Un lenguaje sexista

El pasado día uno de marzo la  RAE (Real Academia de Lengua Española),  publicó un informe redactado por  uno de sus miembros Ignacio Del Bosque,  criticando e invalidando las guías de lenguaje no sexista que se llevan utilizando en algunos colegios, colectivos, asociaciones y administraciones públicas desde hace tiempo,  con la justificación de que el castellano no puede ser sexista sino que es sexista quien lo utiliza.

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2012/03/04/rae_sexismo.pdf

En primer lugar, en este comunicado aceptan que efectivamente la mujer sufre discriminación y se le invisibiliza en el ámbito laboral, social y familiar;  pero afirman que “no creen que haya que forzar las estructuras lingüísticas para que haya un espejo de realidad”.

Exponen en su redacción que su principal desacuerdo es con las guías sobre el uso del lenguaje no sexista,  publicadas en los últimos años,  las cuales no han sido consultadas con “los lingüistas expertos” . Sostienen que la lengua española no puede ser sexista, que tiene su historia, pero que no tiene la capacidad de visibilizar o invisibilizar a la mujer.

En segundo lugar, sostienen que el masculino genérico no expresa discriminación, puesto que abarcan los dos sexos igualitariamente.

Por otra parte, reclaman a aquellas mujeres que no se sienten excluidas con el uso del lenguaje actual y que las personas que desean llevar a cabo estas medidas inclusivas realizan una forma de  auto-discriminación sugiriendo que se tienen que sentir discriminadas.

Por último, destacan que las guías publicadas insisten en utilizar de forma reiterativa palabras o desdoblamientos del género y esto resulta pesado para la compresión lectora.

http://www.youtube.com/watch?v=khorinmjowe&feature=related

Mercedes Bengoechea filóloga feminista refleja en el video señalado cómo el discurso que utiliza la RAE como institución es un discurso patriarcal y de poder.

No se entiende como se cataloga un uso no sexista del lenguaje como inválido cuando una gran parte de la población no se visibiliza en él.

No se trata de inventar nuevas palabras con nuevos significados, sino de integrar a todas las personas de forma que no se excluya a las otras.

En mi opinión, el escrito es un discurso político bastante conservador, donde buscan que la ciudadanía no refleje sus cambios. Una vez más una estructura de poder solicita que pase por sus directrices y se  normativicen todos los posibles cambios sociales para decidir si es acorde con el discurso o no.

Está claro que no está acorde con el discurso. Si una gran parte de la población no se ve reflejada en el lenguaje, en la cultura y en la responsabilidad pública,  es porque se le ha negado y no existe ese espejo de realidad que define el texto de la RAE.

La sociedad ha intentado construir un uso del lenguaje más inclusivo para hombres y para mujeres. Animo a todas las personas integrantes del foro y lectoras a intentar visibilizar en el lenguaje a hombres y mujeres,  puesto que es una herramienta de poder necesaria para poder ser  vistas y escuchadas.

Anuncios

  1. Yo estoy de acuerdo con lo que expuso Mercedes. Aunque la lengua sea democrática, las normas impuestas para el uso del lenguaje vienen de un determinado grupo que está en el poder, o sea, las normas vienen de arriba y no de abajo.

    Por eso, estoy de acuerdo con la autora del post, pues creo que es necesario que luchemos para construir una sociedad más inclusiva. Para eso, el uso no sexista del lenguaje es muy importante, pues las mujeres necesitan ser vistas. Nosotras hacemos parte de este todo, pero no somos la representación del todo. Somos mujeres con necesidades diferentes. Tenemos que conquistar nuestro espacio de enunciación y este espacio también está en el lenguaje. No queremos quitar ni imponer nada a nadie, solamente, queremos algo nuestro, algo propio que nos represente.

    Por fin, pienso que la opinión de Ignacio Del Bosque representa una posición conservadora que refleja la voluntad de un determinado grupo en mantenerse en el poder. Como vivimos en una sociedad patriarcal, donde los hombres están mayoritariamente presentes en los puestos más altos, y por lo tanto de poder y decisiones es evidente que existe voluntad de no dividir este poder con las mujeres. Por eso, estoy segura que el uso del lenguaje es una herramienta de poder y nosotras tenemos que seguir luchando por su utilización no sexista.

  2. El hecho de que sea una persona que forma parte de la Real Academia Española la que exponga que es inncesario el uso del lenguaje no sexista es peligroso, pues por formar parte de esta institución, su figura está revestida de cierta autoridad en el tema. Así, habrá personas que al escucharlo estarán de acuerdo con él simplemente por pensar que es experto en el tema. Este es un error muy común en la sociedad, el pensar que una persona por ostentar cierto cargo está en posesión de la verdad absoluta. En este caso, si bien Ignacio del Bosque está dando su opinión como profesional, está argumentando erróneamente, pues el lenguaje puede ser sexista (de hecho lo es) y es una construcción social, no algo inmutable que no pueda ser modificado. Yo creo que es necesario hablar de manera que no se excluya a las mujeres, y hay que hacer un esfuerzo por aprender a usar el lenguaje inclusivo, que si bien mucha gente puede decir que es engorroso cuando haces el esfuerzo por usarlo al final lo acabas usando sin darte cuenta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s