Presupuestos públicos desde la perspectiva de género

balanzaEl Presupuesto Público es la herramienta por excelencia en el desempeño de las funciones de gestión del gobierno, puesto que supone la concreción de una política económica y social y es un reflejo de sus prioridades políticas. Permite el análisis cuantitativo y cualitativo y la previsión de los efectos de las diferentes medidas sobre un territorio y la población que en él habita.

Este análisis puede hacerse desde diferentes perspectivas, y ya que todo aquello que interviene en la sociedad debe ser tenido en cuenta en el análisis macroeconómico, el género es de vital importancia a la hora de plantear el modelo y las posibilidades de desarrollo económico y social y permite descubrir impactos diferenciales para hombres y mujeres, incluso en aquellas políticas aparentemente neutrales.

Un presupuesto sensible al género es aquel en el que se ha realizado un examen sistemático y se han evaluado las asignaciones que se realizan en el mismo a través de una mirada de género, posibilitando la identificación de impactos diferenciales por la distinta posición económica y social de hombres y mujeres.

Para hablar de presupuestos sensibles al género se han de destacar dos cuestiones:

La elección del presupuesto como entorno de análisis se debe a su importancia en cuanto que es la concreción de una política económica y social al asignar los recursos estableciendo posibilidades reales de desarrollo de objetivos y prioridades.

La sensibilidad al género es consecuencia directa de la asunción del principio de igualdad como eje del modelo socioeconómico. Detectar y corregir desigualdades debidas al género es por lo tanto una prioridad tanto en el ámbito de la equidad necesaria para posibilitar un sistema más justo y por lo tanto más equilibrado y sostenible, como desde el punto de vista de la eficiencia, puesto que una sociedad que ofrece oportunidades en igualdad es más dinámica y por ende más productiva, alcanzado mayores niveles de bienestar.

En resumen, los resultados que se pretende alcanzar con la introducción de un análisis de género en el Presupuesto son:

* Visualizar la prioridad para hacerla efectiva mediante la política presupuestaria.
* Lograr una transversalidad real tanto en el análisis como en las medidas a adoptar.

La inclusión de género en los presupuestos públicos no siempre es fácil, sin embargo la sistematización de una serie de pasos puede ayudar a visualizar la igualdad de oportunidades en esta área:

*Disgregación por sexos de la contribución a los ingresos públicos, midiendo la aportación de hombres y mujeres se pueden visualizar las desigualdades en el acceso a los recursos.

* Estimación de los ingresos potenciales por sexos: La invisibilización de una parte del trabajo femenino, aquel trabajo que no está incluido en los mecanismos de mercado, elimina una posible contribución de las mujeres al erario público. La existencia de distintos métodos de cálculo sobre la realización de estas tareas domésticas y del cuidado y la aplicación de las tasas de retención vigentes para el caso de que estos trabajos fueran trabajos formales, permitiría hacer una valoración más exhaustiva y real de lo que mujeres y hombres contribuyen.

*Incorporación de medidas no discriminatorias que hagan más equitativos los ingresos en términos de género, a través de las acciones positivas, en la coordinación de políticas públicas e introduciendo la perspectiva de género en las políticas públicas.

El acercamiento al gasto público desde la perspectiva de género intenta observar, por una parte, el monto total de recursos destinados a mujeres y hombres; por otra, observar el impacto del mismo que no es necesariamente igual para grupos de mujeres que para grupos de hombres. Se trataría de ver qué efecto tienen los distintos gastos públicos en las relaciones de género y sobre estos resultados modificar o no los componentes del gasto público.

Las ventajas que se obtendrán con la incorporación de la perspectiva de género en los presupuestos públicos son:

*Con la elaboración de programas y presupuestos desde la perspectiva de la equidad de género se contribuye a que las asignaciones presupuestarias sean más equitativas entre hombres y mujeres.
*Favorece el diseño de políticas más integrales, en la medida en la que esta perspectiva incorpora aspectos culturales, además de políticos, económicos y sociales al diagnóstico de problemas y necesidades específicas de la población.
*Fortalece la transparencia presupuestal, ya que ayuda tanto a identificar la población objetivo y las metas propuestas, como evaluar el impacto y el alcance de los programas; asumiendo que la transparencia presupuestal es un requisito para la rendición de cuentas.
*La elaboración de presupuestos con perspectiva de género ayudan a conocer los criterios de asignación, a quien benefician los recursos y quien es el responsable de administrarlos.

Anuncios

  1. Efectivamente, el incorporar el género en los presupuestos públicos es una herramienta que ofrece ventajas y amplias posibiliunadades para una mejor distribución de los recursos, que finalmente son de todos y de todas.
    En las áreas sociales esto puede ser más fácil de visualizar, por ejemplo un programa de salud reproductiva. Pero todos los ámbitos de acción gunernamental pueden ser factibles de atravesar por ejemplo, en obras viales se pueden comparar las opciones de construcción de vías o de aumento de transporte público (analizando quienes, hombres o mujeres, disponen de vehículos, sus usos, lugares de partida y llegada, etc.).
    Finalmente, como toda buena herramienta, lo importante es la forma y el criterio de quien la utilice el resultado que se obtendrá de ella… partiendo de la base que hay que utilizarla!

  2. Es muy importante, tal como dice la compañera, revisar como se asignan los recursos y a quién.
    Debe realizarse un cambio en los procedimientos de asignación de recursos.
    La priorización de los gastos en servicios públicos de cuidado, como la creación de plazas de guarderías, el despliege de guarderías en centros de trabajo, el desarrollo de servicios para la atención a personas dependientesasí como políticas activas de empleo dirigidas a mujeres deben surgir como areas prioritarias si se quieren elaborar unos presupuestos públicos con perspectiva de género

  3. Sin duda la incorporación de la perspectiva de género al momento de establecer el presupuesto público es señal de la voluntad de los gobiernos por contribuir con hechos a la erradicación de la discriminación por razón de género. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se tiende a ser completamente transparente en el mismo o no se pone en práctica la perspectiva de género en todas las áreas que abarca, limitándose a los sectores tradicionalmente femeninos del cuidado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s