Mujer marroquí temporera y madre

     Buscando información sobre la mujer en la provincia de Huelva, me he encontrado con un texto que me ha parecido muy interesante remitiros, para que nos demos cuenta de la enorme mentira que nos quieren vender los empresarios en relación con sus campañas de contratación en origen.

http://www.freshplaza.es/news_detail.asp?id=10180

    Este comentario nos hace ver la realidad desde los ojos del empresario, y nos la vende del hermoso color de las fresas.  Sin embargo, esto no es así, y sólo tenemos que bucear un poco para darnos cuenta de que esta no es más que una imagen  que quieren proyectar a la sociedad  y que la contratación en sí de estas mujeres ya es un teatro orquestado para que las “marionetas” traidas de Marruecos hagan lo que el empresario quiere y cuando él quiere.  Estas mujeres, vienen con la esperanza puesta en ganar dinero para sus familias, y con esta necesidad juega la empresa. Podemos ver esto más claramente en otro artículo “menos rosa” que merece ser comparado con el anterior.

http://www.moviments.net/maite/AlfaBeta/tag/laboral/page/2/

   Una vez vistas las dos perspectivas y comparadas, a modo de reflexión personal señalo que las acciones que estos empresarios realizan para obtener un alto rendimiento en sus campañas y acabar con éxito la temporada de la fresa, no son más que una muestra más del enorme peso del patriarcado sobre toda la realidad social que nos rodea. En esta ocasión se utiliza la maternidad como forma de control sobre estas mujeres, y esto me lleva a plantearme si los temporeros que no acabaron la campaña en años anteriores tenian hijos o no,  y si los tenian, como seguramente fue;  ¿Porque en el hombre la paternidad no es un mecanismo de control efectivo?   La respuesta a esta pregunta está en la construcción del género femenino en todas las culturas, vista la mujer como la “cuidadora”, el vivir por el otro es algo típicamente femenino que ha interesado al patriarcado crear, como modo de perpetuar el poder masculino. Y me lleva esto a encauzar estas ideas con el ecofeminismo, y a acercarme a esta teoría que se construye sobre la base de que el patriarcado a utilizado a la naturaleza, ha explotado los recursos naturales de igual modo que ha hecho con la mujer, y esto, visto desde mis ojos, sólo  es un ejemplo más de esta forma de dominación masculina.

Anuncios

Un Comentario

  1. Cuántas veces he ido por la carretera y he visto en los campos de fresas, naranjas,… o cualquier otro fruto de temporada a mujeres con pañuelos, mujeres de color y procedentes de países del Este trabajando duramente, o andando por los arcenes de la carretera, dirigiéndose hacia los campos donde viven.

    En este caso las trabajadoras más favorecidas y con más derechos en estas campañas, son las procedentes de los países del Este, como son Rumanía, Polonia,… pues su gobierno tiene pactado una serie de convenios de trabajo con nuestro país, en el que los empresarios obtienen una serie de beneficios al contratar mujeres durante la época de recolección. Por lo que viajan a España en estas fechas señaladas y realizan los trabajos de la agricultura. Me acuerdo de los comienzos de este fenómeno en los que empezábamos a ver a un grupo grande de mujeres que hablaban en otro idioma, y con un color más claro de piel y de pelo; que no sabíamos muy bien para qué, ni con qué intenciones venían a nuestro país. Los comentarios de la población eran varios, pero no voy a centrarme en los tópicos que hay sobre las llamadas “polacas”.

    Hablando de las menos favorecidas, como son las mujeres procedentes de África, lo que ocurre es que lo empresarios se aprovechan de la situación de desamparo y desesperación en la que vienen estas inmigrantes por encontrar una vida mejor, en la que puedan aumentar sus recursos económicos y poder mantener a sus familias en sus países o en nuestro país. Los empresarios se sirven de esto, pues al vivir en esas condiciones, no pueden negarse a un trabajo, aunque las circunstancias sean penosas, no pueden negarse a trabajar más horas de las legalmente aprobadas y no pueden negarse a obtener un salario menor.

    Para poder solucionar estás situaciones de desigualdad hacía las mujeres y de explotación laboral, debemos denunciar cualquier incidencia de la que seamos testigos, pues solo así podremos acabar con esos empresarios que no tienen dignidad humana y solo piensan en enriquecerse a consta de las/os inmigrantes que no se oponen a sus órdenes por miedo a perder sus trabajos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s