MEDIDAS DE IGUALDAD,EMPLEO Y PARTICIPACION

 mujeres-cielo-web6La realidad laboral entre mujeres y hombres ha sido historicamente muy distante. Las diferencias salariales son palpables, como revelan estudios de sindicatos y otras organizaciones no gubernamentales, que subrayan, asimismo, que su acceso al mercado laboral está condicionado por su papel como cuidadora de hijos, hijas u otros familiares. Uno de los principales objetivos que se pretende con la ley de igualdad es aumentar la participación de la mujer en el mercado laboral.

 En los momentos de crisis que vivimos con tres millones y medio de parados, nos tememos que va a ser una tarea difícil. La tasa de paro femenina sigue siendo mayor que la masculina. Podemos decir que cuando se habla de paro y en los medios de comunicación se trata este tema en la mayoría de las ocasiones se piensa en el paro masculino, (parado hombre,cabeza de familia…) y lejos queda la realidad y el tener visible a la mujer. Una vez más se está produciendo la invisibilidad de la mujer. Con la situación en la que se encuentra actualmente el mercado laboral la mujer esta accediendo a puestos de trabajo más precarios; temporalidad, tiempo parcial, subempleo y también en el desempleo; larga duración, sin empleo anterior, sin prestación de desempleo. Nos encontramos con la precariedad en el empleo y en el desempleo.

Las medidas de apoyo al empleo se están concentrando en los sectores de la construcción y del automóvil y en asegurar a las personas afectadas por expedientes de regulación de empleo y a las que agotan el desempleo pero no se trata el impulso al empleo femenino ni a la protección de los colectivos de dempleados más vulnerables y que en su mayoría están compuesto por mujeres. Por tanto parece que los recursos disponibles para las situaciones que afectan a las mujeres disminuyen y las medidas extraordinarias que se habilitan son para paliar situaciones que afectan más a los hombres.

En cuanto a las medidas de corresponsabilidad y conciliación de la vida laboral y personal, la ley de igualdad establece equilibrar el papel del cuidado familiar entre hombres y mujeres. El permiso de paternidad otorga 15 días y ya ha sido acogido por más de 130.000 padres en toda España. Se pretende con esta idea que no sea tan diferente para un empresario contratar a una mujer o a un hombre. Las empresas que no cumplan las medidas de igualdad pueden ser sancionadas, pero a su vez premiadas con una sobrepuntuación a la hora de la contratación pública las que sí cumplen con la norma.

Sobre las medidas de participación, en el ámbito de la política, al igual que en los consejos de administración de las empresas, la nueva ley establece que todas las listas electorales tienen que tener paridad en hombres y mujeres. Ni más del 60%, ni menos de 40%. De la preocupación por el alcance de la igualdad efectiva en nuestra sociedad no podía quedar fuera el ámbito de la participación política, tanto en su nivel estatal como en los niveles autonómico y local, así como en su proyección de política internacional de cooperación para el desarrollo. En la Ley se le denomina principio de presencia o composición equilibrada, con el que se trata de asegurar una representación suficientemente significativa de ambos sexos en órganos y cargos de responsabilidad, se lleva así también a la normativa reguladora del régimen electoral general, optando por una fórmula con la flexibilidad adecuada para conciliar las exigencias derivadas de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución con las propias del derecho de sufragio pasivo incluido en el artículo mismo 23 del texto constitucional. Se asumen así los recientes textos internacionales en la materia y se avanza en el camino de garantizar una presencia equilibrada de mujeres y hombres en el ámbito de la representación política, con el objetivo fundamental de mejorar la calidad de esa representación y con ella de nuestra propia democracia.

Y si hablamos de participación también tenemos que hablar de la participación en los consejos de administración. Esto ha producido críticas a la presencia equitativa en los consejos de adminitración Una de las medidas más polémicas, pero que tampoco es obligatoria ni para las empresas pequeñas y medianas ni para las de mayor tamaño, es la que establece una presencia equitativa de mujeres y hombres en los consejos de administración. Sin embargo, para la CEOE esta cláusula va a suponer un perjuicio para las empresas. Aunque el artículo se expresa en términos de recomendación se podría pensar que es una obligación en la medida que después esta composición de consejos se puede tomar como referencia por las administraciones públicas para la adjudicación de contratos públicos y de subvenciones. También se puede reflexionar que esta medida va a obligar a las mujeres que accedan a los consejos de administración a demostrar su valía porque todo el mundo va a pensar que acceden exclusivamente porque hay que cumplir con un requerimiento legal. Como siempre teniendo que demostrar el “doble”.Lo que en un principio persigue un objetivo positivo al final puede convertirse en un problema. De todas formas,la realidad demuestra que la presencia en dichos consejos de las mujeres no se da de forma natural, tal y como muestran diversos estudios, entre los que se encuentra el de la Fundación de Estudios Financieros que concluye que sólo un 4% de los asientos de los consejos de las sociedades cotizadas eran ocupados por mujeres.

