MUJER Y DESARROLLO

Si analizáramos el desarrollo global que estamos  viviendo hoy en día, la primera diferencia que nos  encontraremos es el género. De este modo las  principales perdedoras somos las mujeres y aún más  si hablamos de los países pobres. La condición de ser  mujer en el contexto patriarcal implica en el sistema  económico una subordinación doble. Pero se sabe que las mujeres somos las que aportamos las principales contribuciones al desarrollo, desde dos esferas elementales, una la reproductiva y la otra la productiva. Sin embargo, las políticas económicas y comerciales tienen impactos diferenciados sobre los hombres y las mujeres. Por ejemplo: el trabajo reproductivo es una construcción social que varía a lo largo de la historia y en todos los casos se trata de trabajo no remunerado.

En la mayoría de los estudios sobre desarrollo o proyectos y programas, aun cuando el trabajo y los ingresos de las mujeres resultan indispensables para la supervivencia familiar, sólo se reconoce el rol reproductivo de las mujeres como contribución a la sociedad. Aún hoy las actividades que realizan las mujeres continúan ocultas. De este modo no se está tomando en cuenta  la influencia que ejerce el género cuando de habla de un desarrollo total en las relaciones de producción. A pesar de ser, esencial, el lugar que ocupa la mujer para comprender el desarrollo en todas y cada una de sus dimensiones. Puesto que cuando hablamos de desarrollo  nos referimos a formas de organizar la producción y el trabajo.

En los países pobres muchas mujeres se enfrentan a  situaciones de pobreza o de precariedad, y  tienen la  necesidad de asegurar unos ingresos para la  supervivencia de sus familias. A pesar de tener unas  condiciones de trabajo difíciles como horarios inadaptados, trabajos muy fatigosos, sueldos inferiores por su género…Frente a esta situación, continúan luchando utilizan sus diferentes conocimientos y desarrollan nuevas competencias empleando toda su energía y sus fuerzas. Son las mujeres con su máxima implicación en la economía, las que buscan soluciones. Su aportación es aún insuficientemente visible y muy poco reconocida. Pero con su trabajo actúan verdaderamente como agente de transformación social y política en el desarrollo de sus países. Estas mujeres se han convertido en el motor del desarrollo y del progreso. Son la clave del cambio para muchos países empobrecidos. En sus manos está la alimentación y la educación de sus hijos.

En la lucha contra la pobreza se ha puesto de manifiesto el papel fundamental que desempeñan las mujeres en el desarrollo económico y social. En el mundo en desarrollo, por ejemplo, entre el 50% y el 80% de la producción, la elaboración y la comercialización de alimentos corre a cargo de las mujeres, así como el 70% de las pequeñas empresas. En sus iniciativas de erradicación de la pobreza, las Naciones Unidas proporcionan apoyo a la habilitación de la mujer y a su disfrute de los derechos humanos por medio de actividades de asistencia para el desarrollo. (Fuente: ABC de las Naciones Unidas, Número .00.I.21)

El reconocimiento de su papel en la construcción de  otros modelos de desarrollo es un desafío  importante. La contribución de las mujeres al  desarrollo y a una sociedad más justa y más  igualitaria debería permitir una economía  responsable, plural y solidaria. Pero aún hoy como afirmó Fernandez- kelly (1991) “las estrategias de desarrollo capitalista a nivel mundial han tenido efectos altamente diferenciados entre hombres y mujeres”.

Los programas de ajuste estructural aplicados por los gobiernos incluyen la liberalización del comercio y de las inversiones.  Con recortes en las políticas sociales del Estado. Estos programas, sin embargo, no son neutrales en términos de género, pues uno de sus principales sesgos es la transferencia de los costos estatales a la economía reproductiva y al trabajo no remunerado de las mujeres.

Pero aún sabiendo esto, no podemos olvidar que el desarrollo económico procede de la suma de mujeres y hombres que se convierten en el motor de la sociedad. “Es indudable que para seguir dando pasos en la senda de la igualdad hay que facilitar la autonomía personal y económica de las mujeres. Por ello se acuerda promover proyectos específicos de apoyo empresarial, que incidan en los pequeñas proyectos económicos, y apoyar a las emprendedoras para que puedan desarrollar actividades empresariales de principio a fin”. (Declaración de Maputo, mujeres africanas y españolas 2006)

Los cambios en la división sexual del trabajo y en la estructura familiar, ponen en evidencia que el modelo de hogar sostenido por un único proveedor varón ha continuado resquebrajándose y que hoy en día sólo representa a una minoría de los hogares. Sin embargo, una madre trabajadora, continúa siendo omitida en el diseño de políticas destinadas a la familia, y los apoyos institucionales son escasos.

La entrada de las mujeres en la vida laboral genera  riqueza y tiene efectos inducidos en la creación de  empleo. Aunque sus salarios sean inferiores por término medio en un 28% al de los hombres, sus ingresos adicionales les permiten liberarse y, a su vez, subcontratar una parte de sus tareas domésticas. Por lo tanto, se convierten en una demanda solvente de productos y servicios, y en proveedores de empleo. Además, la mayor participación de las mujeres en la vida activa se traduce por una ampliación y un enriquecimiento de la oferta de mano de obra cualificada. En la actualidad, el 75% de las trabajadoras tienen estudios secundarios o superiores, frente al 67% de los hombres. #mce_temp_url#

Para finalizar, haré eco de los últimos estudios sobre productividad en los que recomiendan la promoción de las mujeres para la dirección empresarial. Parece que las habilidades “femeninas” son más rentables para los modernos sistemas productivos: trabajo en red, en grupo, solidario, abierto. El actual Gobierno noruego obliga ya a que haya por lo menos dos mujeres en todos los consejos de dirección y aquí mismo, en España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores recomienda más mujeres en los consejos de administración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s