MOBBING MATERNAL

El embarazo se ha mobbing-maternalconvertido en uno de los principales riesgos laborales, según un estudio de  la Fundación Madrina el 90% de las mujeres embarazadas sufren  Mobbing  Maternal.  El miedo al despido unido al desconocimiento de los derechos laborales son las principales causas de que muchas mujeres no denuncien y sigan calladas.

La cultura empresarial de nuestro país se caracteriza por seguir siendo estrictamente patriarcal, aunque hemos avanzado la incorporación de la mujer al mercado de trabajo además de la dificultad, se encuentran todo tipo de trabas y obstáculos, incluidos el acoso maternal. Desgraciadamente el embarazo no se concibe como parte del desarrollo natural de una mujer, sino como un factor limitativo en el desarrollo profesional y productivo de la mujer.

De ese 90% de Mobbing Maternal al que se ven sometidas las mujeres se desprende que el 25% de ellas son despedidas, pero el ratio se eleva al 50% cuando la mujer pide la jornada reducida al incorporarse tras su baja de maternidad o tras los permisos por enfermedad del hijo. En otros muchos casos, sencillamente no se renueva el contrato temporal.

Pero ante este panorama, ¿Cómo pretenden algunas personas hablar de igualdad? A mi me hace mucha gracia cada vez que oigo a alguien decir que ya hemos llegado al mismo nivel que los hombres, que tenemos pleno acceso al empleo y las mismas condiciones laborales. En el fondo de todo este debate se encuentra la baja valoración social de la maternidad y de la función económica de las actividades no remuneradas de las madres.

Es una vergüenza que todavía hoy la sociedad se eche las manos a la cabeza por el bajo índice de natalidad de las familias españolas viendo cifras de mobbing  maternal tan elevadas, que hablemos de cifras tan escalofriantes, y que la única medida del gobierno español sean únicamente las ayudas de 2500 euros. La maternidad es concebida por la sociedad como la mayor alegría, pero en el mundo empresarial se concibe como la peor de las noticias.

¿Cuándo van a entender las empresas que las mujeres rendimos más cuando estamos felices y que el embarazo no es impedimento para el trabajo, sino todo lo contrario, que es una inversión?

Para intentar luchar contra esta lacra social, los expertos planean crear el Estatuto de la Madre para que las empresas apoyen la maternidad y logren establecerse medidas “reales” de conciliación para que la maternidad sea “un derecho de la mujer y un bien social”.

Parece mentira que se haga alarde de la igualdad entre hombres y mujeres y que por debajo de la mesa no se renueven los contratos de las embarazadas o se rechacen las candidaturas de las mujeres jóvenes que en el corto plazo desearán formar una familia. Es realmente indignante.

Enlaces:

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=10500&id_seccion=23

http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.20minutos.es/avatar/60975/reducido/&imgrefurl=http://www.20minutos.es/noticia/356932/0/embarazadas/mobbing/trabajo/&usg=__VZja1Mi1hhKjyPa2LCGG2NsuH5k=&h=60&w=60&sz=2&hl=es&start=55&tbnid=6b0FEu7v_mP9IM:&tbnh=60&tbnw=60&prev=/images%3Fq%3Dmobbing%2Bmaternal%26gbv%3D2%26ndsp%3D20%26hl%3Des%26sa%3DN%26start%3D40

Anuncios

  1. Totalmente de acuerdo con la compañera. Así no me extraña que siga bajando el indice de natalidad .
    Defender la salud de las mujeres durante el embarazo y la maternidad y protegerlas de la discriminación laboral es una condición indispensable para alcanzar una verdadera igualdad de oportunidades y trato para mujeres y hombres en el trabajo
    Las reformas que la Ley de Igualdad ha introducido en el Estatuto de Trabajadores ha reforzado la proteccón de las mujeres durante el embarazo, protección que las mujeres necesitamos mientras no cambie la mentalidad de los empresarios.
    Una ampliación del permiso de paternidad serviría para concienciar al empresariado que tanto hombres como mujeres tienen la obligación y el derecho de cuidar a sus hijos.

  2. Es tan triste como real, pero así es. Conozco a muchas mujeres que han perdido el empleo al enterarse la empresa en la que trabajaban que estaban embarazadas o simplemente han optado como bien comentas por no renovarlas más. Desde mi punto de vista, esto además conlleva un grave problema, y es que la mujer se desvincula del trabajo, y ya no lo hace sólo por la baja maternal, sino que suele esperar hasta la escolarización del pequeñ@ (porque económicamente ya suele estar limitada), lo que la desconecta del mundo laboral durante aproximadamente 3 años (si no vuelve a quedarse embarzada), con la dificultad que eso acarrea a la hora de reinsertarse.

