Machismo en el Parlamento Europeo.

La semana pasada, escuchando las noticias en uno de mis medios más habituales, pude tomar nota de una crónica con una tremenda carga machista. Un polémico eurodiputado polaco defendía en la Eurocámara la brecha salarial por la “inferioridad” femenina. 

Uno de los titulares con el que aparecía la noticia era el siguiente:

Un eurodiputado polaco: “Las mujeres deben ganar menos porque son más débiles y menos inteligentes”

El polémico eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, conocido por sus comentarios racistas, sexistas y antisemitas, ha defendido este miércoles en la Eurocámara que las mujeres deben ganar menos porque son inferiores a los hombres, un comentario que ha provocado un encontronazo con la parlamentaria socialista española Iratxe García.

Algunos de tantos comentarios que hizo este señor, y que más me llamaron la atención fueron los siguientes: “¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las Olimpiadas griegas? La primera mujer, ya se lo digo yo, ocupó el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes”, dijo ante el pleno de la Eurocámara Korwin-Mikke, europarlamentario independiente desde 2014. La referencia a la ausencia de mujeres entre los mejores jugadores de ajedrez no es casual. Korwin-Mikke practica este deporte habitualmente, pero en su comentario omite la desproporción en el número de practicantes, solo una mujer por cada 14 hombres. La húngara Judit Polgar llegó a estar entre los 10 primeros del ranking mundial.

Pero todo esto no quedó así, ya que una eurodiputada del PSOE, salió en defensa de las mujeres y pidió la palabra de inmediato para contestarle. Ésta dio una respuesta clara y contundente, respondiendo que “hoy en día las mujeres pueden representar a los ciudadanos en igualdad de condiciones y del mismo modo reivindicó que estaba allí para defender a todas las mujeres europeas de personas (si se le puede llamar así) como este señor”.

Este es sólo uno de sus tantos comentarios machistas, ya que todo ello no acaba ahí. Korwin-Mikke lamenta que las mujeres tengan derecho a votar porque tienen menos conocimientos de política que los hombres e incluso pone en duda las denuncias por violación. Un extenso historial de exabruptos que pone en pie de guerra a todas las mujeres, con el objetivo de luchar con tipos como este.

Este cruce de discusiones se produjo en el Parlamento Europeo mientras se llevaba a cabo un debate sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, donde me gustaría incluir como dato aprovechando este post, que es de un 16% de media europea y un 18,8% en España.

Desde mi punto de vista, este hecho debe tener consecuencias para este señor, puesto que no se pueden permitir estos tipos de comentarios en una institución como la Eurocámara, que tiene entre sus principios básicos la defensa de la igualdad, por encima de todo. No debemos dejar nunca de reivindicar nuestros derechos y pelear por la igualdad que debe existir en todos los sectores. Hoy en día hay que seguir luchando por esas mujeres que nos representan en el Parlamento Europeo y en muchos otros organismos, defendiendo por encima de todo la igualdad que tiene que existir entre hombres y mujeres.

 

Anuncios

  1. Es impresionante como se puede continuar/volver a las cavernas en una magnitud semejante! Por lo que sé este individuo ya ha sido sancionado mas de una vez por sus expresiones racistas, homófonas, xenófobas, etc. Espero que ahora sean más contundentes. Pero el es eurodiputado con mas votos en Polonia, su país de origen y francamente no sé con quien enfadarme mas: con el, con sus votantes, con Polonia que genera un gobierno tan retrógrado o con la Unión Europea que permite esa transgresión de derechos que dice defender.
    Tengo una cosa clara: las mujeres no podemos dejar pasar ni una sola expresión de ese calibre, ya sea en la calle, en el Parlamente (el que fuere) o en nuestra casa.

  2. He leído este artículo, he escuchado estos comentarios por desgracias en las noticias y en todo momento he intentado buscar “una justificación” de porqué este señor (si se puede llamar así) está ejerciendo ese cargo político, porqué tiene votantes que siguen manteniéndole en ese cargo tras esos graves comentarios en pleno siglo XXI, y me atrevo afirmar que una parte de sus votantes (espero que un mínimo porcentaje) son mujeres, mujeres que no salen a la calle a luchar por sus derechos, mujeres que creen que por el simple hecho de ser del sexo femenino son inferiores, mujeres que han crecido con esta mentalidad inculcada por los hombres de su entorno y que se han “resignado” a esa forma de vida.
    Pero mi pregunta es ¿qué seguimos haciendo mal cuando en esta época sigue habiendo altos cargos políticos con esa mentalidad machista y mujeres que están “conformes/resignadas” con esos comentarios?
    Desde aquí hago un llamamiento a todas ellas, salid a luchar, luchar por vuestros derechos, para que nadie pueda creerse más que otra persona por el simple hecho de haber nacido varón.

  3. Me enteré de esta noticia por mi pareja, a raíz de que estoy realizando el Máster de Género en la UHU el tema de la desigualdad entre hombres y mujeres se ha vuelto un tema de conversación constante entre nosotros, así que en cuanto se acordó me preguntó si me había enterado de esta desafortunada intervención del eurodiputado. Debo confesar que mi primera reacción fue de incredulidad… no sabía si mi pareja me lo estaba contando de manera literal o estaba haciendo una interpretación personal de las palabras del señor Korwin-Mikke… (es cierto, señor es una palabra ambivalente desde que se utiliza para referirse con respeto a políticos y personas con cierto cargo, más aún cuando se trata de un eurodiputado que le ha faltado el respeto a la mitad de la humanidad con sus comentarios misóginos). Más tarde he visto la noticia, me he tenido que terminar de creer semejante expresión de pensamiento retrógrado, ¡qué mal deja al parlamento europeo!, y de ignorancia, ¡qué mal se presenta este parlamentario ante el mundo! Más allá de esto, me gustaría pensar que este tipo de comentarios no calan de manera significativa en una sociedad que, poco o mucho, ha avanzado en temas de igualdad; me gustaría creer que la reacción de la mayoría y casi innata sería de burla e incredulidad, pero esto sería ingenuo, la realidad es que estos comentarios son polémicos porque aún es necesaria una búsqueda legítima de la igualdad para todas las personas que habitamos este planeta, no sólo en Polonia, en donde han votado con amplio respaldo a este señor, ni en España donde la noticia ha sido replicada por los medios quizás porque fue una eurodiputada española quien le contestó. Sería interesante fijarnos en la reacción de los compañeros varones a nuestro alrededor, ¿se ríen en complicidad con el eurodiputado? ¿lo aprovechan como una broma para burlarse de nosotras? ¿o se quedan ajenos como si fuera algo que no les afecta a ellos? Sacándole la vuelta al asunto, hay que aprovechar este tipo de oportunidades para hacer conciencia y crear conciencia sobre la realidad de las mujeres hoy día, para que sea un tema que nos importe a todas y todos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s