LA POBREZA EN ESPAÑA, UNA VISIÓN DESDE LA ECONOMÍA FEMINISTA.

Ha salido publicado el informe Cáritas sobre pobreza y  exclusión social en el pasado mes de febrero de 2012. Este informe plasma un retrato actualizado de los cambios de la sociedad española desde la clave del desarrollo social.

Principalmente quiero destacar los datos que más me han llamado la atención: “la proporción de hogares por debajo del umbral de pobreza es cercana al 22%. El umbral de pobreza para una persona sola en 2010 fue de 7.800 euros, lo que supuso un descenso respecto al año anterior, cuando la línea se aproximó a los 8.000 euros”

“El crecimiento de la pobreza se ha concentrado especialmente en los hogares con sustentadores principales jóvenes y en los hogares con menores”.

“El 77,7% de las personas beneficiarias de la Ley de Dependencia tienen más de 65 años y el 66,6% son mujeres, en clara concordancia con que la dependencia es un fenómeno muy relacionado con la vejez.”

“11.675.000 personas estaban en riesgo de pobreza en España en 2010, según Eurostat, es decir, la cuarta parte de la población (25,5%)”.

“La Estrategia Europa 2020,  aspira a reducir en 20 millones el número de pobres en la UE para el año 2020. El núcleo de Europa 2020 plantea tres prioridades en materia de crecimiento :

.- Crecimiento inteligente: desarrollo de una economía basada en el conocimiento y la innovación;

.- Crecimiento sostenible: promoción de una economía que utilice más eficazmente los recursos, que sea verde y más competitiva;

.- Crecimiento integrador: fomento de una economía con un alto nivel de empleo que redunde en la cohesión económica, social y territorial.

El informe Cáritas es uno de los documentos que continuamente se utilizan como marco de referencia en los discursos políticos. A pesar de que sabemos que  a la mujer  le corresponde el 1% de la riqueza de la población mundial ,el propio texto en ningún momento , excepto para  tratar que las mujeres solicitan mas la ayuda de dependencia, divide por sexo las cifras. Esta es una forma de invisibilizar la desigualdad y de aumentar la exclusión social , que a la vez es la finalidad del informe.

En primer lugar, me parece muy importante como la economía feminista define el propio concepto de pobreza , no solo como la ausencia de recursos económicos sino una visión mucho mas global y desde el desarrollo social, como la falta de acceso a bienes y recursos, de gestión y de consumo de los mismos.  Amaya Orozco habla no solo de una pobreza económica, sino de una pobreza más global: afectiva, de tiempo, de libertad, cultural…

La economía feminista define pobreza como la falta de cubrir necesidades , dentro de estas están las necesidades básicas humanas por las que una persona no puede vivir si carece de ellas.

Las mujeres son las  principales sustentadoras de los cuidados y de la sostenibilidad de la vida , por lo que la pobreza en ellas es mucho mayor de la que se visibiliza si contamos con que disponen de menos recursos, debido a la desigualdad en el mercado laboral y a la dependencia económica que genera el propio estado de bienestar (el hombre productor asalariado, trabajo mercantilizado y la mujer reproductora social: proceso de reproducción biológica, de la fuerza de trabajo, de los bienes de consumo y de  producción y de las relaciones de los bienes de produccion).[1]

Orozco A (2003) , en su texto trata sobre el menor acceso de las mujeres a los recursos, ya que obtienen menos ingresos y menos prestaciones. “Siendo las mujeres las que más  recursos económicos generan, son las que menos acceso tienen a estos”

Las causas de la pobreza femenina según el estudio de  desarrollo humano y pobreza en España son : la mayor exclusión social vivida por las mujeres y analizada a través de su mayor desempleo a largo plazo y la menor participación en el mercado laboral.

Es por esto que un informe que trata de la exclusión social, de inmigración y de pobreza,  que no trate de la desigualdad entre los recursos que disponen mujeres y hombres,  significa mantener la desigualdad en una doble exclusión.

Además, la unión europea entre sus estrategias para disminuir la pobreza define los conceptos  de crecimiento inteligente, crecimiento sostenible y crecimiento integrador. En mi opinión sería necesario involucrar el crecimiento humano o de sostenibilidad de la vida.

Este crecimiento se basaría en fomentar la importancia de los cuidados tanto a niños y niñas como a personas dependientes, que son básicos para el desarrollo mundial. Y además, integrar estos cuidados dentro de una economía no exclusivamente centrada en el capital sino en lo social.  Los cuidados son irremplazables y si dejamos a cargo de estos solamente a la mitad de la población mundial (las mujeres), como ha ocurrido hasta ahora,  las desigualdades en el mercado laboral seguirán perpetuándose. Las mujeres mientras se dediquen a la reproducción social no van disponer del mismo tiempo que los hombres para el trabajo mercantil, por lo que seguirán disponiendo de menos porcentaje de riquezas.

Puesto que según la definición global de pobreza que la visión feminista aporta: ” los recursos se generan desde el hogar” ,  es importante fomentar esta  aportación  para favorecer su desarrollo, ya que el sistema económico actual no contempla la reproducción social como parte de la economía.


[1] Carrasco, C . (1999) . Introduccion: hacia una economía feminista. En: Mujeres y economía (Carrasco C ed). Barcelona:Icaria.

2.- Perez Orozco A. (2003).Feminización de la pobreza. Mujeres y recursos económicos.Materiales de reflexión CGT.num 3

Anuncios

Un Comentario

  1. Un artículo muy interesante y que refleja claramente la doble discriminación que seguimos padeciendo las mujeres.
    Al hilo del título de este artículo, quisiera aportar un dato que también me parece relevante, y es que más de 1.650.000 mujeres viven hoy en España en el límite, o por debajo, del umbral de pobreza. El perfil predominante de la pobreza tiene cara de mujer, siendo la disolución del matrimonio que desemboca en la viudedad una de las fuentes tradicionales de pobreza. Y es que, en la mayoría de los casos, la viudedad presenta notables dificultades económicas en las mujeres, viven gracias a una importantísima reducción de costes, por ejemplo, en la alimentación sustituyendo los alimentos frescos por los congelados; en la vestimenta, se echa mano de lo comprado hace tiempo, aunque la renovación se produce o bien a través de los canales de distribución de bajo precio “los chinos” y los mercadillos, o bien por los regalos. En cuanto a la vivienda, aunque se posea en propiedad, se sitúa entre los gastos insostenibles, como los ordinarios (la comunidad) que pueden llegar a suponer una elevada proporción en una pensión reducida que no llega a los 600 euros mensuales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s