    En mi opinión la única forma de solucionar esto es que las medidas ante la maternidad o paternidad fueran exactamente iguales, es decir, si una pareja tiene un bebé, les debe corresponder a ambos el mismo permiso de manera obligatoria, aunque puedan alternarlo en el tiempo. Si tenemos un permiso de 16 semanas, 8 tiene que coger la mujer y las otras 8 el hombre, aunque las alternen. Así estaremos en igualdad de condiciones ante el empleo.

  3. Tal como las compañeras anteriores, concuerdo plenamente con lo expuesto, y lamentablemente también conozco casos cercanos, creo que con esos índices de mobbing maternal es prácticamente imposible que alguna no tenga una conocida a la que le haya sucedido.
    Particularmente indignante fue el caso de una amiga, ni más ni menos que jefa de un programa municipal de ayuda a las Mujeres Jefas de Hogar (en Chile), la cual ante la llegada de un nuevo alcalde (hombre, de un partido opositor al que gobernaba anteriormente) le fue solicitado el puesto, obviamente estando ella en ese momento con el fuero pues su hijo tenía un mes de nacido (de hecho la llamaron a que se presentara a una reunión donde se lo dijeron pues estaba con su permiso), solamente la reincorporaron cuando se amenazó con informar a los medios de comunicación de lo sucedido (pues tenía además el apoyo de su equipo de trabajo y de las mujeres a las cuales había apoyado)… si eso ocurre en un sector supuestamente más “seguro” como es el público, no me cabe duda de lo que ocurre en el privado…

  4. Yo pienso que más que despido de la mujer trabajadora embaraza que ésta muy regulado y penado por la ley, así nombro por ejemplo:

    – Artículo 55.5 Estatuto de los Trabajadores (E.T), será nulo el despido que tenga alguna causa de discriminación prohibida en la Constitución o en la Ley, o se produzca una violación de los derechos fundamenteles o libertades públicas del trabajador/a.

    a) Los trabajadores/a durante el tiempo de suspensión del contrato de trabajo por maternidad, riesgo durante el embarazo o adopción o acogimiento…

    B) El de las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicia de inicio del embarazo hasta el comiezo del periodo de suspensión al que se refiere la letra A.

    Artículo 14 Constitución Española: Todos los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discrminación alguna por razón denacimiento, raza, sexo, religión o opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

    Pienso, que como hemos visto en otros Post, la mujer ocupa puestos de trabajo sobre todo temporales ” de obra y servicio” y yo creo que ésta es la razón de la que se aprovechan los empresarios cuando una mujer trabajadora se queda en estado, pues simplemente no hace falta echarla o despedirla, si no que la cosa es mucho más fácil, no se le renueva su contrato de trabajo.

  5. Es obvio que se ha avanzado en cuanto a la igualdad entre mujeres y hombres en lo referente a muchos aspectos,sin duda también en el laboral. Pero dicha igualdad jamás será eficaz si no se toman en cuenta medidas que afectan a la mayoría de las personas,hombres y mujeres. ¿Cómo vamos a conciliar vida familiar y laboral con los horarios que tienen la mayoría de las mujeres? Y coincido con las compañeras, es demencial tener más de un hijo sabiendo que el tiempo que les vas a dedicar ni va a ser de calidad, ni de cantidad. Aparte de la problemática que se le avecina a una mujer cuando no está fija en su trabajo (y aún así cuando lo está puede tener adversidades) pues sabe que peligra su estabilidad laboral, que pueden ponerla de patitas en la calle. Para evitar estas situaciones de desamparo laboral habrá que meditar y hacer cambios profundos desde la base de las empresas y consensuar horarios más flexibles e ir hacia una política de tiempos.

  6. Me encanta la idea de plantear la maternidad como un DERECHO DE LA MUJER Y UN BIEN SOCIAL.
    Cuando hablamos de igualdad los hij@s y la familia siempre aparecen como un obstaculo para que la mujer acceda a este status;
    Si bien la forma de saltar el obstaculo no es negarse a la maternidad, sino presentarlo como un derecho y bien con las prestaciones y servicios que merece como tal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s