¿La Bella Y La Bestia?

Pues bien, este clásico de Walt Disney del año 1991, tuvo seis nominaciones a los premios Oscars, de los cuales se llevaría dos: Mejor Música Original y Mejor Canción. Fue la primera película de animación que optó al Oscar en la categoría de Mejor Película.  Y además recibió 3 Globos de oro y 2 Grammys.

Siendo así, que para muchos y muchas es su película favorita de Walt Disney, caló bien hondo en millones de espectadores y espectadoras de muchos países. Pero a pesar de que enamoró a muchos espectadores, esconde estereotipos sexistas que describiremos a continuación.

La Bella y la Bestia consta de unos 26 personajes, de los cuales 18 son masculinos y femeninos son 8, es decir, parte ya de un reparto muy masculinizado.

Haremos una breve descripción sobre los estereotipos según el género.

– Los personajes femeninos son mujeres que expresan sus sentimientos y emociones, que ayudan a su marido o están en las casas y cuidando de ésta y de sus hijos y si son guapas son tontas y por último otra cosa que aparece es que no está bien visto que las mujeres puedan leer como se dice en una frase (“todo el pueblo lo comenta no es bueno que una mujer lea, empieza a tener ideas, a pensar…”)

– Los personajes masculinos son hombre que tienen un trabajo, para de esta manera mantener a su familia, ya que cuenta con que la mujer debe cuidar de la casa y los hijos, tal como hemos comentado anteriormente, son los que deben de llevar el dinero a su casa, no deben de mostrar ningún tipo de sentimiento, no pueden llorar porque eso sólo lo deben hacer las mujeres, es como una muestra de debilidad y ellos deben ser fuertes.

Pasaremos a explicar algunas características de algunos de los personajes que aparecen en el cuento.

  • Bella: es una chica guapa, soñadora, trabajadora, débil, valiente, lectora asidua de novelas fantásticas y con una voz muy fina.
  • Mujeres mayores del pueblo: son todas de talla gruesa y salen siempre en la compra con una cesta.
  • Señora Pott: es una buena madre, buena persona, trabajadora, perfeccionista, gordita, como todas las mujeres maduras que hemos descrito antes.
  • La mujer plumero: es exuberante, sexy,solo se deja seducir. Es el estereotipo de chica joven.

Esto es en el caso de las mujeres que aparecen en la animación, y son mujeres que son reconocidas como Mujer de, hija de o por la labor que realiza su marido. En ningún momento es por su nombre siempre deben de estar sujetas al hombre.

Luego, para referirnos a los varones podemos observar cómo cambian los adjetivos para ellos.

  • Padre de Bella: es un hombre mayor, bajito, gordito, su profesión es científico y por eso la gente piensa de el que esta un poco loco.
  • Gastón: es un chico joven fuerte, guapo, rudo, nada inteligente, cazador, sin modales, presumido, malvado, y muy calculador.
  • Bestia: al principio es grosero,  sucio engreído, descuidado, es un ser malvado (representado como un monstruo). Luego tras conocer a Bella y enamorarse de ella se transforma en humano.
  • Lumiere: (es el candelabro) es delgado, seductor y divertido.

Todo esto, de lo que hemos estado comentando, son breves observaciones que se pueden hacer sobre el sexismo. Es una muestra más, reflejada en un cuento infantil, del sistema patriarcal, representado en un cuento dirigido a niños y niñas para todas las edades, pero que desde muy corta edad conocen este cuento. Lo cual, puede este sistema traer consigo una normalización y aceptación de los roles para cada uno de los sexos, que traerá consigo un retraso en el avance de la eliminación del sistema patriarcal que afectara a la igualdad entre hombre y mujeres.

