Reseña teórica sobre el concepto de Economía Feminista

El término Economía Feminista surge en la década de los 90 y hace referencia al conjunto de análisis y estudios relativos a la economía con enfoque de género que se preguntan sobre las diferencias laborales en torno a hombres y mujeres y buscan soluciones para transformar el mercado de trabajo, relacionando la economía con otras disciplinas como la sociología o la antropología como ciencias que también están basadas en las personas.

La crítica feminista hacia la economía tradicionalmente masculina tiene antecedentes a la fecha señalada con anterioridad, pues desde los años 60 han ido apareciendo autoras que han señalado la necesidad de cambiar la hermetización del mercado ante los cambios más allá de los que marca el curso de la propia economía. Entre ellas, podemos destacar a Betsy Warrior, quien argumentó que el trabajo doméstico es la base de todos los movimientos económicos, Ester Boserup y su obra “Rol de la mujer en el desarrollo económico”, donde se analizaba los cambios que han supuesto las diferentes transformaciones en base al sexo, y Marilyn Waring y su libro “Si las mujeres contaran: una nueva economía feminista”, que supuso un antes y un después, un punto de inicio en el año 1988 para estos estudios, pues visibilizaba todo lo que suponía en trabajo doméstico en nuestro día a día y como pasaba desapercibido a favor del “verdadero trabajo” que se hacía fuera del hogar.

A pesar de estar muy relacionada con la economía denominada “de género”, que busca la implementación de la mujer dentro las teorías existentes androcéntricas, la economía feminista busca alternativas a ellas, a través de dos enfoques principales: por un lado, la conciliación, reciclando los supuestos ya existentes y las nuevas teorías que surgen de su pensamiento, aunándolos para crear nuevas perspectivas que sean fieles a la realidad; por otro lado, la ruptura con todo lo anterior y trabajar arduamente para la creación de nuevas teorías, es decir, repensar de nuevo todo el sistema económico desde un punto de vista feminista.

Así, el trabajo principal de la economía feminista se puede trazar en una doble trayectoria: en primer lugar, la crítica hacia ciertos modelos de economía que no han hecho más que sostener el modelo masculino de trabajo productivo, entre las que destacan por su importancia la realizada a la economía marxista por su insuficiencia analítica al estudiar los comportamientos de las personas dentro de la economía, pues no contempla en su lucha de clase el género y niega la posibilidad de una explotación laboral dentro del hogar; a la economía clásica al considerar trabajo únicamente al que se realiza fuera del hogar, puesto que no tiene en cuenta que existe una dependencia entre la producción fuera del hogar y el trabajo dentro del mismo; y a la economía neoclásica al racionalizar los roles tradicionales, justificando y reforzando el ideal de que la mujer está “especializada” en los cuidados y que son poco racionales para la toma de decisiones (a pesar de que, históricamente, la mujer ha tenido el control de la economía dentro del hogar), por eso son dependientes del cabeza de familia y no son aptos para el trabajo productivo. En segundo lugar, trazan líneas de investigación y actuación en torno a la consideración de que el género debe ser el eje central del sistema socioeconómico y a que se debe poner el énfasis en la sostenibilidad de los procesos de vida por encima de la propia economía; por ello, entre la variedad de temática sobre la que versan sus estudios, muchos de sus análisis están visualizados hacia un cambio epistemológico de la economía, el trabajo no remunerado (íntimamente relacionado con la economía sumergida), la economía del cuidado (principal en lo referente a la incorporación de la mujer el mercado laboral y a su sobrecarga de trabajo) y los cambios en los modelos de trabajo en el hogar (ruptura con los estereotipos), la valoración sobre el uso del tiempo por sexos o el impacto de la globalización en las mujeres.

Como agente principal que promueve la implantación de la economía feminista dentro de la propia disciplina económica, la Asociación Internacional de Economía Feminista, quien acuñó el término descrito anteriormente, es una organización sin ánimo de lucro que quiere avanzar en dichas investigaciones y ilustrar bajo los puntos de vista feministas a los/as economistas. Opera en más de 64 países con una plantilla en la que trabajan conjuntamente economistas, responsables políticos y estudiosos/as de otras disciplinas, bajo objetivos como la cooperación en la expansión de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres o el fomento de las evaluaciones de la economía bajo la perspectiva feminista, y realizan actividades como conferencias anuales y diferentes sesiones en las que evalúan el estado actual de la economía y planifican futuras investigaciones, recopilación de bibliografía relacionada con la economía feminista y la publicación de la revista “La Economía Feminista”, entre otras muchas.

Por tanto, la Economía Feminista lucha por un cambio en la economía hasta ahora masculinizada en el que pretende adaptarse a las necesidades de la sociedad moderna y de la mujer como parte fundamental de ella; es, parafraseando a Julie A Nelson en su artículo Feminismo y Economía, “no es una economía hembra, practicada sólo por mujeres… sino que pretende reflejar lo poco útil que ha sido (en la economía) al reflejar un ideal únicamente masculino en sus modelos, métodos, temas y pedagogías”

Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_feminista

http://www.iaffe.org/

Navarro, C “La Economía Feminista: una apuesta por otra economía” (2006)

Nelson, J. A “Feminismo y Economía”

Materiales facilitados por el profesorado de la asignatura

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s