La diferencia salarial en El Salvador

dif-salarialCuando ocurren desigualdades en la remuneración que no son atribuidas al nivel educativo, a la experiencia laboral ni a las habilidades de la persona, sino que se basan en características personales inmutables como el sexo, edad o etnia se da lo que se denomina discriminación económica. En general, las personas más afectadas suelen ser las mujeres.

Los convenios 100 y 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) son cruciales para combatir la discriminación laboral. El primero, de 1951, establece la igualdad de remuneración entre los trabajadores de uno y otro sexo por trabajo de igual valor, lo cual significa que las tasas de remuneración deben ser fijadas sin discriminación en cuanto al sexo. El convenio 111, por su parte, promueve la igualdad de oportunidades mediante el rechazo de la discriminación en el empleo y ocupación. Ambos convenios han sido ratificados por El Salvador, además, la Constitución Política de la República en su Artículo 38 ordinal 1º hace una clara referencia al derecho a la igualdad salarial entre hombres y mujeres, el cual se lee de la siguiente forma: “En una misma empresa o establecimiento y en idénticas circunstancias, a trabajo igual debe corresponder igual remuneración al trabajador, cualquiera que sea su sexo, raza, credo o nacionalidad;”. Sin embargo, la realidad salarial que viven las mujeres salvadoreñas difiere de lo enunciado por los Convenios de la OIT y por la Constitución.

dif-salarial-2

Según los datos del Panorama Social 2007 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la brecha salarial en El Salvador es del 77%, es decir que las mujeres perciben 23% menos salario que los hombres. Es importante resaltar que son las mujeres más pobres las que suelen obtener empleos de peor calidad, con bajos ingresos, junto a la necesidad de realizar largos y costosos desplazamientos cotidianos hacia el lugar de trabajo, sin contar con el apoyo de sus parejas masculinas para el cuidado infantil y el desarrollo del trabajo doméstico. Sólo un 25% de las mujeres asalariadas reciben un salario superior a los $300 dólares.

La desigualdad salarial repercute negativamente sobre la cobertura que tienen las mujeres dentro del sistema de pensiones, ya que ésta es inferior a la de los hombres debido a la menor participación de ellas en la fuerza laboral y en el sector formal. Según el Informe sobre Desarrollo Humano de El Salvador (2008) las pensiones de las mujeres son más bajas que las de los hombres por tres razones: en primer lugar, el salario de la mujer es generalmente inferior al del hombre en la misma ocupación; en segundo lugar, las mujeres dejan sus empleos para criar a sus hijos e hijas y la edad de jubilación es cinco años menor a la del hombre, lo cual hace que éstas acumulen menos cotizaciones; y finalmente, la esperanza de vida de la mujer es mayor que la del hombre. Esto último cobra importancia cuando se vislumbra que el Sistema de Ahorro de Pensiones aplica tablas de mortalidad diversas por género, donde la suma acumulada en la cuenta individual es dividida por el promedio de esperanza de vida, por lo tanto, las pensiones de las mujeres resultan menores que las de los hombres y peor aún cuando éstas se retiran cinco años antes.

Por otra parte, debido a que en El Salvador la tasa de subempleo femenina es 30% más alta que la masculina es de suponer que hay un número considerable de mujeres que no pueden acceder al sistema de pensiones. El 100% de las mujeres que no tienen un trabajo remunerado no están afiliadas a ningún sistema de salud y pensiones; cabe incluir en este dato a todas las mujeres que se dedican exclusivamente a realizar trabajo doméstico, por el cual no obtienen remuneración: el 59% de las mujeres consideradas económicamente inactivas (seis veces más que los hombres) se dedican al trabajo en sus casas y comunidades sin recibir ningún tipo de salario.

Para ver más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s