DESIGUALDAD SALARIAL

Los niveles salariales contemplados por sexos en el Euroíndice presentan también este ingrediente de inequidad. En España, porcentualmente hablando, la diferencia entre ambos géneros alcanza nada menos que el 18% de diferencia a favor de los varones. Un dato obviamente elevado, aunque todavía hay casos peores: en Reino Unido, los hombres ganan hasta un 22% más que las mujeres y en Alemania, alcanzan el 23%. Las cifras más bajas han correspondido a países como Portugal (9%) e Italia (6%). Parece claro que, a pesar de las diferencias entre los países objeto del estudio, la desigualdad en todos ellos existe.

¿Por qué estas desigualdades a nivel salarial?

El Informe de 2004 sobre la igualdad entre mujeres y hombres elaborado por la Comisión de las Comunidades Europeas da algunas pistas al respecto. Después de señalar otro dato interesante -que esta brecha salarial es mucho más elevada en el sector privado que en el público-, esboza como motivos más probables la diferente participación en el mercado de trabajo, la segregación por sexos, la estructura de carrera profesional y salarial y la infravaloración del empleo donde predomina el sexo femenino.

La actualización de 2004 del informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “Romper el techo de cristal: las mujeres en puestos de dirección” coincide con este planteamiento analizando más en detalle estas causas. La necesidad de hacerse cargo de los hijos se perfila como un importante condicionante, ya que ello conduce a que las mujeres se inclinen por empleos flexibles, trabajos de media jornada y desarrollen carreras profesionales más cortas en el mismo plazo que los hombres, dejando sus empleos con más frecuencia o acogiéndose a jornadas reducidas.

Además, existe un factor cultural por el que muchas mujeres tienden a escoger profesiones más características del sexo femenino. Una influencia que se hace notar ya desde los primeros estadios de la orientación profesional, en el mismo momento de la elección de estudios superiores. Y es que, a pesar de haber alcanzado un nivel de instrucción semejante al de los varones en este ámbito, sus opciones de estudio siguen estando influenciadas por el factor sociocultural, escogiendo las materias encaminadas al posterior desempeño en profesiones típicas de mujeres. La influencia cultural deja sentir su presencia incluso en los procesos de contratación, en los que suele asignarse a las mujeres cualificadas trabajos poco estratégicos y operacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s