REGENERANDO LA CIUDAD

Las ciudades están estructuradas y pensadas a la medida de los hombres. Como en otras muchas ocasiones, se ha ciudad2excluido en este diseño a  la mitad de la sociedad, las mujeres. La planificación urbana ha sido llevada a cabo fundamentalmente por hombres de una determinada posición social y de una franja de edad determinada.

Por ello, en el diseño de las ciudades tradicionales, se crearon unos espacios para el empleo y otros espacios diferentes para la vida doméstica, transporte basado en el vehículo privado, ausencia de equipamientos para el cuidado de personas dependientes, y escasez de pequeños equipamientos de proximidad que faciliten la creación de redes de apoyo informal.

Pero la realidad es otra. Las mujeres se han incorporado al mercado laboral, y por tanto han cambiado también sus necesidades. A pesar de tener un trabajo remunerado, desgraciadamente, sigue recayendo sobre ellas la realización del trabajo doméstico. Ese trabajo invisible, requiere realizar numerosas tareas tanto dentro como fuera del hogar.  Cada una de estas tareas se desarrolla en un lugar distinto de la ciudad o eslabón en la cadena: lugares de residencia, centros educativos, centros sanitarios, lugares de trabajo, centros deportivos, dependencias administrativas… y por ello las mujeres tienen que desplazarse utilizando los sistemas de transporte disponibles.

Este problema se plantea porque  la ciudad actual es que los separados por usos, mientras la vida cotidiana necesita una interrelación y una proximidad mucho mayor entre esos espacios.

Las mujeres, o los hombres que realicen estas tareas domésticas, por desgracia son minoría, se encuentran dificultades relacionadas con el diseño de la ciudad. Estas son algunas de estas dificultades:

  • PROBLEMAS CON EL TRANSPORTE:

busComo resultado de la multiplicidad de tareas que las mujeres realizan en su doble papel en la esfera pública y en la esfera privada las mujeres se mueven por la ciudad de forma distinta a los hombres.

Sin embargo, los sistemas de transportes están diseñados para facilitar el acceso del hombre del hogar al lugar donde desempeña el trabajo remunerado.  

La realidad muestra una tasa de utilización del transporte privado mas alta entre los hombres y una tasa de utilización de los desplazamientos a pie y en transporte publico más alta entre las mujeres.  Esto es en gran parte consecuencia de la menor capacidad económica de las mujeres, que no les permite disponer de coche propio. Además cuando en una familia hay un solo coche, es el hombre quien lo utiliza normalmente a diario.

Al tener que desplazarse mayoritariamente en transporte publico, las mujeres son cautivas del transporte publico.  Los horarios están pensando para responder a patrones de desplazamiento de los varones, por el contrario las mujeres tienen que hacer grandes esfuerzos para combinar los horarios del transporte  con los horarios de los servicios ( colegios, salud, administración…) en relación con el empleo.

Por ello las personas que tienen que compatibilizar el empleo con las tareas de cuidado, tienen cada vez mas limitada su movilidad porque el transporte publico o bien no existe o es inseguro o es incomodo o tarda demasiado o las distancias son demasiado grandes.

  • DIFICULTADES EN EL ACCESO AL MERCADO LABORAL:

Las mujeres tienen mayor dificultad en acceder a empleos que no estén próximos a sus domicilios porque al recaer sobre ellas la mayor parte de las tareas del hogar, a menudo se ven obligadas a aceptar empleos cerca de sus casas.

 Esto limita seriamente sus opciones laborales y de desarrollo profesional, al verse forzadas a decidir sobre su vida laboral en función de la localización del empleo y no en función de cómo ese empleo se adecua a su formación o le permite avanzar en su carrera profesional. Si no tienen ayuda familiar o no tienen capacidad económica para pagar el servicio domestico o la guardería se ven obligadas a elegir entre la maternidad y el trabajo remunerado.  La ausencia de equipamientos para el cuidado de personas dependientes excluye a muchas mujeres del mercado laboral.

  • ESPACIO PÚBLICO Y SEGURIDAD.

La calidad y la seguridad del espacio publico son fundamentales para las mujeres, así como para la población de mas edad y la infantil, tres grupos que realzan una gran cantidad de desplazamientos a pie en el espacio próximo, que utilizan el espacio publico para desplazarse pero también como lugar de ocio y de ejercicio.

Un entorno seguro y de calidad fomenta un mayor uso del espacio público, asi como las posibilidades de interaccion social en el barrio. El espacio público inmediato del barrio cumple un papel esencial, que es el de la posibilidad crear unas redes sociales de ayuda y de apoyo.  

Sin embargo el urbanismo actual no facilita ninguna de estas actividades por razones de inseguridad de inaccesibilidad o por inexistencia de servicios y equipamientos de proximidad.

El diseño de las ciudades, como hemos visto, afecta al modo de vida de mujeres y hombres que tienen que realizar numerosas tareas en su vida diaria.

¿Cómo puede solucionar estos problemas el urbanismo?

