Las Causas de la pobreza mundial ( Vicenç Navarro)

Me gustaría hacer mi primera aportación, comentando el artículo de Vicenç Navarro; Las causas de la pobreza mundial  publicado el 29 de octubre de 2009 en Público.es

Vicenç Navarro nació en Barcelona en el año 1937.En el año 1962 se exilio de España por su lucha anti-franquista.

Vicenç estudió en la universidad de Suecia donde cursó los estudios de   economía política. Posteriormente fue alumno de la universidad de  Gran Bretaña donde se doctoró en políticas públicas y sociales, allí también fue nombrado catedrático de políticas sanitarias y sociales, políticas públicas y estudios políticos desde el año 1977.

En la actualidad es catedrático de ciencias políticas y sociales de la universidad de Pompeu Fabra (Barcelona) y dirige el Observatorio social de España.

El 29 de octubre del 2009, sale publicado en público.es,  las causas de la pobreza mundial, escrita por Vicenç Navarro donde nombra los factores que influyen en la expansión y no erradicación de la pobreza y el hambre y comenta también como se puede resolver este gran problema desde el punto vista científico.

Resulta difícil imaginar, que cada dos segundos muera un niño por motivos de malnutrición (esto hace un total de ocho millones de muertes al año).

Como nos comenta el autor Vicenç Navarro este problema puede ser resuelto desde el punto de vista científico y pone de ejemplo a Bangladesh uno de los países más pobres que sufre las  causas de hambre y las desigualdades sociales a diario.Si la pobreza no es debida a falta de recursos ¿por qué se produce?

Bangladesh  tiene una concentración de tierras enorme, pero son muy pocos los ciudadanos que pueden adquirirlas saliendo siempre perjudicado, el que menos poder adquisitivo tiene ya que tanto el cultivo, la fertilización y mantenimiento suponen un coste difícil de poder mantener si no tienes suficientes ingresos económicos.

Es curioso que una población como Bangladesh que es capaz por su gran extensión de terrenos cultivables, de producir  alimentos necesarios como para abastecer al doble de los habitantes de su país, sea uno de los países con más hambruna y pobreza del mundo y es bastante evidente que el  reparto de los recursos, los servicios y el poder, es un fracaso de las políticas de cooperación y de las ONG que parecen estar ciegas ante una situación que es perfectamente visible y que mata de hambre a ciento de personas al año, por no poder acceder económicamente a los alimentos que ellos mismos trabajan y que finalmente son exportados a países que no tienen ni necesidades económicas ni sufren de hambruna.

Los intereses que tienen los países más enriquecidos para que países como  Bangladesh siga produciendo para ellos, es bastante interesante ya que tanto la mano de obra como el precio de los productos son inmejorables.

Todo esto se debe a una estructura económica deficiente y  a una mala distribución en el reparto de las ayudas exteriores que recibe Bangladesh  donde el Gobierno las corrompe a su antojo vendiéndolas  a militares, policías y clases medias quedando los verdaderos destinatarios (las clases más pobres) sin voz ni voto ante semejante desigualdad económica, política y social.

La verdad es que la situación a la pobreza mundial no está en la financiación del gobierno, la distribución de las tierras, las tecnologías , todo esto no es cuestión de suerte.Hay muchos intereses económicos de por medio a los cuales no les interesa que todo esto cambie.

La única solución, que yo veo a esta cruda realidad es la de identificar y corregir a todas las personas, organismos y países que están haciendo de la pobreza su propia riqueza y negocio.

Es difícil pensar y digerir  que los más pobres estén dando de comer a los más ricos y que los más ricos estén haciendo cada día que pasa más pobres a los pobres, tristemente parece que estamos viviendo en el mundo al revés, donde el hambre lejos de ser un problema mundial, bajo mi punto de vista es un verdadero negocio.

