El 66% de la publicidad de juguetes contienen un tratamiento sexista.

juguetes

 ver publicidad…

 

La publicidad sexista ataca de nuevo, y lo hace sobre el público objetivo más vulnerable de todos: los niños. El Observatorio de la Publicidad No Sexista ha elaborado recientemente un informe sobre la campaña de juegos y juguetes en la que se han analizado 166 anuncios entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de 2008.

El resultado ha sido abrumador: 109 anuncios, el 65,7% del total tenía un tratamiento sexista en el que, como viene siendo habitual, las niñas son las principales perjudicadas.

Sólo 40 de estos anuncios, el 24,1%, destacan por sus buenas prácticas y por favorecer la igualdad, lo que supone un paso atrás con respecto a los analizados en 2007, cuando constituían el 29,25%. Por su parte, los anuncios neutros se doblaron, pasando de representar el 5,45% en 2007 al 10,24% en 2008. Esto último, señala el estudio, “puede significar que existe un mal entendimiento de la igualdad, pues para evitar el sexismo en la publicidad no es necesario acudir a la neutralidad”, esto es, puesto que los productos van dirigidos a personas, no hay que evitar que éstas salgan, sino encasillarlas en roles sexistas.

De los 109 anuncios sexistas detectados, el 86,9% lo son por promover modelos que consolidan roles tradicionales de género, lo que supone un incremento de hasta 14 puntos con respecto a los detectados en 2007 (71,9%).

 Los ejemplos más llamativos, según el Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista, son los de Barbie, Baby Born, Nenuco, las princesas Disney y Chou Chou ‘Mami estoy malito’. En ellos “las niñas aparecen realizando tareas de cuidado familiar y de alimentación, y muestran anhelos de mostrarse como princesas, madres, etcétera”. Asimismo, el 8,3% de la publicidad sexista analizada (nueve anuncios) establecía estándares de belleza femenina, equiparándola con el éxito.

 

 Cabe destacar que en 2007 representaba más del 20%, lo que el estudio considera “todo un logro”. Los ejemplos más significativo son, en esta ocasión, los estuches de maquillaje, los estudios de peluquería y, por último, y como novedad por el soporte en el que se presentan, los videojuegos de simulación, como ‘Imagina ser… diseñadora de moda’ o ‘Cómo ser una top model’.

Los anuncios que alejan a las mujeres de los espacios profesionales han descendido. Si en 2007 suponían el 7,3% del total, en 2008 constituían el 4,6%. La publicidad en la que se asigna a las niñas roles de limpieza, cuidados y alimentación familiar “son muy comunes”, como los de Nenuco.

El Observatorio hace hincapié además en que ha crecido el número de anuncios donde “los niños y niñas aparecen con sus padres, cuando hasta ahora aparecían junto a sus madres”. Sin embargo, es importante destacar que se trata de “los anuncios donde sólo niños varones aparecen desarrollando tareas propias de un ingeniero, un informático o pilotando un avión.

El 51,8% de los juguetes anunciados pertenece a la tipología de aprendizaje personal, con lo que los pequeños adquieren conocimientos propios de ellos mismos y del mundo que les rodea. Es, precisamente, a través de estos juegos mediante los que se transmiten los roles sociales o estereotipos asociados a su género (el 97% es sexista). Los juguetes participativos -bicicletas, microscopios, disfraces, coches o quads- representan el 18,1% de los anuncios y la mayoría presenta buenas prácticas como Twister, Lunnis Construcción o Scalectrix Compact. Los juguetes electrónicos son el 9,6% de los anunciados, mientras que los de mesa constituyen el 6,6% y los educativos el 3,6%.

Se ha detectado, precisa el informe, un gran número de anuncios emitidos publicitando videojuegos que, en la mayoría de los casos, continúa manteniendo la misma línea que los juegos y juguetes tradicionales, transmitiendo roles y estereotipos sexistas.

 

 

 

Anuncios

  1. La publicidad atiende a las leyes del mercado y tiene como fin aumentar la demanda atrayendo a los clientes potenciales. No es la publicidad la que establece las normas, sino la que refleja esas normas, las cuales establecemos a través de una socialización en la que le indicamos a los más pequeños que esto es de niña y esto de niño, y además se les recalca que si un niño juega a cosas de niñas significa que tiene mucho que ver con ellas, y eso no es natural.

    Una empresa lo que quiere es vender sus productos, sean de niños, jóvenes o mayores. Y en ese sentido no va a arriesgarse a que un niño no pida por Reyes a su mamá un juguete porque ha visto en la tele que ya no es de niños sino de niñas; o que ese mismo niño pida a su papá una muñeca y éste le conteste que los hombrecitos no juegan con eso, regalándole mejor un avioncito porque eso sí le hace más hombre.

    En definitiva, lo que quiero decir es que no creo que la publicidad se rija por las leyes del machismo o sexismo, sino por las leyes del mercado, un mercado en el que se reflejan los valores e intereses de una sociedad. Aunque es obvio que son necesarias las medidas destinadas a erradicar este tipo de publicidad, esto no tendría sentido sin nos enmarcásemos en una sociedad justa y basada en la igualdad.

  2. Lamento no estar de acuerdo con que la publicidad atiende a la leyes del mercado, la publicidad intenta aumentar el consumo, ahí si te doy toda la razón.

    La publicidad es una herramienta de algo mucho más complejo que es el marketing, este tiene por objetivo generar necesidades en los consumidores, de hecho existe una forma de ver si un producto tendrá salida en el mercado, es lanzar una campaña publicitaria, y se estudia la respuesta de los consumidores, es decir, acuden a los establecimientos en busca de un producto que aún no se ha comercializado, así que son los canales de distribución los que demandan a las empresas los productos que los consumidores reclaman.

    Esta claro que la economía ya no regula por si misma la oferta y la demanda, sino que hay un tercero en discordía, el marketing.

  3. Cuando me referia a que la publicidad atiende a las leyes del mercado estaba haciendo alusión a las leyes de la oferta y la demanda. El objetivo de una empresa es aumentar sus beneficios buscando un aumento de la demanda, y la publicidad es utilizada como medio para tal fin.

    En todo caso lo que queria recalcar con mi comentario es que creo que la publicidad no es quien crea a niños y niñas diferencialmente socializados en su género, sino que atiende a esa socialización ya existente en la sociedad, aunque ayudándo a reafirmarla, eso sí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s