Cobertura de la maternidad y paternidad en Europa

Los países europeos con mayor cobertura de maternidad/paternidad son Lituania, Bulgaria, Suecia y Noruega.

En Lituania 1 año al 100% y otro año al 80% para la madre y 30 días para el padre. En Bulgaria 1 año al 100% y 1 año al salario mínimo, para cualquiera de los dos. En Suecia, la cobertura es de 16 meses (480 días) a compartir entre la madre y el padre, percibiendo el 80%, estando el padre obligado a tomar 60 días, más 10 días laborables a partir del nacimiento. Y en Noruega 392 días (56 semanas) al 80% o 322 días (46 semanas) al 100% para la madre y 70 al 100% para el padre , estando la madre obligada a tomarse 21 días antes y 42 días después del parto, pudiendo compartir el resto con el padre.

En Albania 1 año para la madre. En Dinamarca 1 año a repartir, con un mínimo de 126 días para ella y 14 para él. En Finlandia 105 días para la madre y 18 para el padre, más otros 158 días a repartir. En Alemania la madre cuenta con 98 días al 100%, y adicionalmente, ambos con un año al 67%. En el reino Unido 273 para la mujer y 14 para el hombre. En Islandia 90 cada cónyuge y otros 90 a repartir. En Rumanía 126 para cada uno. En Italia 154 días para la madre y 91 para el padre. En Irlanda 70 para la madre y otros 112 a compartir. En Ucrania 126 y 0. En la República Checa 196 y 0. En Rusia 140 y 0. En Portugal 120 días al 100% o 150 al 80% para la madre y 15 días para el padre. En Letonia 140 y 14. En Austria 112 días para la madre y de 1 a 3 años para el padre pero con una prestación baja. En Grecia 119 y 0.

En España la madre cuenta con 112 días (16 semanas) al 100%, ampliable a dos semanas más por cada hijo, a partir del segundo, si es un parto múltiple, y en caso de discapacidad del bebé. Este derecho también se puede ejercer en los casos de adopción y acogimiento del bebé, tanto si es permanente como temporal, siempre que los hijos sean menores de seis años. De estas 16 semanas, las 6 primeras son obligatorias para la madre, mientras que las otras 10 semanas se pueden repartir entre el padre y la madre de forma simultánea o consecutiva. El padre tiene 2 días por nacimiento más 13 días, que pueden ser 15 días en caso de parto múltiple y 20 en caso de familias numerosas.

A la cola están países como Polonia y Francia con 112 días para la madre y 14 para el padre, Letonia con 112 y 10, Turquía y Suiza  con 112 y 3. Holanda con 112 y 2. Chipre y Luxemburgo con 112 y 0, Bélgica con 105 y 10, Malta con 98 y 2, Eslovenia con 84 y 11 y Liechtenstein con sólo 56 y 0.

Mi opinión es que debe llegarse a un sistema que reparta de forma obligada e igualitaria los días de prestación, al estilo de Islandia o de Rumanía, y que esta fuese del 100%, a los que añadir el periodo de convalecencia debido al parto. Esto evitaría la discriminación laboral que sufre la mujer en edad fértil e incidiría en la idea de que el nacimiento conlleva obligaciones y derechos para ambos de forma igualitaria. Debería ser flexible en cuanto a la jornada laboral y el espacio temporal y permitirse su extensión con algún tipo de ayuda de menor cuantía si es deseo de la madre o del padre para poder ejercer labores de atención y de educación. Además de otro tipo de servicios.

 

Fuente: Comisión europea: http://ec.europa.eu

La Seguridad Social en Suecia: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Sweden_es.pdf

La Seguridad Social en Noruega: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Norway_es.pdf

La Seguridad Social en Finlandia: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Finland_es.pdf

La Seguridad Social en España: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Spain_es.pdf

La Seguridad Social en…:
La clave de búsqueda empleada es “cobertura de la maternidad en …”

Anuncios

  1. Buenas tardes compis! Otro tema super interesante y de actualidad. El hecho de que la tasa de natalidad en los países desarrollados no alcanza el reemplazo generacional se debe sin duda alguna al reparto de estos permisos de maternidad y paternidad. Coincido con mi compañero al 100% y comparto su valoración personal puesto que hasta que el sistema no se preocupe de ofrecer los mismos derechos a los padres que a las madres al estilo de Islandia o Rumania esta discriminación va a seguir perpetuándose. Por no hablar del tema de remuneración económica que se les asigna a cada miebro.