Pues diseñando un urbanismo con perspectiva de género:

El urbanismo puede mejorar o perjudicar el modo en que las mujeres llevan a cabo sus múltiples responsabilidades en la esfera publica y en la esfera privada. si las personas que redactan los planes urbanísticos y toman las decisiones no consideran la variable del genero desde un principio en sus análisis y en sus propuestas, es muy probable que las opciones de desarrollo urbanístico perjudiquen desproporcionadamente a las mujeres y  los hombres que realizan la doble jornada.

Por ello puede y debe crear ciudades distintas, donde todos y todas estemos incluidos,  poniendo en marcha diferentes acciones:

  • la moderación del trafico, una mejor ordenación de las calles, el cuidad por la visibilidad y la iluminación .
  • asegurar la existencia de una oferta diversa de empleo en los lugares de mayor accesibilidad para las mujeres: donde existe transporte público.
  • Asegurar la existencia de equipamientos y servicios comerciales cerca de los lugares de empleo.
  • Incrementar el presupuesto destinado a los equipamientos para el cuidado de personas dependientes. clave para que las mujeres puedan acceder al empeo en condiciones de igualdad de oportunidades.
  • Reducir el gasto publico en infraestructuras de transporte privado en favor de los equipamientos e infraestructuras de transporte publico.

Así como otras muchas medidas encaminadas a facilitar la conciliación entre los dos ámbitos de la vida: personal y familiar.

Todo ello, para lograr un urbanismo que organice el espacio y tiempo de la ciudad de manera que hombres y mujeres  puedan realizar las tareas cotidianas de cuidado de la familia y de trabajo remunerado con menos esfuerzo, prisas y dificultades que las actuales, que permita integrar ambas esferas de la vida. Será una ciudad más humana que satisfaga las necesidades de todas y todos.  

mujer-y-ciudad-3

VER INFORME: “URBANISMO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO” http://www.generourban.org/Documentos/98.pdf

Anuncios

  1. El artículo me parece muy claro, y estoy de acuerdo con lo que expones, definitivamente las ciudades no son “amigables” para las mujeres, especialmente para aquellas que desean incorporarse al ámbito laboral.
    Esta situación se empeora con el crecimiento de las ciudades, donde generalmente no prima un criterio de género para permitir las construcciones, sino más bien el económico.
    Por ejemplo, en Santiago de Chile los programas habitacionales del gobierno se instalan en las zonas periféricas (no hay terrenos baratos más centrales), creando entonces barrios alejados de los lugares de trabajo, más inseguros y, especialmente cuando son recién inagurados, con una falta de infraestructura en materias de salud, educación, cuidado infantil, entre otras.
    A esto se suma que muchas mujeres que tenían redes sociales (familiares o de amistades) en los lugares en que vivían antes que les permitían realizar labores fuera del hogar, o gestión de trámites, se quedan sin ese recurso valioso.
    Vemos entonces que la perspectiva de género es fundamental a la hora de pensar nuestras ciudades, para que más que un lugar con el cual luchar sea un lugar para vivir dignamente.

  2. El urbanismo es otro ámbito más de la vida en el que la perspectiva de género obviamente no ha calado; todo se construye en función a las necesidades masculinas, sin tener en cuenta en ningún momento las femeninas. Si no fuera así, ¿cómo se explica que las empresas no estén obligadas por ley a disponer de guarderías para sus trabajador@s? Pues muy sencillo: la conciliación laboral y familiar ha sido vista como algo exclusivo para las mujeres, y por lo tanto, que se las apañen ellas.

    Además, tampoco se ha tenido en cuenta el rol de cuidadoras que asumen las mujeres a la hora de diseñar los transportes públicos, los accesos a los edificios (sinceramente a veces veo rampas que parecen verdaderas “rampas mortales”), las aceras sumamente estrechas para llevar carritos o sillas… en fin, creo que ya va siendo hora de que la arquitectura de nuestras ciudades pase por una óptica de género.

  3. Me ha gustado mucho el artículo, es cierto que en ciudades pequeñas como Cádiz que las distancias son muy cortas y por tanto, se piensa en la facilidad de movimiento de las mujeres y es totalmente distinto, los transportes en mi ciudad son nefastos además de caros, tardas más en llegar a San Fernando que está a unos 8 Km, que en llegar al centro de Cádiz desde la entrada.
    Las mujeres por lo tanto que deben dejar a sus hijos en las guarderías se ven metidas en atascos, el tráfico suele estar muy colapsado.
    Si toda la carga y obligaciones familiares no recayeran sobre la mujer, otro gayo cantaría.
    Es necesario llevar a cabo una reordenación urbanística para mejorar el tráfico, losaccesos al trabajo, crear un sistema de transportes rápido económico y que nos facilite la vida a las mujeres.
    Pero ¿que pasa con la corresponsabilidad? si los hombres asumieran la mitad del trabajo doméstico y las empresas crearan sus guarderías la vida sería mas sencilla para la mujer. La ciudad, el mercado de trabajo, los transportes se adecuan a la vida de los hombres y ¿que pasa con nosotras? siempre somos las olvidadas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s