¿Qué nos demanda la crisis mundial a gritos?

La crisis económica nos solicita a  gritos no sólo una trasformación de nuestra economía de mercado sino también de nuestros modelos sociales. Nuestros sistemas económicos han buscado el mayor beneficio de la forma más rápida posible y sin una estrategia responsable. Se han basado en una competencia feroz como arma indispensable para la subsistencia y han creado bienes que necesariamente hay que vender a cualquier precio abaratando no sólo los salarios sino las condiciones del empleo a gran escala. Sólo así es posible ofrecer productos “baratos” que estén al alcance de una gran mayoría y que sigan haciendo rodar la maquinaria del consumismo.

Pero es en el mercado de trabajo, para muchos de nosotros, donde a través de nuestro esfuerzo conseguimos una protección social y sanitaria y colaboramos a que los demás puedan también disfrutar de ella y más tarde accedemos gracias a haber participado en él al sistema de pensiones. Es a través de nuestro trabajo también que adquirimos valores intangibles pero tan importantes en nuestras sociedades como la autoestima (pensemos en cómo nos afecta no tener empleo), establecemos contactos que nos permiten encontrar nuevos empleos, quizá mejores o más adecuados a nuestras expectativas,  o incluso hacemos amistades, es en el trabajo también donde podemos realizarnos profesionalmente si nos va bien y adquirimos también una mejor clase social.

Desgraciadamente somos testigos hoy de sufrir una crisis de irresponsabilidad social, de un sistema que nos permitía vender y comprar bienes inmuebles por un valor 5 veces superior al que tenían, el que permite el fraude,  la especulación sin control y fomenta el empleo sin contrato. Y el castillo de naipes tenía que caer tarde o temprano porque no se puede pretender ganar a largo plazo sin invertir en valores seguros.

Por eso es ahora cuando las empresas deben implementar o reconsiderar cuáles son sus objetivos sociales. Necesitamos empresas que crean que la responsabilidad social no es sólo una estrategia de marketing, que sean responsables con sus trabajadores y los traten de una forma justa (salarios adecuados, horario flexible, conciliación familiar, formación etc.),  que estén comprometidas socialmente para la mejora de la sociedad desde una búsqueda de la igualdad a todos los niveles (género, raza, nacionalidad etc.), que inviertan en innovación y que sean respetuosas con el medioambiente.

Soy optimista y estoy convencida de que serán estas empresas las que sortearán la crisis y contribuirán a que alcancemos un desarrollo económico y social sostenible a largo plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s