  2. Comparto la opinión de mi compañero y mi compañera en cuanto a importancia del tema tratado y por ello hago mención a lo que se debatió el otro día en clase en relación a la modificación de la Ley de maternidad/paternidad. Bajo mi punto de vista, el modificar las leyes no sería suficiente para alcanzar el cambio que la sociedad española necesita, ya que, los problemas existentes requieren de otras medidas.
    A pesar de que supondría un gran avance, sería más importante incidir en la coeducación de las generaciones más jóvenes para que sean educadas bajo unos valores basados en la igualdad y en la no discriminación, y ello engloba tanto a los hombres como a las mujeres. Son ellos y ellas quienes suponen el futuro de la sociedad española y es por ello que deben de poder disfrutar de aquello por lo que cada día se pelea, y es un situación en que hombres y mujeres sean iguales en todos los ámbitos de la vida.
    Coincido con la opinión de mi compañero de que los permisos de maternidad y paternidad sean igualitarios para hombres y para mujeres, añadiendo un periodo de tiempo extra a la mujer por cuestiones físicas relativas al parto. En ese caso se produciría una situación igualitaria tanto para hombres como para mujeres y se rompería de esta forma con la ideología persistente en la sociedad de que las mujeres son las únicas encargadas de los cuidados de los hijos e hijas.

  3. Estimado José, creo que has abierto un debate muy relevante de cara a la igualdad social y la lucha por su alcance real. Normalmente, cuando decimos “feminismo” la gente piensa en la cara opuesta del machismo y no es así. Hay que hacer entender que lo que se busca desde este ideal son los derechos equitativos, tanto para un sexo como para otro; quitar esa categorización desigualitaria por nacer hombre o mujer. El asunto de la maternidad siempre ha sido asociado a la mujer como uno de sus fines naturales y, tras ello, la posterior crianza y cuidados de los seres queridos. Desde aquí, aunque avanzamos en la juventud antes de convertirnos en progenitores, la brecha se vuelve a abrir según confirman las estadísticas una vez nace el primer hijo y es que, aunque puedan parecer medidas de conciliación y a favor de la mujer, también suponen una desigualdad de género que afecta tanto positiva como negativamente, en este caso, a hombres y mujeres. Estoy de acuerdo con tu punto de vista y considero que ese periodo de tiempo destinado a la recuperación y primeros meses de vida del bebé deben ser repartidos por las propias figuras pater/mater-nales de mutuo acuerdo según se adapte y requiera su situación en el momento. De esta forma, ambos contarían con una igualdad de derechos que les permitiese gestionar esa parte de su vida tan importante. Sin embargo, no podemos olvidarnos de otras variables en juego como la religión, cultura, política… factores que están ahí y que influyen en estas decisiones. Así, animo a la gente a diseñar propuestas que, poco poco, conduzcan a un mayor equilibrio de género en este sentido.

  4. Ha sido muy interesante conocer cómo son los permisos de maternidad y paternidad en Europa y poder comparar la situación de España con estos países. Es muy importante que estos permisos sean igualitarios para permitir que las madres y los padres puedan hacerse cargo de sus hijos/as, sin que haya diferencias por género. Pero, como ya se ha comentado, también son necesarias otras medidas que permitan la conciliación, por ejemplo, aumento de guarderías públicas, jornadas de trabajo flexibles, etc. En un programa de Salvados, llamado “El milagro de la conciliación”, se comparaba la situación de Suecia y España en medidas de conciliación. En Suecia, no solo tiene un largo periodo de maternidad y paternidad, sino que, además, tienen otro tipo de medidas que favorecen que madres y padres se puedan repartir de manera igualitaria el cuidado de sus hijos/as.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s