Anuncios

  1. Que duro ser mujer en los tiempos que corren, las que pensaban que la Ley de Igualdad les iba a dar un puesto de trabajo sin discriminación salarial, o aquellas que pensaban que iban a romper el techo de cristal, se encuentran ahora con el metacrilato, en apariencia igual pero más difícil de romper, porque ahora no atraviesas el techo, te hacen el favor de ponerte encima del metacrilato, y a ver si eres capaz de demostrar lo que vales, pero ojito, que te estamos vigilando y a la mínima, vamos a por tí, por como te vistes, o como te maquillas, porque el “nena tu vales mucho”, es solo para la presentadora de un programa anticuado de televisión.

    Nuestro “Señorito Rajoy”, no deja de hacer chistes machistas con la Ministra de Economía, es un folio en blanco, pero tiene dos carreras universitarias, una de ingeniería y otra de economía, y una trayectoria profesional loable, creo que aqui no merece que me extienda, se entiende por si mismo su discurso político.

    El paro tiene nombre masculino, y cuando los pobres hombres en paro o los pobres cabezas de familia masculinos esten situados, podremos volver a reclamar que funcione la ley. Pero no deben olvidarse que algunas mujeres son cabezas de familia con hijos a su cargo y esas deberían por lo menos entrar a formar parte de los parados con privilegios.

  2. La mujer siempre ha estado asociada con los cuidados y aún hoy continúa esa mentalidad. Desde las políticas de igualdad se debe abogar por una concienciación ciudadana para que todos y todas comprendan que la mujer de hoy en día está sobradamente preparada para ejercer otros oficios que no estén ligados con el cuidado o los servicio. Debemos, con la ayuda de las instituciones pertinentes, abrirnos camino en la industria, la agricultura,… una vez ocupemos los mismos puestos que el sector masculino todo empezará a cambiar a nivel laboral, aunque claro, necesitamos mucha ayuda para poder conseguir este objetivo

  3. Querida compañera, vuelvo a ver que tenemos que demostrar el “doble” para que no quede duda de nuestra capacidad, tambien tenemos que estar con “doble” jornada laboral (empleo y hogar), también en casa llevamos en la cabeza el “doble” o triple…de la organización de ésta….
    Cuando los seres humanos prevalecían gracias a su fortaleza física y eran además los encargados de la defensa de la tribu o grupo, las mujeres comenzamos a depender de ellos, igual que ocurre en los grupos de animales. Con el tiempo, este tipo de sociedad ha ido evolucionando, pero aún quedan rasgos atávicos de conducta que han permanecido a lo largo de los siglos, de manera que el macho de la especie se ha perpetuado en el inconsciente colectivo como “superior” por su fuerza física a la hembra. Los hombres (la mayoría) se adueñaron de todos los espacios de poder: polìtico, económico, social, etc. y crearon instituciones que se apoyan unas a otras para someter al ser humano pero especialmente a la mujer. Eso es lo que debemos ir cambiando, a través de la educación como primer eslabón, inculcándolo a nuestros hijos, a nuestro entorno… eso sería un buen comienzo…

  4. Con los datos de la EPA encima de la mesa se demuestra que superamos los 4 millones de personas desempleadas actualmente en España durante el primer trimestre de 2009. Sinceramente yo pensaba que el sector de la construcción era el más afectado, pero ojo, el que ha arrojado a más personas al paro es el sector servicios.

    De nuevo y como bien describe la compañera se invisibiliza el paro femenino, pues por de lo que se habla en los medios de comunicación continuamente es del paro que afecta al sector de la construcción, como bien sabemos masculinizado.

  5. A menudo nos encontramos reacciones contrarias a las medidas en pro de la igualdad de hombres y mujeres. Las acciones de discriminación positiva generan controversia. Desde su denominación (hemos denominado a la solución de la misma manera que al problema) hasta su conceptualización han propiciado numerosos debates acerca de su adecuación y el objetivo final alcanzado.

    Me explico un poco mejor, muchos se preguntan si realmente cuando una acción positiva (prefiero denominarla así) “obliga” a la presencia de la mujer en determinados ámbitos, no está por otro lado mermando la capacidad de la mujer a vista de los demás.
    Estos debates, propiciados a nivel político, a mi entender se generan por no explicar la necesidad de establecer medidas artificiales para corregir una situación de desigualdad que lejos de ser natural,como muchos de los “detractores” creen, es igualmente artificial y articulada a nivel social.

    Abogo por la necesidad de la implementación de dichas medidas. No obstante, abogo aún más por una socialización diferente que dará lugar a la retirada de estas medidas cuando la igualdad se de por sí misma como algo, esta vez sí, natural.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s