Indicadores laborales básicos de la situación de la mujer en España y sus regiones

La profesora Cecilia Castaño dirigió un Proyecto de Investigación en el año 2002-2003 sobre “Indicadores laborales básicos de la situación de la mujer en España y sus regiones”, para ello se utilizaron los datos procedentes de dos fuentes estadísticas:

a) La Encuesta de Población Activa de 1994, 1998 y 2001. La población que forma parte de dicho estudio tiene en cuenta, la población en edad de trabajar, población activa, población ocupada y población desempleada, teniendo en cuenta las diversas comunidades autónomas, y excluyendo Ceuta y Melilla.

b) Los datos de la Encuesta de Salarios en la Industria y los Servicios del Instituto Nacional de Estadística de 1998 y 2000. En concreto, se han construido datos de ganancia por hora trabajada para las mujeres ocupadas en España y sus comunidades considerando la máxima desagregación que permiten los datos aportados por el INE, por categorías profesionales y sectores de actividad.

mujeres-trabajando

La investigación se estructura en torno al estudio de la posición laboral de la mujer atendiendo a cuatro aspectos fundamentales:

a) Oferta de trabajo. Utilizando como indicador la tasa de actividad, definida como el cociente entre la población femenina activa y la población femenina en edad de trabajar, con edades comprendidas entre los 16 y los 65 años.

b) Demanda de empleo. Se centra en el colectivo de mujeres ocupadas, y teniendo en cuenta la edad, y los niveles de estudios considerados solamente en tres: estudios superiores, medios y bajos, incluyendo en la segunda categoría tanto la Formación Profesional como el Bachillerato.

Tambien se han tenido en cuenta el sector de la actividad, es decir, clasificado en primario, industria, construcción y servicio. En cuanto a las ocupaciones a veces se tiene en cuenta nueve categorias profesionales, directores, profesionales, técnicos de apoyo, administrativos, cualificados de los servicios, cualificados de la industria y la construcción, cualificados del primario, operarios y no cualificados.

c)Desempleo. Se ha utilizado para el estudio las mujeres desempleadas por regiones, la tasa de desempleo (mujeres desempleadas/población activa femenina)

d)Salarios. Se ha llegado a construir datos de ganancia por hora trabajada para las mujeres ocupadas en España y sus comunidades, a partir de los datos aportados por el INE, por categorias profesionales y por sectores de actividad.

 Las conclusiones con las que finaliza dicha investigación son las siguientes: 

* Oferta de Empleo. Existen grandes diferencias en los niveles de actividad por comunidades, siendo el norte, levante y Madrid las que presentan mejores tasas de actividad. Y en relación con la edad las mujeres comprendidas entre 25 y 54 años tambien tienen mayor participación laboral. A medida que aumenta el nivel de estudio tambien aumenta la tasa de actividad, y las no casadas, excepto en Galicia son el colectivo con mayor nivel de participación.

*Demanda de Empleo. La tasa de empleo es el porcentaje de ocupados respecto al número de personas en edad de trabajar, y refleja más fielmente el mercado de trabajo, y según los datos del 2001 el empleo femenino representaba el 41,7%, pero analizando por Comunidades se observa que alcanza un 50% en comunidades como Baleares, Cataluña, bajando a un 35% en Andalucía y Extramadura y llegando al 13% en Asturías y Galicia.

La media nacional se situa la tasa de empleo en un 52,5% las mujeres comprendidas entre los 25 y los 54 años, estando muy por debajo de la media Andalucia, Extremadura y Galicia.

En relación al nivel de estudios, la tasa de empleo llega al 70% en mujeres con estudios superiores en todas la Comunidades, excepto en Galicia que la mayor tasa de empleo se encuentra en los niveles de estudio más bajo y desciende enormente con niveles de estudio superiores.

El empleo femenino en el sector servicios representa el 48,9% y además es el sector que más crece y como consecuencia reduce la tasa del sector primario, en las dos Comunidades que tiene más importancia este sector como son Galicia y Asturias las ocupadas han pasado del 38,7% en 1994 a 19,4% en el 2001 y del 22% al 10% respectivamente. En Cataluña, Extremadura, Navarra y País Vasco el empleo en el sector servicios ha experimentado una bajada de aproximadamente un 3%.

*Desempleo. Las mujeres españolas se enfrentan a tasas de desempleo del 35% en Extremadura y de un 9% en Navarra, no debemos olvidar que estos datos corresponden al 2001. Las mujeres con más oportunidades de trabajo se situan en Levante, Aragón, Navarra, Madrid y Pais Vasco.

Las mujeres con edades intermedias, estudios universaitarios y experiencia laboral en el sector terciario y en tareas laborales no manuales cualificadas son las que tienen la tasa de desempleo más baja.

dinero

*Salarios. Hay una gran diferencia por Comunidades, así Madrid, Pais Vasco, Cataluña y Navarra tienen una ganancia media por hora trabajada por encima del nivel medio del salario nacional, siendo Castilla La Mancha y Murcia las que presentan las peores ganancias.

En cuanto a la diferencias, se cree que estan basadas en la teoría económica, es decir, la estructura salarias es consecuencia de las diferencias productivas, y de las cualificiones del capital humano de las poblaciones. No obstante, se aprecia que las mujeres empleadas en los servicios presentan las menores ganancias medias. Pero del citado estudio se concluye que por regla general la diferencia salarial reside fundamentalmente en la comunidad autonóma, y no el sector de actividad ni el empleo desempeñado.

Anuncios

  1. yo tambien he leido que el salario medio de las mujeres fue entre un 20%y un 30% inferior al salario medio de los hombres en casi todas las comunidades autónomas.
    Esta diferencia salarial entre hombres y mujeres
    se explica fundamentalmente por la diferente
    estructura del empleo de cada región. Las comunidades que presentan una menor diferencia
    de salarios entre ambos sexos fueron
    Canarias (15,4%), Extremadura (17,1%) y Castilla La Mancha (19,7%). Por el contrario, las
    mayores diferencias se produjeron en el Principado de Asturias (38,6%) y en Aragón (32,4%).
    Como vemos Andalucia está contemplada como con una mayor diferencia salarial.
    Pienso que en general, sin tener en
    cuenta otras características como la edad y la
    antigüedad en el puesto de trabajo,… el salario
    anual de las mujeres es menor en un 30% o
    más al de los hombres en todas las situaciones.

  2. Es curioso observar cómo el empleo femenino se mueve en el sector terciario, y aumenta a medida que disminuye su función en el sector primario.

    El éxodo de la población rural a la ciudad en busca de empleo, se tradujo en una masculinización del sector industrial. A pesar de que las mujeres se incorporaban a las fábricas, la participación femenina en el mercado era mucho menor que ahora.
    Al incorporarnos al mercado laboral en mayor medida hemos encontrado “la oportunidad “en el sector servicios, sector femenino por excelencia, que por las condiciones laborales que presta (temporalidad, precariedad, parcialidad) parece ser el único que se adecúa a nuestras “necesidades” y nuestro rol como mujer.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s