Te dejo la herencia de nuestros prejuicios.

Hoy, 19 de Mayo de 2009 escribo este post tras haber visto en un telediario una noticia que ha llamado mi atención. Concretamente en la edición de mediodía se ha publicado como noticia los resultados sobre un estudio realizado a jóvenes entre 10 y 15 años en referencia a la percepción de éstos sobre la forma de conducir de los adultos, y más concretamente de sus padres.

Mi atención se agudiza entorno a la noticia cuando se dice en ella que “los jóvenes repiten los mismos prejuicios que los adultos” y cito literal. Estos prejuicios a los que se refiere es que la mayoría de los jóvenes apuntan a que las mujeres (es decir, sus madres) conducen peor que los hombres. Además comentan que las mujeres somos más lentas, cambiamos las marchas de forma brusca y estamos atentas a “otras cosas” en vez de a la conducción.

Contra esto la noticia no habla de nada más. Y de ahí mi atención y también mi indignación. Es decir, se pone de manifiesto una persistencia de estereotipos en cuanto a la conducción en nuestros jóvenes que repercute de forma negativa a las mujeres, y lejos siquiera de hacer hincapié en ello se limitan a envolverlo como resultados de un estudio que no conlleva consecuencia alguna.

HERENCIANo sé exactamente cuál es el estudio al que hace mención la noticia ni quien la lleva a cabo, pero supongo que este tipo de resultados será recogido por las empresas que se dedican a la venta de vehículos y que llevará a fabricar y ofrecernos vehículos disgregados por género. Os pongo un ejemplo, “un coche para chicas, pequeño, fiable, seguro, fácil de manejar y estéticamente perfecto: lo que ellas necesitan” o “un coche para verdaderos hombres, con 30000 caballos de potencia, poco consumo, máximo confort, y de diseño italiano o alemán, con el prestigio y el poder de quién lo conduce“. Son ejemplos inventados y tal vez exagerados, pero creo que tampoco distan mucho de la realidad publicitaria que nos ofrecen hoy los medios.

Dicho estudio puede revelar muchas más cosas de las que en simple apariencia definía esa noticia. Refleja los pensamientos que se han transmitido a los jóvenes, de las diferencias entre hombres y mujeres, que aunque se estudie un aspecto concreto debería indagarse si es fruto de una concepción general sobre las mujeres y su posición respecto a los hombres.

Y lejos de ser catastrofista podríamos decir que una concepción sobre la mayor “inutilidad” de las mujeres para conducir que los hombres puede dar lugar a que las mujeres se retraigan a la hora de obtener el carnet de conducir, pues su autoestima se encuentre mermada en ese aspecto; lo cual puede dar lugar a su vez a un mayor uso del transporte público de las mujeres, lo que a su vez derivaría en un mayor tiempo para llegar al trabajo, restando tiempo libre a las mujeres y dificulando aún más la conciliación laboral. Sé que también es algo exagerada y rebuscada la vorágine de consecuencias que he presentado pero sólo quería ejemplificar que un concepto, una creencia tiene una serie de consecuencias y rigen nuestras conductas hacia un forma u otra.

Es por tanto, que expongo la noticia que he visto hoy, porque no podemos quedarnos en los resultados de un estudio como anecdóticos, sin indagar las consecuencias de los mismos y tomarlos como base de futuras investigaciones. Además, también quería poner de manifiesto cómo ciertas creencias y actitudes que parecen ser inherentes a la sociedad y carentes de efectos sobre las desigualdades sociales en realidad suponen la base de determinadas prácticas que debemos poner de manifiesto y hacer visibles.

Anuncios

Un Comentario

  1. Yo tambien me he quedado helada oyendo los comentarios, eso es lo que opinan los hijos. Que ahora despues hablaré de ellos.

    Antes que nada dejar constancia de algo mucho mas relevante LAS COMPAÑIAS DE SEGUROS tienen estudios y datos estadísticos sobre la siniestralidad de las mujeres, también la Dirección General de Tráfico hace uso de esa información, real, certera, fiable, y no arbitraria como los comentarios “que oyen los hijos”.

    Por más que digan las mujeres son más prudentes, y ocasionan daños de menor cuantía, y al hablar de cuantía económica hablamos de muertos en accidentes de tráfico, por lo tanto, lo de hoy ha quedado resumido al final, es decir, lo normal es que el coche lo utilice papá, y para mamá el viejo, total para ir al super le sobra, claro utiliza un vehículo destrozado por el hombre al que cuesta meter las marchas, entre otras cosas.

    Los hijos dicen lo que oyen y lo que ven, las mamás no se compran un supercoche, como tu dices, somos sensatas, para que 30000 caballos de potencia, si te multan a más de 120 km/h, eso es cosa de hombres, presumir del coche ante los amigos, es una de las cosas que no se presta, el coche, la pluma y la mujer.

    Estoy enfadada, indignada y ofendida, como es posible que en las NOTICIAS se diga lo que piensan los hijos sobre como conducen los padres y las madres, y no se les informe primero que los ESTUDIOS dicen que las mujeres reciben una bonificación en los seguros, y son utilizadas por los hombres para hacer el seguro del coche, él figura como segundo conductor, y asi pagar menos. No se les dice a esos jóvenes que sus padres utilizan a sus madres (esas que lo hacen tan mal) para ahorrarse unos o bastantes euros según los casos.

    Terrible como se puede manipular la información, y mostrar una realidad diferente según el cristal con que se mira.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s