La nueva reforma laboral en relación con las mujeres trabajadoras

 La reforma laboral, plasmada en el Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, llevada a cabo por el gobierno del Partido Popular este mismo año, afecta de manera negativa a los derechos de las mujeres trabajadoras, colectivo que ya ocupa una posición más precaria dentro del mercado de trabajo.  

 Uno de los aspectos relacionados es el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a las empresas emprendedoras, recogido en el artículo 4. Se establece la posibilidad de beneficiar a las empresas emprendedoras con una plantilla de menos de 50 personas trabajadoras que concierten contratos de carácter indefinido y a jornada completa. Estos beneficios son por una parte incentivos fiscales dependiendo del perfil de la persona que contraten y por otra parte reciben bonificaciones económicas, también teniendo en cuenta el perfil de la persona. Así si contratan jóvenes de entre 16-30 años la empresa recibe una  bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años de 1.000 euros/año (tras el primer año esta cuota aumenta); pero si contratan a mujeres en sectores donde las mujeres estén infrarrepresentadas la bonificación será mayor (lo mismo ocurre con mujeres mayores de 45 años). Así podría parecernos que se pretende la inserción de las mujeres en algunos sectores económicos donde escasean, pero la realidad de fondo pone de manifiesto que la cuantía mayor que reciben las empresas por contratar a mujeres harán que éstas sean las que aspiren a los contratos indefinidos de empresas pequeñas y no a contratos fijos de grandes empresas. Por otro lado, la ley establece para este tipo de contratos un periodo de prueba, en el que pasado un año el trabajador o la trabajadora podrá ser despedida sin ningún tipo de indemnización. Así las empresas podrán, legalmente, contratar a mujeres bajo un contrato indefinido para recibir la bonificación pero renovarla al año siguiente por otra mujer.

 Siguiendo el caso de los contratos de carácter indefinido, se pronuncia el artículo 3 en el apartado 2.2 donde se expresa que las empresas tendrán derecho a una reducción en la cuota empresarial a la Seguridad Social si transforman los contratos de formación y aprendizaje en contratos indefinidos. Aquí igualmente la bonificación es mayor si los contratos indefinidos se conciertan con mujeres.

 Bajo la apariencia de querer integrar a las mujeres en el mercado laboral, esta forma de relacionar a las mujeres con los contratos de carácter indefinido a la larga traerá la consecuencia de una mayor precarización de su situación laboral.

 No sólo es esto, la nueva reforma laboral también afecta directamente a las mujeres madres trabajadoras al limitar el número de permisos durante el periodo de lactancia que, obviamente afecta a las mujeres más que a los hombres que quieran pedir el permiso por paternidad. O también la eliminación de la bonificación que recibían las empresas de 100 euros por reincorporar a mujeres antes de los dos años de maternidad.

 Atención también a la nueva modificación que trata la reforma laboral sobre la movilidad geográfica en su artículo 11. Según este si por la “existencia de razones técnicas, organizativas, económicas o de producción” fuese necesario trasladar a una persona trabajadora a otro lugar diferente de su lugar de residencia, esta persona tendrá derecho al pago de los costes que le supondría aceptar el traslado o bien el derecho a la extinción de su contrato con una indemnización de 20 días de salario por año de servicio. Este punto, quizás aparentemente neutro, afecta sin duda más a las mujeres con cargas familiares, pues ellas tienen el mismo derecho a decir que sí al traslado del puesto de trabajo, pero sabemos que los casos que se darán en la realidad serán mayoritariamente de mujeres que renieguen de ese cambio de ciudad si tienen una familia, pues por el peso tradicional ellas soportan más las cargas familiares. Así están limitando por una parte la presencia de la mujer en puestos de trabajo y por otra, la posibilidad de promocionarse laboralmente.

 Ya sabíamos que la nueva reforma laboral atenta contra ciertos derechos de las personas trabajadoras, pero afectará doblemente a la mujer. Hay que tener en cuenta que las leyes, aun en su intento de ser eminentemente neutras, son creadas por personas que se mueven bajo unos intereses y hay que buscar esos intereses bajo cada artículo para saber cómo afecta realmente una ley, en cuya creación no hemos participado, en nuestra vida.

 

Fuente:

Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s