GÉNERO Y SEXUALIDAD. PODER SOCIOPOLÍTICO Y ECONÓMICO. EL CONTROL DE LOS CUERPOS.

El control de los cuerpos cuerpos de las mujeres, es decir, capacidad de decisión sobre la maternidad, la violencia sexual y simbólica en los medios, en el arte, etc., el control de la imagen femenina, todos estos parámetros sirven para la formación del sujeto femenino y ese poder es ejercido a través de la dominación de la sexualidad femenina bajo los parámetros de una visión masculina en una sociedad dominada por el machismo y por el sistema económico capitalista.

A partir de la corporalidad es a desde donde se han comenzado a dividir las personas, adjudicándoles un espacio a cada una de ellas, y catalogándolas de sexo fuerte y sexo débil. Este último tendría poder de dominio y control sobre el primero, el cual ha establecido las leyes, normas y funciones que atañen a cada uno, bajo sus parámetros masculinos. Adquiriendo de este modo por tanto el cuerpo, un valor de género, de la que partiría la desigualdad y discriminación.

Se han construido las principales diferencias humanas, atendiendo a las diferencias corporales, a partir de las cuales se han establecido caracteres diferentes, en función de si perteneces a uno u otro sexo. Pero a través de la biología no determinista, se ha demostrado que esas mínimas diferencias biológicas, no bastan para establecer esas diferencias que se consideran “naturales”. Más bien, podríamos afirmar, que las características supuestamente biológicas que diferencian a los sexos, son también construcciones culturales.

Partiendo de esta base, podemos entender el cuerpo como un objeto social, el cual es controlado o restringido por diversas instituciones sociales, como la medicina, la Iglesia, etc.

Por otro lado, el origen de la implantación de esta represión sexual ejercida primeramente con la Iglesia, coincidió casualmente con la implantación del capitalismo, por lo que a su vez considero que estaría ligada a intereses políticos y económicos.

La burguesia hizo del sexo una inversión de futuro por diversas causas, sobre todo relacionadas con la herencia tanto económica como biológica ( de ahí las preocupaciones psiquiátricas y médicas con respecto a la sexualidad de la familia, mujeres histéricas, hijos de malas costumbres, etc., como modo de supervivencia y preservar los mejores especímenes de la mejor clase). Su dominación se daba en tres sentidos, económico, ideológico y físico.

La cual se extrapoló al proletariado en el momento en que las condiciones de éstos y éstas( como la cohabitación, epidemias, prostitución, enfermedades venéreas) comenzaron a afectar de forma negativa a la burguesía o tenía el peligro de hacerlo, fue cuando comenzó a mostrarse interés también por estos sectores poblacionales, extendiéndose de esta forma tecnologías de control. Siendo así, es lógico que el proletariado mostrara resistencias ante estas políticas de control de su sexualidad.

Con diversas estrategias, atendiendo a la demanda de las necesidades las cuales iban cambiando, se fue creando un dispositivo de sexualidad , en el centro de la cual se encontraba el sexo, al que se le fue adjudicando una gran importancia según convenía a la economía y la política.

Comenzaron a surgir numerosos discursos sobre el sexo, procedentes de diversos focos, como podrían ser, la institución pedagógica, la medicina, la psiquiatría, la justicia penal,etc. Esta última provocó una concepto de sexo como algo peligroso y a raíz de la medicina y la psiquiatría se crearon enfermedades “inventadas” diagnosticando el “histerismo” en las mujeres que manifestaban tener deseo sexual. La causa de esto era un modo de control del adulterio y la natalidad y de este modo de mantener la “pureza de la clase”, así como con temas relacionados con la herencia de propiedades, negocios, riquezas, etc.

De esta forma, se trataría una vez más de mantener el orden establecido, marcando muy claramente cuáles son las pautas, establecidas desde las pocas personas que tienen el poder, para no salirse de “la norma”, y poder seguir manteniéndose éstas en su posición. Y seguir obteniendo beneficios políticos y económicos a costa de las demás.

El control de la sexualidad, por tanto, sería una forma también de estratificación social pero también sexual y de género. También afecta además del género, la orientación sexual y las diversas prácticas sexuales, muchas de las cuales se han considerados perversas o antinaturales, pero siempre con la función que he mencionado anteriormente.

La sexualidad sería , por tanto, un vector de opresión que separa personas y grupos según su propia dinámica. El cual no es comprensible en términos de clase, raza o género. De este modo, La riqueza, la piel blanca, el ser varón, los privilegios pueden mitigar los efectos de la estratificación sexual.

La sexualidad también sería una categoría de análisis. El concepto de población como problema económico y político, junto con las variables que la componen y afectan a su análisis. Una de las cuales, sería el índice de natalidad, edad de matrimonio, precocidad y frecuencia de relaciones sexuales, etc.

Todo esto ha traído numerosas consecuencias negativas para las mujeres:

Esta sexualidad en el caso de las mujeres se constreñiría a la reproducción (siempre dentro de la relación conyugal , es decir es permitida, en cuanto que se relaciona con la idea de maternidad, la cual define e identifica también a las mujeres) y en algunos ámbitos privados, según conviniera, en erotismo, siempre bajo premisas masculinas. Como ejemplo de esto estarían siglos atrás, los burdeles, aquí se permitía la sexualidad de la mujer movido por intereses económicos, pero una vez más, una sexualidad controlada. Como ejemplo actual, también podríamos poner la pornografía, creada por y para hombres, haciendo uso del cuerpo e imagen de la mujer mediante pautas machistas.

Otra de las consecuencias, sería la aparición de numerosas disfunciones sexuales,( como anorgasmia, vaginismo, etc.) las cuales tendrían como causa, la ansiedad provocada por los sentimientos de culpa y vergüenza que se las ido inculcando respecto a la sexualidad.

Para concluir, la sexualidad propia de la mujer, nunca se le ha estado permitida. Se ha mantenido y se mantiene todavía en numerosas ocasiones vetada con respecto a la del hombre, los cuales pueden manifestar sus deseos y placeres libre y públicamente. Para ellos está bien vista, para ellas no. Y mucho menos en solitario. Es decir, hoy día, se permite la sexualidad de las mujeres, pero siempre dentro de la mano de un hombre que se la despierte. De este modo, el hombre tiene la llave de la sexualidad de la mujer. De ahí el falso mito de “no hay mujer frígida sino hombre inexperto”. Mediante el cual se afirma que el hombre es el que tiene capacidad si se lo trabaja de hacer disfrutar a cualquier mujer, tiene ese poder y esa habilidad innata de dominar el cuerpo de las mujeres, y por tanto, a las mujeres mismas en su esencia. De esta forma se cumplen los objetivos de las clases dominantes del sistema capitalista, movidos por intereses de poder político, económico, demográfico, etc. mediante el control de los cuerpos.

BIBLIOGRAFÍA:

Cruz González Recillas, A. 2003. “El cuerpo del monotipo”. Tesis Licenciatura. Artes Plásticas con especialidad en Escultura. Departamento de Artes Plásticas y Teatro, Escuela de Artes y Humanidades, Universidad de las Américas Puebla. Mayo. Derechos Reservados © 2003.

-Foucault, Michael. “Historia de la sexualidad I”. La voluntad del saber.

-Rubin, Gayle.(1984) “Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la sexualidad”. En Vace, Carol. Comp. Placer y peligro. Explorando la sexualidad femenina. Madrid. Revolución. 113-190.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s