El trabajo del ama de casa valorado en 87.865 euros anuales

Os dejo un artículo encontrado hoy, creo que interesante. “no es obra mia, solo el cortar y pegar”

Amas de casa: la controvertida lucha por conseguir una cotización social Un informe elaborado en EEUU fija el valor del trabajo del hogar en 87.865 euros anuales. El ministerio español de Trabajo, en 8.400. No quieren sueldo, sólo reconocimiento y derechos. 28-05-2009 –

Son psicólogas a tiempo completo. Limpiadoras, zurcidoras y educadoras reducidas a un simple género en la mayor parte de las ocasiones. Y así hasta más de 40 ocupaciones reconocidas por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu). Estas mujeres, y algunos hombres valientes, son los auténticos pilares de nuestra sociedad y, a cambio, “no tienen ningún tipo de remuneración, salvo el amor”, indica Isabel Ávila, presidenta de la citada organización. No es poco, pero como el cariño —en el caso de que la afortunada lo reciba— es bastante complicado de cuantificar, el colectivo de amas de casa tiene un serio problema económico. Derechos por dinero

“Nadie se va a poner nunca de acuerdo sobre un sueldo base”, señala Ávila.El limbo salarial en que se encuentran las amas de casa comprende un abanico de reivindicaciones que va desde los 8.400 euros anuales hasta los 87.865. La cifra más modesta corresponde, evidentemente, a los gestores del fisco. Gemma, una ecuatoriana a las puertas del Inem, se conformaría: “No está mal, sobre todo porque ahora no hay nada”.

El ministerio de Trabajo calcula en una cifra no inferior a 600 euros mensuales una jornada laboral próxima a las 14 horas. Precisamente, un informe recogido en la Encuesta de Hábitos Americanos (ATUS por sus siglas en inglés) y disponible en la web especializada Salary.comaplica una tarifa de 16 euros a cada una de las 5.475 horas trabajadas cada año, obteniendo una remuneración total de 87.865 euros, 5.000 menos que en el caso de un hombre ante idéntica jornada.

Pese a la evidente necesidad de un sueldo justo, la batalla de las amas de casa se libra en otros páramos, conscientes de la inferioridad (no moral) de su posición. “A finales de los 80, un estudio de Ceaccu daba al trabajo en el hogar un valor de entre 150.000 y 210.000 pesetas de entonces”, recuerda Ávila, quien reconoce que “ahora no pedimos un salario, sólo pedimos que se modifique la ley para que las amas de casa coticen por una jornada interminable, sin fines de semana ni vacaciones”.

En la actualidad, hay unos cuatro millones de mujeres dedicadas en exclusiva a las faenas domésticas, una cifra que, sorprendentemente, no se ha reducido en los últimos años, los del cambio social y del modelo familiar. Aunque una cantidad importante de las llamadas mujeres todoterreno fallecen cada año tras un servicio fiel que no admite jubilaciones, el colectivo se nutre notablemente de sus compañeras trabajadoras. “Todos los años, muchas mujeres se ven obligadas a dejar su profesión para cuidar de sus hijos, padres… “, indica Ávila.

Así las cosas, las asociaciones de amas de casa se quejan de que nadie se ha dirigido a ellas para nada. Rechazan por igual las políticas relacionadas de PP y PSOE. La última protesta tiene como objetivo la ayuda de 100 euros que el Gobierno otorga por cada recién nacido. El insignificante e inofensivo billete ha devenido en un machete capaz de herir orgullos, ya que el Estado sólo paga por parto a las mujeres fiscalmente apreciables.