http://blogs.publico.es/dominiopublico/1632/las-causas-de-la-pobreza-mundial/

Anuncios

  1. Estima compañera, el tema de la entrada me parece bastante interesante y considero que se trata de un asunto de gran relevancia al que en realidad hoy en día no se le presta demasiada atención. Es necesario pararse a pensar en la situación de esas personas que viven rodeados de una pobreza extrema y que todos los días tienen que luchar sin cesar para lograr sobrevivir, además, estoy casi segura que las más afectadas por esta situación son las mujeres, pues siempre son las que se encuentran en una posición de subordinación y, sin embargo, creo que las mujeres serán las que ponen un mayor esfuerzo en seguir adelante, al tener que encargarse tanto de los cuidados familiares como de conseguir unas míseras monedas que les permitan llevarse algo a la boca, pues no será suficiente únicamente lo que el hombre pueda obtener con su trabajo.
    Por otra lado, decir que yo también considero que la situación de pobreza mundial que tenemos hoy en día y a la que no se encuentra situación responde a los intereses de los más poderosos, quienes se aprovechan de la mano de obra barata y no dejan a los dueños de las materias primas que hagan uso de ellas, es decir, le arrebatan tanto la fuerza de trabajo como las materias primas, para luego producir unos productos a los que ellos nunca podrán aspirar ya que lo único que les preocupa es poder llevarse algo de comida y agua a la boca para sobrevivir el día a día. Por tanto, la causa principal de esta situación es la existencia de unas clases sumamente ricas que se mantienen gracias a la extrema pobreza de otros, y que por ellos le interesa que esta situación siga existiendo.

  2. Querida Munoz 2015:

    Gracias por tu interesante aportación con la que despiertas nuestras conciencias —tan a menudo dormidas, cuando no insensibilizadas— acerca de esta lacra, probablemente la más dolorosa (junto a las guerras) de cuantas afectan a la humanidad.
    La pobreza en el mundo es un problema crónico cuyo origen se conoce y cuya solución está al alcance de la Comunidad internacional a poco que se afronte con decisión. Has mencionado sus causas, de entre ellas hay una que resulta especialmente irritante: el desvío de los fondos de ayuda internacional a manos corruptas en los países necesitados; se ha hablado mucho de eso, se ha tratado de “puentear” a las autoridades y a las mafias locales en los lugares en que ha quedado más que patente que esos recursos no llegan a su destino, siendo requisados por esos desalmados que hacen de ello su negocio y con los que amasan inmensas fortunas. El problema es que los gobiernos son soberanos, y dentro de sus territorios deciden acerca de todo, y eso incluye la concesión (arbitraria) de permisos de tránsito de mercancías, organización de la distribución de la ayuda, etc. En conclusión, que no es tan sencillo salvar este escollo.
    Pero siempre se ha dicho que la solución no está en dar pescado al hambriento, sino en darle una caña y enseñarle a pescar. Más importante que ofrecer ayuda material (y hay que hacerlo) es combatir la ignorancia. Los pueblos necesitan formación, y es ahí donde hay que intensificar la ayuda: colaborar en la formación de buenos cuadros de profesionales nativos. Esas élites intelectuales estarán capacitadas para iniciar el cambio que habrá de llevar a la reorganización de los sistemas de producción, a mejorar la salud de su población, a crear ámbitos de vida (ciudades) más habitables, etc. y, en definitiva, estarán capacitadas para tomar las riendas de su propio destino creando las condiciones necesarias para salir del marasmo económico en el que se encuentran. Porque la ayuda material no acompañada de formación mantiene al pueblo en la ignorancia, y la ignorancia lo mantiene en la dependencia. De más está decir que en tal situación se tiende a pensar que ningún esfuerzo vale la pena, que no se puede cambiar nada, y que si al menos se me proporciona lo mínimo imprescindible para mi supervivencia, ¿para qué esforzarme? Son pueblos que caen en la desesperanza y en la apatía, cerrando el círculo vicioso. Romperlo sólo puede hacerse de una manera: educar a los pueblos, no hay otra. Ello, dicho sea de paso, llevará aparejado el establecimiento de sistemas políticos democráticos, pues los pueblos con formación son pueblos con criterio político, pueblos que no se dejan manipular, que toman el control de su destino y que acaban por liberarse de esos gobernantes y organizaciones mafiosas corruptas que los oprimen.
    La pobreza en el mundo desarrollado es otra cuestión con raíces y matices bien diferentes, pero creo que no es a ella a la que te refieres en tu aportación.

    Gracias por tu trabajo que, como te digo, nos da un pellizco en la conciencia, lo que nunca está de más.
    Un beso. Paloma.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s