujeres que renuncían a esas cargas por conseguir un reconocimiento de su labor, tienen preparación, conocimientos, pero su valía se cuestiona, tienen que demostrarla cada día, no hay que ir muy lejos, tenemos Ministras (que han puesto por ley), porque hasta esa ley solo llegaba alguna.

    Pienso que el problema es más profundo, hasta que la ley de igualdad no llegue a todas las empresas, no te olvides que a los Antonios, no les gusta que les mande una Maruja o una feminista, a esas hay que ponerlas a barrer.

  3. Estoy de acuerdo con lo que dices,en parte, pero no soy yo la que habla de igualdad de oportunidades, sino el sistema capitalista, el que supuestamente permite a todos llegar hasta donde quieran, o mejor dicho hasta donde puedan. Y claro que hay muchas que se desligan así mismas de la esfera doméstica, pero como bien dices, eso no es suficiente. Mientras esa ligazón natural persista, no sólo en los Antonios, te recuerdo que hay Pacos, Juanes, Sergios… que son mucho más sutiles, incluso Marias o Rosarios; pero mientras eso persista, no importa que una llegue donde pueda llegar, porque si existe la creencia de la “no valía” de las mujeres, el logro pasa a ser percibido no como de una propia, sino fruto de leyes de paridad, por ejemplo.

    No se trata por tanto de una liberación particular de mujeres concretas, o incluso de todas, de las tareas y el ámbito doméstico, sino de una liberación de la creencia de que existen dos espacios diferentes ligados ambos a géneros diferentes como algo natural, que viene dado por la naturaleza y por lo tanto es inmutable. Pero esa es mi opinión,claro.

  4. Parece que empezamos a llegar al fondo de la cuestión, y que vamos teniendo algunos puntos en común, así que me gustaría que vaticinaras el futuro de mi hija, partiendo de que ella y su amigo de preescolar, siguen los mismos pasos, viven en el mismo barrio, tenemos casi el mismo nivel adquisitivo, ahora siguen en el mismo colegio, y llegaran a la misma universidad, y llegaran al mismo mercado de trabajo. Ambos solteros, y para asegurarle la misma igualdad de oportunidades, su madre (yo misma) estoy dispuesta a que no haga ni su cama. No es pasión de madre, pero ella tiene una media de notable y el de bien.

    ¿dónde estará la igualdad de oportunidades?, por qué y quién será quien cuestione su valía, ella esta segura de si misma, ¿donde tropezará? porqué no llegará, ¿quién pondrá un muro en su camino? ¿dónde esta la trampa?.

    No hablamos de un robot que trae un software determinado llamado hombre y por tanto válido o la copia con virus bajada del emule llamada mujer, estamos hablando de personas con la misma capacidad y conocimientos.

    Si vale, sabe, y no tiene cargas familiares ni domésticas ¿dónde esta el problema? Y sino hay problemas para que se pierde tiempo y dinero haciendo una ley de igualdad, quitalé a la mujer el software pirata, y ponle uno original, y ya esta todo arreglado. Creo que es ahi donde reside la solución, claro que tambien esa es mi opinión.

  5. Pues el problema está en que tenemos un sistema, el capitalista, que se mantiene gracias al relego de las satifacción de necesidades primarias al ámbito doméstico, dejándolas fuera del sistema económico. Y para ello necesita crear un vínculo natural entre las mujeres y estas tareas para que no intenten desligarse de ellas. Así se construyen hombres que creen en la menor capacidad productiva de las mujeres, incluso a propias mujeres que también lo creen; construyen diferencias salariales, construyen un mercado laboral incompatible con el familiar…

    Yo no hago vaticinios, sino reflexiono. Y de esa reflexión te digo que el problema tu hija lo encontrará cuando llegue a una entrevista de selección con su amigo y la dejen fuera porque, como es mujer, su posible absentismo laboral será mayor que el de él; cuando ambos trabajen en una misma empresa y lo promocionen a él, no porque valga más, sino porque se le presupone unas dotes de liderazgo y una competitividad propia de hombres y no de mujeres. Incluso el problema lo encontrará cuando decida, en su vida privada, que quiere formar una familia y las condiciones laborales son incompatibles con ella.
    Y no digo que las leyes no sirvan para nada, ojo, las acciones de discriminación positiva son necesarias porque nos reconoce unos derechos que de otra manera no se hacían. Pero también digo que hay que cambiar conceptos, o mas bien redefinirlos, y que el sistema capitalista no es un sistema que propicie el cambio a esas escalas.

  6. La ciencia ha hecho mucho por la humanidad pero es también un sistema de segregación. Cada vez que se estudia algo nuevo aparecen indicadores que nos diferencian más y más pero no solo a nivel físico sino también a nivel conductual, de personalidad,…

    Por el contrario yo pienso que el ser humano es uno y que no hay tantas diferencias entre sexos.

    Me alegro de poder colgar públicametne esta opinión porque cada vez que escucho o leo algo al respecto me molesta que nos segreguen de esa manera.

    Somos un solo ser humano pero con diferente sexo, nada más.

    • Creo que generalizas demasiado al decir que la ciencia nos segrega, o a lo mejor hablas de un tipo de ciencia específica que no has explicitado. Si has leído bien el post, te habrás dado cuenta cómo precisamente la ciencia, desde una perspectiva antropológica (que también es ciencia), demuestra que esa segregación de la que hablas no es natural, no nacemos con ella, sino que son construcciones sociales.

      Por tanto, en este caso, creo que la ciencia no nos “segrega” por sexos como añades, sino más bien se atreve a desmontar todo ese argumento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s