Tampoco hay que olvidar que la consolidada pensión de viudedad está justificada en la supervivencia de un colectivo marginado. Así lo considera Pablo, un albañil de 51 años que se ha visto obligado a ejercer de señor del hogar por el paro. “Es muy duro, te lo digo yo que he currado en el andamio. El problema es la falta de tiempo, que no te puedes poner con tu cerveza a ver la televisión porque tienes que hacer la cena”, señala. Bibiana al horizonte

El futuro no se presenta más soleado. Ni siquiera con la particular representación de la mujer que ejerce Bibiana Aído. “Igualdad no se ha dirigido a nosotras, parece que hablar de ama de casa es hablar de una figura demodé, es políticamente incorrecto, la gente se avergüenza al decir que es ama de casa. Pues hacemos un trabajo, y si éste no está retribuido, estamos hablando de esclavitud”, sentencia Ávila. No obstante, si la moral es la mayor de las fuerzas, ¿por qué no se hace nada? ¿Es imposible? El profesor del IESE Antonio Argandoña, duda poco: “¡Claro que se puede hacer! Pero, ¿de dónde sacamos el dinero? Quien va a pagar el sueldo del ama de casa es su marido, a quien van a subir los impuestos. Y mientras sea esa la redistribución de la renta… Imagine el soltero que paga y aún así tiene que plancharse la ropa. No se crea un euro nuevo, las mujeres no van a producir más por ganar un sueldo”, señala. “Además, no se incita al trabajo, porque es comprensible que estén en casa con el hijo pequeño, pero con 20 años… Tendría un coste administrativo brutal, porque tendrían que demostrar que no hacen ningún trabajo fuera de casa”, concluye. Testimonios Cecilia, ama de casa: “Lo merecemos: somos personas y trabajamos”

Cecilia es ama de casa y emigrante paraguaya. Dedica buena parte de su tiempo a pasear en el carrito a su pequeño Íñigo. “Es imprescindible que las amas de casa tengamos un sueldo ya”, afirma, “porque también nos merecemos, como seres humanos que somos y trabajamos, tener un sueldito aunque sea pequeño”. En lo referente al establecimiento de una cantidad no vacila demasiado: “¿Qué con cuánto dinero me conformaría? Pues con un mínimo de 900 euros al mes, ¡qué menos!”. Asegura conocer el informe de la ATUS, que cifra el valor del trabajo del hogar en 87.865 euros al año, y ríe sólo de pensarlo: “Es imposible. Pero, aunque a mí me ayudan con las faenas de la casa, no nos vendría nada mal un sueldo extra o una ayuda, que trabajamos mucho”.

Palmira, ama de casa: “Me ayudan poco, pero soy feliz con mi familia” Palmira tiene 50 años y ha sido ama de casa toda su vida. En su día, tuvo que abandonar sus estudios para formar una familia, “la ilusión de mi vida”, reconoce. Sin embargo, tanto sus dos hijos como su marido se acostumbraron pronto a su rol de mujer todoterreno. “Me ayudan muy poco, la verdad”, indica, “aunque yo soy feliz siendo de ayuda a mi familia”, concluye. En cuanto a la idea de establecer un salario para las trabajadoras del hogar, Palmira opina: “Me parece perfecto que alguien piense en reconocer el inmenso trabajo que tenemos, de sol a sol, sin horarios, sin fines de semana, sin vacaciones…” Incluso, va más allá: “87.865 euros al año para lo que hacemos las amas de casa me parece poco, porque estamos siempre dispuestas para todo”. Gemma, ama de casa: “Yo me conformaría con unos 800 euros al mes”

Gemma nació en Ecuador y desde que tiene uso de razón recuerda ser ama de casa. “Es un trabajo muy importante para la sociedad, porque alguien tiene que hacer las tareas del hogar”, señala. En lo referente a la posibilidad de establecer un salario para las trabajadoras del hogar, lo tiene claro: “Por supuesto que es necesario que alguien valore un trabajo que se hace en las casas y que en el caso de que tengas que contratar, cuesta un dinero importante”. Sin embargo, al ser preguntada sobre la estimación del ATUS (valoración de las tareas del hogar en unos 87.865 euros anuales), señala que “es demasiado” y que ella se conformaría “con unos 600 euros”, así que no se ve tan alejada de la valoración que hace el ministerio español de Trabajo. “Será porque ahora mismo no hay nada”, concluye.

