La crisis como oportunidad de cambio

Me gustaría finalizar mi intervención en el blog ahondando de nuevo en el tema de la crisis. La publicación debe leerse con vistas a un pasado reciente puesto que hay algunas ideas que no encajan realmente en la actualidad pero si en aquel momento de reconstrucción.

A menudo es difícil encontrar el lado positivo de cada obstáculo que nos impide avanzar, es muy difícil sacar fortalezas a una situación que nos viene de espalda. No obstante, no debemos olvidar que cuando se cierra una puerta, se abre una ventada y que en cada crisis existe una oportunidad.

Las actuales crisis globales alteran la forma habitual en que opera el mundo en cualquiera de sus distintas facetas. Si ponemos una mirada crítica, una crisis como ésta puede sacar a la luz el coste de mantener como si tal cosa un sistema económico globalizado que va acompañado de una creciente desigualdad. De hecho, es precisamente en tiempos como éstos, cuando los viejos modelos se fracturan y generar un cambio se hace más factible, permitiendo que tanto mujeres como hombres desplieguen todo su potencial  creando alternativas más justas e igualitarias. Algo evidente que nos deja comprobar esta crisis global es que el modelo de desarrollo basado exclusivamente en el crecimiento económico no garantiza ni la cohesión social ni el desarrollo de la sociedad de bienestar ni mucho menos el avance hacia una sociedad igualitaria.

Las oportunidades existen para quienes las saben aprovechar. Para explotar el potencial de cambio, como ciudadanía, debemos reaccionar. Para ello es necesaria la contribución de todas las personas, así como la planificación, utilización y distribución equitativa de todos los recursos. Sin embargo no es tan sencillo, aparte de las esperadas resistencias que conllevan los cambios, gobiernos y organismos no cesaran en su empeño de salvar el sistema actual más que adaptándose a las nuevas necesidades y tiempos. Por supuesto, las ideas novedosas que se formulan desde perspectivas feministas no comulgan con esa “permanencia” del orden establecido. Las personas que compartimos esta visión de la vida nos gustaría seguir unos criterios para este nuevo reformulamiento que tuviesen en cuenta la igualdad –y sus consecuencias- de género y la sostenibilidad medioambiental en pos a un modelo mucho más justo, sostenible y equitativo. El ‘estallido’ de la crisis ha puesto sobre la mesa las incoherencias respecto al compromiso político de nuestro país con la igualdad, y aunque hemos visto cómo en determinados ámbitos se ha utilizado como coartada para frenar el avance de políticas sociales es importante hacer un llamamiento al entendimiento de que en un momento como el actual en el que se están redefiniendo criterios para un nuevo modelo de desarrollo es imprescindible asentar las bases de manera correcta. La incorporación de la igualdad de género como estrategia de desarrollo que impregne las políticas públicas es una cuestión de rentabilidad social y de eficiencia económica y además garantiza la eliminación de los desequilibrios e ineficiencias del sistema.

Es curioso como desde el feminismo, movimiento al que se le acusa de estar desfasado o de luchar por causas “no tan importantes” puede plantear alternativas en momentos tan cruciales e importantes como lo es el desarrollo de un nuevo sistema. Un grupo de mujeres profesionales (académicas, investigadoras, activistas, etc.) feministas inició un proceso de debate que ha quedado plasmado en el manifiesto “Igualdad de género frente a la crisis económica”[1]. Pasamos a continuación a leer los planes de acción que se contempla en el manifiesto.

Propuesta feminista ante la crisis

El Plan de acción contra la crisis contempla cinco ejes:

  1. Equidad de género en el fomento del empleo y en la protección del desempleo

En lugar de mantener artificialmente actividades improductivas y depredadoras del medio ambiente, deben crearse empleos cualificados en sectores competitivos y socialmente necesarios, permitiendo la ubicación de la mano de obra más cualificada y la formación y atención de todas las personas. Para ello exigimos:

  • Condiciones de igualdad de género en las empresas para las adjudicación de los proyectos con subvenciones públicas, incluyendo la exigencia de planes de igualdad.
  • Subsidios de desempleo para todas las personas sin prestaciones.
  • Inclusión de las empleadas de hogar en el Régimen General de la Seguridad Social.
  1. Equidad de género en la protección social y en la garantía de derechos fundamentales
  • Prestaciones especiales para familias monoparentales.
  • Aumento del fondo de garantía de pensiones de alimentos impagadas hasta el salario mínimo interprofesional.
  • Aumento de las pensiones no contributivas hasta el mínimo de las contributivas.
  • Habilitación de recursos para atención a las víctimas de violencia de género, incluyendo prestaciones económicas adecuadas.
  • Medidas especiales para la protección e inmunidad de las inmigrantes.
  • Aumento de los recursos para la prevención y persecución de la violencia de género, acoso sexual y demás actitudes masculinas violentas
  1. Plan integral de servicios públicos
  • Universalización de la educación infantil pública desde los 0 años.
  • Sistema público universal de atención a la dependencia.
  • Ampliación de los recursos para la educación y la sanidad, con especial atención a la gratuidad de todos los servicios y a la igualdad de género.
  1. Reforma del sistema de impuestos y prestaciones para el cambio a una sociedad de personas sustentadoras/cuidadoras en igualdad
  • Eliminación de todas las prestaciones para el cuidado incompatibles con el trabajo asalariado, y en particular del artículo 18 de la ley de Dependencia.
  • Reforma de los permisos de maternidad y paternidad para que ambos sean iguales, intransferibles y con la misma parte obligatoria.
  • Eliminación de la tributación conjunta en el IRPF.
  • Eliminación de las medidas de fomento del empleo a tiempo parcial.
  • Medidas para la racionalización de horarios: disminución del máximo de horas semanales de trabajo con restablecimiento del cómputo semanal; eliminación de los topes de cotización a la Seguridad Social y demás incentivos a las jornadas demasiado largas.
  1. A nivel global, inclusión de la igualdad de género en las relaciones internacionales

