LA IGUALDAD SALARIAL EN EUROPA Y EN ESPAÑA

1219683554449_f

La situación laboral de las mujeres ha sido estudiada y analizada en un informe elaborado por el sindicato UGT.  Este informe aporta datos referentes que demuestran que no existe la  igualdad salarial ni en  Europa  ni en  España.

En lo referente a Europa señala que el principio de remuneración igual a trabajo igual, es un principio fundamental que fue establecido por el Tratado de Roma (1957) y constituye la primera disposición jurídica comunitaria sobre la igualdad de los sexos. El Tribunal de Justicia europeo interpretó este concepto en sentido amplio, recogiendo “la igualdad de remuneración para un trabajo de igual valor“. Y esta es la definición utilizada en la legislación de 1975 y constituye uno de los principios fundamentales de la Unión Europea. A pesar de todo, las mujeres siguen ganando menos que los hombres. Esta divergencia de remuneración sigue siendo muy importante en los 27 países de la Unión Europea durante estos últimos años, y siguen siendo aún mayores las desigualdades en el sector privado que en el público. La corrección de estas diferencias es una de las prioridades de la Unión Europea en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.  Las diferencias salariales entre mujeres y hombres, basadas en el sexo, están prohibidas en toda la Unión Europea. Gracias a la legislación europea, numerosas mujeres ganaron batallas judiciales haciendo valer su derecho a un salario igual al de los hombres.

La persistencia de esta disparidad, tiene varias causas, la segregación, tanto de categorías como de sectores profesionales, las interrupciones de carrera, la clasificación y valoración de los empleos y el establecimiento de los salarios, la duración de las jornadas, las modalidades de contratación.

La Comisión Europea, publicó una Comunicación titulada, “Combatir la diferencia salarial entre mujeres y hombres”. La Comunicación tenía por objetivo examinar las causas de las diferencias salariales y proponer medios para reducirlas. La Comisión proponía mejorar el marco jurídico, animando a los empresarios y a los poderes públicos a desempeñar un papel, más importante para eliminar las desigualdades retributivas, intercambiando experiencias de buenas prácticas. La Confederación Europea de Sindicatos (CES), en junio de 2008, adoptó una resolución a propósito de esa Comunicación, y exigía medidas concretas por parte de los empresarios y de los poderes públicos. Igualmente la CES hizo un llamamiento a sus organizaciones afiliadas para intensificar sus acciones y actividades en la materia utilizando la negociación colectiva. Posteriormente el Parlamento Europeo, el 18 de noviembre de 2008, aprobó una resolución con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre la aplicación del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres. diferencias salariales también son una realidad.

En España también existen graves diferencias salariales. Las condiciones salariales  además de condicionar las carreras profesionales, inciden de manera directa en las prestaciones sociales.

 Se ha realizado la Encuesta de Estructura Salarial, con datos de 2006, y hecha pública en noviembre de 20o8, nos ofrece los siguientes datos:

El salario promedio anual femenino que fue de 16.245,17 euros, supuso un 73,7 % del masculino que se situó en 22.051,08 euros. O lo que es lo mismo las mujeres cobran por término medio un 26,3 % menos que los hombres.

En casi todas las comunidades autónomas, el salario medio de las mujeres fue entre un 20 % y un 30 % inferior al salario medio de los hombres.

Las mayores divergencias entre las ganancias de mujeres y hombres se produjeron en Aragón y Asturias y las menores en Canarias y Extremadura.

Una de las variables analizadas que permite comparaciones entre ambos sexos es el nivel de estudios. Las diferencias de salarios entre las distintas titulaciones oficiales son muy marcadas y los salarios anuales crecen de manera importante en la medida que aumenta el nivel de estudios. La diferencia por sexos, si comparamos trabajadores con titulaciones similares, es muy evidente. El salario de las mujeres fue inferior en un 30 % en todos los niveles de estudios. Llama la atención que si se analizan las diferencias por nivel de estudios (30 %), la diferencia sea superior que si analizamos las diferencias de salarios entre mujeres y hombres sin tener en cuenta esta variable (26,3 %). Esto se explica, debido a que la proporción de mujeres con nivel de estudios elevados y por tanto con mayores salarios, es superior a la de los varones. El porcentaje de mujeres trabajadoras con estudios universitarios (en el año 2006), fue de 26,8 % mientras que el porcentaje de hombres con el mismo nivel de estudios fue del 17, 2 %.

Considerando el tipo de contrato, por sexo, los hombres tuvieron un salario superior en un 25,9 % o inferior en un 20,6 % de la media anual, según fuera su contrato de duración indefinida o determinada. En las mujeres, el salario fue inferior a la media independientemente del tipo de contrato, siendo la diferencia de un 11,5 % para los contratos indefinidos y de un 33,9 % para los de duración determinada.

Si se distingue por ocupación y sexo, el patrón anterior se repite. Las ocupaciones con remuneraciones más altas y más bajas fueron las mismas tanto para hombres como para mujeres, y en el mismo orden. Como ocurre también  con las diferentes actividades económicas, en todas las ocupaciones las mujeres tuvieron un salario inferior al de los hombres.

La Encuesta de Estructura Salarial 2006, ha sido realizada de manera armonizada en toda la Unión Europea. En España han colaborado en ella 27.000 centros de trabajo y más de 235.000 asalariados.

VER MAS…

Anuncios

  1. Es cierto lo que planteas, aunque poco se haga al respecto, las mujeres ganamos menos que los hombres, y las empresasa siguen camuflando esta realidad.
    En una noticia de hace unos días se decía que la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados ha aprobado por una unanimidad solicitar al Gobierno que “intensifique e incremente” las visitas de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social a las empresas para que se evite la discriminación salarial que todavía padecen las mujeres.
    A ver si es verdad que se empiezan a tomar medidas; y si no quedemonos con el dato que aporta la compañera: El salario de las mujeres fue inferior en un 30 % en todos los niveles de estudios.

  2. Como ya he mencionado en comentarios anteriores, en España aún se piensa que los hombres son quienes sustentan la economía doméstica y que el salario de la mujer es para “caprichos” tales como vacaciones, coche nuevo, viajes, segunas viviendas.

    Trabajamos igual, incluso más y percibimos un salario inferior al de ellos, enorno a un 30%. Pero qué podemos hacer, ¿nos ponemos todas en Huelga? ó ¿qué otra medida es la adecuada para solucionar esta situación?

  3. Es denigrante ver las cifras y la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Vivimos en un país donde todavía se considera al hombre el cabeza de familia, es decir, se supone que es el que mantiene la casa con su sueldo.
    Si la mujer trabaja su sueldo sólo sería para complementar al del hombre, esto es una verdadera vergueza no podemos fomentar la independencia de las mujeres y la igualdad si a día de hoy cobramos menos y tenemos menos acceso al mercado de trabajo y si accedemos nuestros empleos son precarios.
    Debemos denunciar estas inusticias y hacer uso de nuestros derechos porque así con el trabajo de todas conseguiremos lograr un futuro más igualitario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s