Planes de… ¿Igualdad?

Desde hace algunos años, se vienen desarrollando en empresas el plan de igualdad. Consiste en valorar la situación de la empresa a través de un diagnóstico de trato y oportunidades que tienen hombres y mujeres de dicha empresa, y a partir de conocer el estado en el que se encuentran, realizar un conjunto ordenado de medidas para alcanzar la igualdad entre ellos y ellas, eliminando la discriminación por razón de sexo.

A raíz de una charla entretenida a la vez que de ideas confrontadas con una amiga sobre los planes de igualdad en una empresa, me han surgido una serie de preguntas que al investigar me he topado con una realidad un poco… ¿machista?, ¿discriminatoria?, (¡Qué sorpresa!, ¿no?)

Ahora en serio, sabemos que nuestra realidad se basa en una sociedad principalmente machista y discriminatoria para con las mujeres, y por eso es por lo que estamos luchando, para erradicarlo. Pero me parece sorprendente cómo, hasta en las iniciativas por mejorar el feminismo tan poco asentado en la sociedad, hay tantas faltas de igualdad. Quiero decir… vamos a analizar algunas de las premisas que las empresas deben tener en cuenta a la hora de realizar un plan de igualdad, guiándose por, nada más y nada menos que la página web del Gobierno de España, ministerio de sanidad, servicio sociales e igualdad. Específicamente en una página de asesoramiento para la igualdad en empresas:

http://www.igualdadenlaempresa.es/faq/home.htm

Tras la lectura de las preguntas y las respuestas explicativas, me han llamado la atención algunas:

¿Cuáles son los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de abordar un Plan de Igualdad?

“Compromiso de la dirección, formación e implicación de la plantilla.

El compromiso de la dirección de la entidad con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, hecho público a todas las personas de la entidad a través de los canales que la misma, tenga establecidos; la formación en materia de igualdad a las personas que integran los cargos de responsabilidad, a la Comisión o Comité de Igualdad y, en su caso, a las personas que componen la representación legal de la plantilla (siendo deseable que dicha formación también llegue a todas las personas que trabajan en la misma); y la implicación de la plantilla, ya sea a través de sus representantes legales o de las personas elegidas a tal efecto, son aspectos clave y básicos, a la hora de elaborar un Plan de Igualdad.”

El compromiso de la dirección, que seguramente esté formada por una mayoría (absoluta me atrevería a decir en el 85% de las empresas) masculina. ¿Un conjunto de hombres directores y gestores de una empresa tendrán un compromiso concienciado de que se implante un plan en el que las mujeres tengan los mismos oficios y beneficios que los hombres?… Permitidme que lo dude.

¿Qué empresas están obligadas a elaborar y aplicar un Plan de Igualdad?

“Las de más 250 personas en plantilla. Las obligadas por convenio colectivo. Aquellas en las que la autoridad laboral lo hubiera acordado en un procedimiento sancionador, donde se especificase la sustitución de las sanciones accesorias, por la elaboración de un Plan de Igualdad.”

Genial. A las empresas de menos de 250 personas en la plantilla… ¿qué más da?, ¿para qué ponerles un plan de igualdad si son sólo unos pocos, eh? El Gobierno de España, el ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad, y las leyes que rigen y regulan la igualdad en las empresas y organizaciones opinan eso, parece ser. Todo un ejemplo a seguir… (nótese la ironía)

¿Quién o quiénes intervienen en la elaboración del Plan de Igualdad?

“La Ley establece que las medidas o el Plan de Igualdad se deberán negociar, y en su caso acordar, con la representación legal del personal. Así pues, en la elaboración y diseño del Plan intervendrán:

  • La Dirección de la empresa.
  • La Representación legal de la plantilla.
  • La Plantilla

Si se considera necesario se puede contar con el asesoramiento técnico de profesionales en materia de igualdad, en todo o parte del proceso de diseño. En este caso, se puede realizar la inscripción al Servicio de Asesoramiento para Planes y Medidas de Igualdad en las Empresas.”

Esta  pregunta viene en relación a la primera que he reflexionado. ¿Qué porcentaje de mujeres habrá en sumatorio, entre éstas tres elegidas para la elaboración y el diseño para el plan, en la mayoría de las empresas?, ¿habrá muchas mujeres en la dirección de la empresa que tengan voz y voto para lograr que un plan de igualdad se lleve a cabo en condiciones feministas?, ¿y en la representación legal de la plantilla? Lo qué si es más probable es que en la plantilla haya más mujeres trabajadoras, pero… ¿qué porcentaje de implicación y voz tiene la plantilla en relación con los otros dos intervinientes?

————————

A pesar de la reflexión de puntos negativos que he hecho de la guía para la elaboración del Plan de igualdad para las empresas, creo que es bueno que se realice pero cambiando algunos ítems, como por ejemplo, que se realice en todas las impresas, independientemente del número de trabajadores y trabajadoras; o que el plan sea elaborado por personal cualificado y sensibilizado en feminismo…

¿Queréis los/as feministas un plan de igualdad para las empresas? Ahí lo tenéis.

Ya… si, ahí está, pero hay muchas cosas aún por especificar, mucho entramado que ir visionando con lupa y mejorarlos. Dice un dicho que, quién hace la ley, hace la trampa, y en este caso, a mi me parece que esto ha sido eso mismo, un parche con el que tapar un problema social para que dejen de molestar a los que realmente “mandan”.

Anuncios

  1. Buenas Elena! Comparto absolutamente la idea que expones en tu post, pienso que los Planes de Igualdad en las empresas son meros parches, que aunque es mejor esto que nada, no cumplen la función para lo que son creados y que como bien dices hay que mejorarlos, y mucho.
    No creo que sea bueno que solo estén obligadas algunas empresas, pues en las otras qué, ¿no son necesarios o no trabajan mujeres que tienen derecho a tener las mismas oportunidades? Además, creo que donde más falla es en el hecho de que quienes toman las decisiones y desarrollan estos planes normalmente son mayoritariamente hombres, con los privilegios que eso conlleva, y claro está no son conscientes de la situación de quienes no los tienen, y por lo tanto no conocen el alcance del problema y de hasta dónde deben llegar estas medidas para solucionarlos.
    Me parece muy acertado tu análisis y es bueno que se expongan ideas así, porque nos daremos cuenta de que no todo es tan bueno como lo pintan, y que como ya he dicho, mejor esto que nada, pero no hay que conformarse.
    Un saludo!

  2. Con ironía incluida me parece muy acertada la reflexión que haces de los Planes de Igualdad, o más bien, de su ausencia en una gran parte del empresariado español como son las PYMES. Éstas suponen un elevado número de personas trabajadoras que, como el resto, necesitan de medidas proclives a la igualdad de trato y oportunidades.
    Unos planes de igualdad que, ni siquiera tienen, la obligación de tener unos puntos determinados, sino que se limitan a una recomendación con respecto a sus contenidos.
    Totalmente de acuerdo en que todas las empresas, sin excepción, debe contar con un Plan de Igualdad, y, por supuesto, elaborado por personal cualificado para ello o empresas dedicadas a estos servicios. De lo contrario estaremos en las mismas. Es imposible que alguien que no tiene nociones de igualdad elabore un Plan de Igualdad serio y efectivo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s