Anuncios

  1. Los roles y estereotipos que se transmiten en esta película parecen estar muy acordes con los patrones que rigen la sociedad en la que vivimos; que aunque actualmente hemos avanzado en la consecución de una igualdad entre hombres y mujeres, aún queda mucho camino por recorrer para alcanzar la total igualdad.
    Esta sociedad que desde tiempos muy remotos de nuestra historia ha venido siendo dirigida y organizada conforme los hombres han creído oportuno según sus intereses, ha dado lugar a lo que hoy en día conocemos como sociedad patriarcal. De ahí que en la película aparezcan más personajes masculinos que femeninos, ya que ellos son los protagonistas de la sociedad productiva; y ellas las que se encargan del cuidado de estos y del resto de la familia junto con las labores del hogar.
    Con respecto a lo referente a que la mujer siempre aparece en la película como “mujer dependiente de alguien”; hoy en día esto sigue ocurriendo, ya que en las zonas rurales las mujeres son conocidas por ser la mujer de, la hija de, la abuela de…; sin embargo el hombre es conocido por su nombre o en todo caso por su profesión o apodo.
    Estos roles y estereotipos han sido interiorizados por hombres y mujeres transmitiéndose de generación en generación poniendo de manifiesto la influencia que estos clásicos de Walt Disney han tenido en la conformación de la identidad de niños y niñas que posteriormente han sufrido las consecuencias de esta desigualdad transmitida. Pues ¿quién no ha soñado que se convertía en una princesa a la espera de un “príncipe azul”? O ¿quién no ha sido el héroe de alguna historia? Ellas son las sumisas y ellos son los que interactúan en la sociedad para traer el dinero para mantener a la familia.
    No obstante, actualmente la sociedad está cambiando en lo referente a que tanto hombres como mujeres debemos tener las mismas oportunidades, con lo cual los estereotipos y roles de las películas que Walt Disney publica deben ser conforme a los valores de un nuevo público que lucha por la igualdad de hombres y mujeres.

    • Me ha gustado mucho tu artículo y el análisis de los personajes de La Bella y la Bestia, aunque no tenga que ver directamente con la economía. Es cierto que la película educa según los roles diferenciados del patriarcado al igual que lo hacen absolutamente todas las películas de Disney. Prácticamente todos los cuentos nos han educado así también, aunque comienzan a aparecer versiones más subversivas de estas historias. La tradición se aprende a través de la literatura narrada y desgraciadamente a través de la televisión.
      Disney nos ofrece no solo mujeres sumisas en busca del apoyo de un varón, si no que estéticamente sus heroínas representan ideales de belleza inalcanzables para la mayoría y también, si cabe, un poco ridículos.
      La única película que se me ocurre que trasgrede quizás esta norma de género es la de Mulán, donde la protagonista se hace pasar por un soldado y demuestra su valentía que está muy por encima de la de cualquier otro compañero.
      Y Disney que va adaptándose a las exigencias del público porque al fin y al cabo le da de comer, nos presenta en su última película animada Tina y el Sapo a una criada que quiere ser independiente, trabajar y tener su propio negocio. Qué pena que al final acabe enamorándose de un príncipe que la salva de su pobreza. Yo no pierdo la esperanza. Quizás un día nos presenten a mujeres Y a hombres, más de nuestro tiempo. Porque soñar despierto no tiene que ser en los colores de la tradición patriarcal.

  2. La verdad es que la situacion de las mujeres es preocupante incluso en los cuentos de disney.
    Este blog está muy bien, porque refleja como son las diferencias entre hombres y mujeres, a traves de las cuales podemos ver que hasta en la ficción la mujer asume un papel muy por debajo al del varón.
    Pero yo pienso que esto se expresa asi en las peliculas porque es la imagen que siempre se ha tenido de la mujer: alguien sumisa que espera en su casa a que llegue su marido, que no trabaja y que su unica preocupacion es el cuidado del hogar y de los hijos si se tiene. Por otro lado, el hombre es el cabeza de familia, la persona fuerte que ademas, siempre consigue tener un empleo.
    Es una situación que tanto en la realidad como en la ficción hay que cambiarla ya, porque hasta en los cuentos se nos infravalora.