Luis, kioskero: “El dinero del paro, para los amos y amas de casa” Luis ve en la posibilidad de remunerar a las empleadas del hogar una oportunidad única para reducir drásticamente los datos del paro. “Habría que pagar un sueldo a las amas de casa, pero también a los amos de casa”, puntualiza, “porque yo hago unas lentejas, unas judías, unos garbanzos… Todo. Lo que sea”, para continuar con la exposición de su teoría: “Como digo yo, el paro lo quitamos en dos días. No sé si sería o no una buena solución. Pero lo que tendríamos que hacer es cortar el paro, de forma que la gente que está cobrando el paro se queda sin cobrarlo y ese dinero se lo damos a las personas que están cuidando todo el día de sus hijos. Es una buena solución”. Y finaliza alarmado: “¿87.865 euros? Yo dejo el kiosco y me voy de empleado del hogar por ese dinero. Es algo excesivo”.

Carmen, gerente: “Aunque el marido ayude en casa, no es lo mismo” Carmen, de 45 años, es gerente de una asociación juvenil y, como tantas otras, tiene que enfrentarse a sus labores al finalizar el trabajo. “Cuando llegas después de tu jornada te esperan las faenas, y hay gente que se puede permitir el lujo de contratar a alguien, pero otra no podemos. Y luego el marido, pues sí, echa una mano, pero no es lo mismo”. También se muestra sincera y solidaria con las amas de casa: “Yo pienso que deberían cobrar, porque es un trabajo muy importante para que la familia salga adelante”, un apoyo con cabeza: “Tendría que pensarlo, pero lo de los 87.865 euros no me parece muy justo. Aunque el ama de casa no tiene horario, desde que se levanta hasta que se acuesta está trabajando, y si el niño llora, también hay que levantarse, son 24 horas”. Ruth, mujer trabajadora. “Como mujer, creo que deberían dar más ayudas”

Ruth es mujer trabajadora. Lleva, junto a su padre, el negocio familiar. Pese a ser compañeros, reconoce que su progenitor —y jefe— “no hace mucho en la casa cuando vuelve del trabajo. Todo el peso lo lleva mi madre”. En lo referente a la posibilidad de establecer un salario para las amas de casa, también lo tiene claro, al igual que casi todos los encuestados: “Sí, claro que estoy de acuerdo”. Y, sin embargo bromea cuando la cifra mágica, la de los 87.865 euros anuales por empleada del hogar, llega hasta sus oídos: “Con esas cantidades qué voy a decir, que como mujer me parece bastante bien y que deberían ofrecer más ayudas”. Sonríe y muestra toda su solidaridad con su madre, aunque confía en que su padre se aplique un poco más en las tareas caseras al llegar del trabajo. Eduardo, comercial: “Se trata de un trabajo que no tiene que ser pagado”

Eduardo lo tiene muy claro y su respuesta es tan segura como secante: “No se debe pagar el trabajo de las amas de casa. Rotundamente, no”. Conforme avanza la conversación, elabora una teoría muy interesante: “Las tareas del hogar no pueden ser remuneradas porque deben ser compartidas entre los miembros de la casa. No se puede cargar a una persona con todo el trabajo”. Sin embargo, en su pensamiento deja fuera a los cuatro millones de personas que se dedican exclusividad a las faenas de la casa. “Es imposible que haya gente que se dedique en exclusiva a ser ama de casa teniendo una hipoteca. Hoy en día, con los tiempos que corren, si tienes una hipoteca, los dos miembros de la pareja tienen que trabajar fuera de casa. Si no, no hay manera”, concluye totalmente convencido. Coral, auxiliar de vuelo: “87.865 euros al año es una cantidad exagerada”

Coral es auxiliar de vuelo, trabaja en el aire. Sin embargo, muestra su completa solidaridad con aquéllas que tienen su oficio entre cuatro paredes: “Claro que estoy de acuerdo en que las amas de casa tengan un salario por su trabajo”. En cuanto al informe hecho público por la ATUS, considera el supuesto salario del informe, de 87.865 euros, “un poquito exagerado. Será por la cantidad interminable de horas que se dedican a ello, o tal vez es que se han tenido en cuenta algunos trabajos cualificados, como profesionales”, se responde a su asombro. “Ahora, que se tenga que reconocer económicamente el trabajo que realizan, y que al menos tengan derecho a una pensión y a una baja, por supuesto que sí, pero esa cantidad que comentas está muy abultada”, finaliza.

Luis Rivas

La Gaceta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s