Para el cambio hacia un desarrollo humano, social y económico sostenible a nivel mundial, es imprescindible la liberación de las mujeres en todos los países. La igualdad de género es un elemento clave para hacer posible ese otro mundo que todas las personas progresistas imaginamos. En particular, la condonación de la deuda de los países en vías de desarrollo que asuman un compromiso efectivo con la igualdad de género y con la preservación del medio ambiente.

Quisiera finalizar con una reflexión y es que, pasado el nubarrón pero indudablemente aun navegando entre aguas turbias, no hubiese sido positivo para la ciudadanía en plural la aplicación de un enfoque feminista en las propuestas para la recuperación económica. Quizás hoy estaríamos un poco más cercanos a una realidad más igualitaria y quién sabe, de cuidado del medio ambiente y el planeta…. O quizás no.

[1] Se puede leer en el sitio http://e-mujeres.net/opinion/igualdad-genero-frente-crisis-economica

Recursos consultados:

Alberdi, I. (2009). “La situación económica mundial pone de relieve la necesidad de empoderamiento de las mujeres” en Emakunde, nº77, pp.6-9. <http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/sen_revista/es_emakunde/adjuntos/Emakunde77.pdf> [Consulta: 11 de mayo de 2016]

Castro, García., C. (2009). “Económica sostenible: no sin igualdad de género” en Emakunde, nº77, pp. 14-17.

<http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/sen_revista/es_emakunde/adjuntos/Emakunde77.pdf> [Consulta: 11 de mayo de 2016]

Larrañaga, M. (2009). “Una oportunidad para impulsar cambios” en Emakunde, nº77, pp. 10-13. <http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/sen_revista/es_emakunde/adjuntos/Emakunde77.pdf> [Consulta: 11 de mayo de 2016]

Plataforma Feminista ante la Crisis. (2009) “Salir del túnel con perspectiva feminista” en Emakunde, nº77, pp. 18-21.

<http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/sen_revista/es_emakunde/adjuntos/Emakunde77.pdf> [Consulta: 11 de mayo de 2016]

 

 

 

 

Anuncios

Un Comentario

  1. Querida compañera me ha gustado mucho tu post. En la facultad vi una conferencia de Vicent Navarro, en la cual repetía varias veces que si existen alternativas, para salir de la crisis. Navarro, comienzaba su conferencia analizando la situación en Europa desde el punto de vista social. Europa está sufriendo un ataque mediante la disminución de los servicios, el aumento del desempleo, disminución de la ocupación, disminución de la protección social, reducción y privatización de las pensiones…etc., todo esto es debido a un diseño político neoliberal y de las fuerzas conservadoras.
    La explicación que nos proporciona, primero, el señor Draghi es porque Europa, no puede sostener su propio estado de bienestar. Segundo, la señora Merkel, argumenta que la crisis está causada por la falta de disciplina fiscal de varios países (entre los que nos encontramos).

    Navarro, nos explica en el caso de España porque nos ha afectado tanto la crisis, y entre otros factores, nos enumera:
    –          Es un país pobre, debido a la herencia que dejo la dictadura, cuando Franco muere España tenía un 14% de PIB y en la U.E se gastaba un 22% PIB, lo que produjo que España tuviera que llegar a la media europea.  Debido a un retraimiento en todos los aspectos, en el económico, social, político y en el mercado.
    –           Por cómo se produjo la integración de España en la Unión Europea; la entrada de España, en el euro fue creado al coste del Estado de Bienestar del propio país. La dictadura, antes mencionada  también nos produjo ciertos problemas cuando España quiso unirse a Europa, por lo que entramos más tarde que muchos países y nos tuvimos que poner las “pilas” para no quedarnos a la cola de dichos países.
    –          España no ha respondido bien a la crisis, ya que según los políticos y las personas que tienen que hacerse cargo de la situación y de la toma de decisiones, se equivocaron a la hora de tomarlas. El problema no era el excesivo gasto público pero se tomaron medidas que incrementaron aun más la situación, como por ejemplo la bajada de impuestos, lo que conlleva el crecimiento del déficit estructural del Estado.
    La bajada de los impuestos, produce la bajada de los ingresos del Estado, como es lógico, cuando estalla la burbuja inmobiliaria, y por consiguiente entramos en crisis, se intenta arreglar y revertir las medidas que se tomaron que tampoco fueron acertadas como el bajar  el gasto público, cuando según Navarro, habría que aumentarlo, eliminando las reducciones de impuestos.
     A lo largo de su conferencia Vicenç Navarro nos propone algunas medidas con la que se podrían salir de la crisis, como por ejemplo mantener y eliminar la bajada del impuesto del patrimonio de sociedades de las grandes empresas,  corregir el fraude fiscal de las grandes empresas y grandes fortunas, estoy de acuerdo con Navarro, ya basta de quitarle recursos a las personas que menos tienen y que no pueden obtener esos recursos simplemente para garantizarse un mínimo de bienestar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s