TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO DE LAS MUJERES

frontpage2 

 

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, cree que la crisis  económica mundial creará nuevos obstáculos en el camino hacia el crecimiento sostenible y socialmente equitativo, y hará aún más difícil el trabajo decente para las mujeres. También hace una llamada a todos los países  para generar “soluciones creativas” que aborden la brecha de género.

El informe Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres señala que de las 3.000 millones de personas empleadas en el mundo en 2008, 1.200 millones son mujeres (40,4 por ciento). Y agrega que, en 2009, la tasa de desempleo mundial de las mujeres podría aumentar hasta 7,4 por ciento, comparada con 7,0 por ciento la de los hombres. Las proyecciones para 2009 muestran un deterioro de los mercados laborales a nivel mundial, tanto para mujeres como para hombres. La OIT estima que la tasa de desempleo mundial podría aumentar y registrar entre 6,3 y 7,1 por ciento este año. La tasa de desempleo femenino aumentaría a entre 6,5 y 7,4 por ciento (comparado con entre 6,1 y 7,0 por ciento para los hombres). En números absolutos, se habla de un aumento de entre 24 y 52 millones de personas desempleadas en el mundo, de las cuales entre 10 y 22 millones serían mujeres.

Efectos en América Latina y el Caribe :En el caso de la región, de acuerdo a las estadísticas del informe Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres, llama la atención la distancia en materia de desempleo (3.5 puntos porcentuales) que existe actualmente entre hombres y mujeres: 5.8% para los primeros, contra un 9.3% para ellas. Así, América Latina y el Caribe se ubica entre las regiones del mundo con mayor brecha entre ambos grupos. A nivel mundial, la distancia promedio es bastante menor: 5,9% para los hombres y 6,3% para las mujeres.

La crisis  está provocando un aumento del desempleo pero es posible que la brecha entre hombres y mujeres disminuya. “Lo que hemos visto en situaciones críticas pasadas, es que la brecha de desempleo abierto entre hombres y mujeres tiende a disminuir. Ello, por varios factores: porque hay mujeres que se ‘retiran’ de la fuerza de trabajo (a la espera de mejores oportunidades laborales) y ante la falta de oportunidades laborales son menos las mujeres que ingresan buscando suplir las carencias familiares. Por otra parte, si bien las áreas de servicio, donde hay una fuerte presencia de mujeres, se verán afectadas; también lo estarán sectores especialmente masculinos, como la construcción y la industria según los datos de la OIT.

El informe Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres da cuenta también de un fenómeno que se ha mantenido constante en América Latina y el Caribe: el aumento en la tasa de participación laboral de las mujeres. Mientras en 1998, ésta era de 44,2%, para 2008 llega a 52,6% (y 81,9% para los hombres).

“En períodos de crisis tienden a aumentar las inequidades, el empleo informal y la desprotección social especialmente entre mujeres de sectores pobres. Los gobiernos de la región están haciendo importantes esfuerzos para evitar la pérdida de trabajo remunerado y generar las condiciones para que las mujeres conserven sus empleos y el poder adquisitivo de sus salarios”.Según la OIT.

De acuerdo a experiencias de crisis económicas pasadas, estos procesos no los viven igual hombres y mujeres, pues a estas últimas tienden a afectarlas una serie de variables (sociales, culturales, económicas) que pueden generar una mayor profundización de las desigualdades de género, un tema central de preocupación de la OIT, que este año lleva adelante la campaña mundial “La igualdad de género en el corazón del trabajo decente”. http://www.ilo.org/gender/Events/Campaign2008-2009/lang–es/index.htm

Las consecuencias de la crisis, además, deben analizarse a la luz de una serie de cambios que se han registrado en los países de América Latina y el Caribe y que, en materia de políticas, debiesen implicar nuevos desafíos. Por ejemplo, que cada vez más hay una mayor proporción de hogares biparentales en que ambos miembros de la pareja trabajan. O que, en algunos países, la proporción de jefas de hogar es altísima. De hecho, a nivel regional, el promedio es de 30%.

La Organización Internacional del Trabajo piensa que la  igualdad de género debería ser un principio fundamental en cualquier respuesta política, ya que los efectos de la crisis económica y financiera superan el ámbito de las mujeres en el mundo del trabajo y tienen un impacto en la estabilidad general de la sociedad, considerando los diversos papeles que las mujeres desempeñan.

En  declaraciones, la OIT dijo que    “La desigualdad de género en el mundo del trabajo está entre nosotros desde hace tiempo, pero es probable que se acentúe como consecuencia de la crisis. En tiempos de turbulencia económica, las mujeres con frecuencia experimentan las consecuencias negativas con mayor rapidez y se benefician de la recuperación más lentamente. Y ya antes de la crisis la mayoría de las trabajadoras eran parte la economía informal, con ingresos más bajos y menor protección social” y cita un número de medidas políticas que podrían ayudar a equilibrar el peso que cargan las mujeres y enfrentar el impacto de la globalización, como por ejemplo: empleos sostenibles y de calidad tanto para hombres como mujeres, una protección social más amplia, incluyendo beneficios de desempleo y sistemas de seguro que reconozcan la posición vulnerable de las mujeres en el mercado del trabajo, y un diálogo social que incluya de manera activa a las mujeres en los procesos de toma de decisiones.

Informe “Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres”, por favor contacte el Departamento de Comunicación de la OIT communication@ilo.org

 INFORME http://www.ilo.org/global/About_the_ILO/Media_and_public_information/Press_releases/lang–en/docName–WCMS_103456/index.htm  (Disponible en inglés)

 VER VIDEO…       “MUJER, EMPLEO Y EMPRESAS”     http://www.youtube.com/watch?v=Yrc0IBHfs1s&hl=es

Anuncios

  1. De los datos que aportas, me llama muchísimo la atención esa diferencia de 3.5 puntos en tasa de desempleo en América Latina y el Caribe entre mujeres y hombres, cuando además (y también lo expones en el post) se trata de una extensa región del mundo en donde el porcentaje de “jefas del hogar” es muy alto. Eso se traduce en que habrá muchísimos hogares en el que los ingresos sean muy bajos (obtenidos a base de economía sumergida) o prácticamente nulos.

    Estoy de acuerdo en que cuando sobrevienen las crisis, los más afectados son los que se encuentran en una situación más precaria en el mercado laboral, en este caso las mujeres. Incluso en España, donde la crisis ha atacado fuertemente al sector de la construcción y por tanto en principio más a los hombres, inmediatamente se ha producido el efecto dominó afectando a otros sectores más feminizados, como el de servicios.

  2. Visto la situación economica a nivel mundial que estamos viviendo, una vez mas somos las mujeres el colectivo mas desfavorecido ante la crisis.
    Resulta escalofriantes ver los datos en los paises desarrollados, y como a pesar de los mismos, los fondos destinados a las politicas de igualdad son cada vez mas reducidos.
    ¿Es posible mejorar la productividad y la competitividad global manteniendo las diferencias de género y la desigualdad social que no permite el acceso y las oportunidades de educación y de empleo del conjunto de la población?
    ¿sin reconocer el esfuerzo de las mujeres tanto en su rol reproductivo como en la producción se puede esperar un funcionamiento económico satisfactorio y mejoras en el bienestar general?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s