  3. Me parece interesante el análisis realizado sobre la obra de walt disney, tomada como ejemplo para todas las películas que ofrecen diferencias genéricas.
    Es evidente la abundancia de desigualdades que muestran decenas de películas, textos, anuncios publicitarios…en los que se detectan asignaciones de roles por géneros que la sociedad ha ido alimentando y enseñando y de los que todos aprendemos, sobre todo los más pequeños.
    Es imperdonable que en la época que vivimos, en la que las políticas de igualdad toman especial protagonismo y en la que se intenta sensibilizar a la sociedad y concienciarlas de las diferencias existentes y que deben ser erradicadas, existan anuncios en los que los roles sigan estando claramente diferenciados creando unos estereotipos que aprenderán los hijos e hijas y la historia continúa.
    Buen ejemplo de ello es el anuncio de “Danonino” en el que muestra a unas madres preocupadas por la alimentación de sus hijos/as en exclusiva, sin aparecer ningún padre.
    Podríamos seguir analizando muchos spots, películas, y sobre todo comentarios de la gente de a pie, cargando miles de desigualdades en el aire, algunas apenas imperceptibles y otras abismales, pero continuas.
    Cabria preguntarse qué es más indignante que la publicidad o el cine realice y publique estas escenas o si la sociedad que lo consume no las perciba como machistas.
    Deberíamos analizar por tanto en qué estamos fallando.
    Por mi parte tras lecturas, análisis, empleo y estudios de género, puedo opinar que la base del problema es precisamente la base de la vida, el principio, los primeros contactos con la sociedad, la educación en igualdad en la edad temprana, que hacen clave la formación y personalidad del individuo.
    Es mucho más difícil cambiar la percepción de las personas en la edad madura, aunque se trabaje la sensibilización, ya que la sociedad que la rodea sigue sin percibir la realidad, y por tanto sin querer cambiarla.
    La crianza, el cuidado y la educación igualitaria por madres y padres, si los hubiera, a los hijos e hijas en igualdad de condiciones marcarán la sociedad del futuro.

  4. Esta observación tan perfilada de la Bella y la
    Bestia me parece muy interesante. Al leer esto me ha entrado por dentro desilusión, con tanto que se ha estudiado que para alcanzar igualdad entre hombres y mujeres es a través de la educación y que cuando más cala en durante la infancia y de ahí en adelante… por otro lado tenemos este tipo de “pelis” y lo vienen a desboronar todo.
    Pero ante miles de años de tradición patriarcal es muy díficil luchar… menos mal que ya desde hace muchos años vienen mujeres luchadoras reivindicando sus derechos y los de todas las demás. Y por supuesto aquí viene otra generación de mujeres feministas que seguiremos luchando unidas a las anteriores para seguir reivindicando nuestros derechos y llegar a la verdadera IGUALDAD.

  5. Las desigualdades, entre hombres y mujeres, que ha creado el patriarcado, se ve latente en los estereotipos de género. Lo masculino y femenino, como ya sabemos son construcciones sociales, y el hecho de que se basen en la diferencia del sexo, no se les puede dar una justificación ni biológica, ni natural y, menos aún, darle una explicación científica.

    Muchos son los agentes socializadores, que van perpetuando la ideología machista. Claro está que el primer agente es la familia, y a mi parecer uno de los más importantes, porque es la base donde residen todos estos estereotipos y donde el hombre empieza su dominación; además de ser el entorno, donde tanto hombres como mujeres, es decir, madres y padres educan a sus hijos e hijas de forma diferenciada y empezando a crear desigualdades en sus vidas.

    Otro de los agentes socializadores, pilar fundamental para la transmisión de ideología machista historicamente, ha sido el sistema educativo. Pero quisiera hacer más in capié, por hacer referencia al texto de mi compañera, en la gran influencia de los medios de comunicación. Las informaciones que nos llegan a través de televisión, cine, radio, publicidad…es un bombardeo constante de de pautas de comportamiento estereotipadas. Y sí, quizás yo las vea, y puede que otro centenar de personas, pero su poder de influencia se nos escapa de las manos. Porque el esfuerzo que podamos hacer en nuestras casas, con nuestros hijos e hijas, quedará mermando si continuamente le llegan mensajes totalemente diferentes desde todos estos medios de comunicación. Es por tanto, que iniciativas como la del Instituto de la Mujer, que tienen acciones directas para la detección de publicidad machista y sexista, no se queden ahí, y que sea toda la sociedad la que pidamos, y luchemos para conseuir que los mensajes que nos lleguen a todos sean justos, igualitarios y que rompan de una vez con los estereotipos de género, pudiendo ser cada cual como quiera ser.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s