Si los hombres fueran mujeres…

A continuación me gustaría compartir con ustedes un corto que encontré en Youtube por casualidad. No se si alguno tendréis constancia de él, ya que en el año 2014 se hizo viral.

Este corto fue realizado por la cineasta francesa Eléonore Pourria en el año 2009, titulado Majorité Opprimée que narra un día de la vida de Pierre, un hombre el cual vive en un mundo donde los roles de género han cambiado, las mujeres actúan como hombres y los hombres como mujeres, bajo mi punto de vista en muchas ocasiones de forma exagerada, pero considero que es necesario para captar más la atención y sensibilizar a todas las personas que puedan verlo, ya sean hombres o mujeres.

A lo largo de la historia se aprecia como el protagonista sale de su casa para dejar a sus hijos en la guardería, habla con con profesor que es musulmán y lleva velo, y cómo por el camino recibe un par de “piropos”. Además, se aprecia una situación brutal, que por desgracia muchas mujeres son protagonistas en la actualidad, Pierre es víctima de una agresión sexual.

Este corto fue expuesto en varios festivales de cines tras su creación, pero no se convirtió en viral hasta cinco años después. Nos remontamos al año 2014, como ya he comentado, año en el que la igualdad de género estaba comenzado a resurgir, si se trataba el feminismo, igualdad de género nadie podía mirar como un “extraterrestre”, ya que era un tema actual en aquella época.

¿Y en la actualidad? dos años más tarde, ¿habrá gente que sigue mirando como “extraterrestre” cuando se trata el tema de igualdad de género? Personalmente considero o espero que no sea así, todas las personas estén de acuerdo o no con la igualdad, ha ido hablar de ella, sabe cuales son los objetivos que se persiguen y si no se cumplen es por ideología, o por otra condición personal distinta a la ignorancia.

Respecto al corto, considero que para aquellos años podía ser un poco “chocante”, por así definirlo,  porque la sociedad podría no estar preparada para sentir de forma tan directa lo que puede vivir una mujer a diario.  Hoy en día también puede provocar ser “chocante”,  cuando muchas de las situaciones que le ocurren a Pierre, son situaciones que tristemente siguen ocurriendo en el género femenino.

Llevamos muchos años de lucha, aún nos queda un largo camino por recorrer, pero muchas de las situaciones que actualmente se siguen viviendo, considero que deberían haber cambiado ya.

Es por ello, que debemos apoyarnos en todos los cambios positivo que estamos consiguiendo, como la sociedad está concienciándose poco a poco de que necesitamos un cambio, y todo esto utilizarlo como fuerza para seguir avanzando, para conseguir llegar a la meta.

Seguidamente,  les adjunto el corto para que puedan visualizarlo aquellas personas que no lo conozcan o quieran volver a recordarlo las que ya han podido visualizarlo en alguna ocasión.

Espero que este corto haya llenado de sentimientos y de ganas de avanzar juntos hacía la igualdad de género, donde todas estas situaciones queden en la historia.

Un saludo.

 

Anuncios

  1. Que casualidad es a lo mismo que yo quería hacer referencia con el comentario a otra entrada tuya: “si pudiera pedir un deseo, me gustaría que por un día estos señores, que a diario elogian a las mujeres con sus frases hermosas por las calles, se convirtieran en mujeres y sintieran los diferentes sentimientos que nos acontecen cuando los recibimos. Porque son igual de variados como de desagradables.”

    Realmente me parece una pena que éste vídeo no se visionara a menudo a modo se llamada de atención y que se hiciera famoso 5 años después, y se probablemente a qué se deba. Simplemente a que estos temas no interesan, sólo a las que nos llaman “hembristas aburridas”.

    No me sorprende nada como tu comentas y estoy segurísima de ello, que a todos los hombres e incluso a algunas mujeres, les parezca chocante, exagerado, etc. En primer lugar porque hay mujeres que no ven la realidad tal cual es, si se les plasma bajo otra perspectiva y por ello nos tachan de malas y hembristas, justifican al igual que los hombres que se tratan de piropos, de intentar agradarnos el día o caballerosidad. La caballerosidad señora y señores es machismo.

    Y por otro lado, a los hombres les parece siempre que las mujeres exageramos todo. En primer lugar, porque sufrimos de histeria y en segundo lugar si desde muy jóvenes no sienten miradas, ni “piropos” de desconocidos, tocamientos indeseados en discotecas, etc. probablemente en ningún momento reconocerán que esto es así tal cual se plasma en el vídeo.

    Creo que a las mujeres sí que se nos ha enseñado a gestionar más las emociones, quizás se nos ha educado y desde muy pequeñas, tanto a exteriorizarlas como a reprimirlas según cuáles sintamos. Y en este caso, las de atracción hacía alguien se nos ha privado y castigado, se nos ha inculcado que es de descarada, “guarra”, “puta”,… Sin embargo un que un hombre diga “esa tía esta buena”, “para mojar pan”, etc. esta normalizado y que lo diga una mujer no.

    También me ha llamado mucho la atención cuando el protagonista le pregunta al educador de la guardería por el pelo, y es que a menudo veo como muchos y muchas algunas veces hemos pensado, en como una mujer en el siglo XXI puede llevar velo, ser musulmana, etc. Debido a por lo que tenemos entendido, implica un elevadísimo nivel de sumisión, mujer de un sólo hombre, cuerpo vaso portador de generaciones futuras en el cual, sólo un hombre puede verter su liquido,… A menudo pensamos que nosotros y nosotras ya estamos más avanzados. Porque somos muy políticamente correctos hablando, y socialmente está muy mal visto decir soy machista, pero estamos sometidas todavía y mucho. Seguimos llevando sujetadores, vestidos apretados, tacones, excesivas cantidades de maquillaje por todo el cuerpo, las ondas al agua, con la plancha acuestas para todos lados o el alisado japonés, los labios y pechos bien marcados, para que se nos note, etc. Ese es nuestro velo, que la apariencia engañe y engañe mucho porque somos imperfectas y eso no les gusta a los hombres.

    Por último quiero recordar y mencionar para aquellos y aquellas que no asistís a clases, la película Stockholm, de la cual hemos hablado no hace mucho en clase. Porque es muy interesante como se ve a él acosándola hasta conseguir acostarse con ella y a la mañana siguiente ella es la que le acosa a él y es capaz de hacerle sentir lo mal que podemos pasarlo todos y todas alguna vez.

    Una realidad traumática que experimentan muchas niñas a lo largo de sus vidas. Porque muchos hombres las consideran un juego, al que hay que jugar una hora para conseguir el objetivo y premio final, para el día siguiente jugar a otro nuevo.

  2. Muchas gracias por su respuesta.

    Efectivamente era lo que le respondía en la entrada anterior, que ésta estaba muy relacionada con su comentario.

    Totalmente de acuerdo en todo lo que comentas, y gracias por referirme la película Stockholm, ya que no puedo asistir a clase y no conocía de su existencia, la veré en cuanto pueda.

    Un saludo.

  3. Muy bueno el post y el video. No es nada exagerado, pero hay detalles sutiles que hacen el mismo daño. Yo recuerdo salir a la calle de niña con una carpeta apretandome el pecho por si no se notaba, recuerdo cambiarme de acera para no pasar al lado de una obra, recuerdo a mi hija con 12 años, subir llorando a casa por las barbaridades que había tenido que escuchar y ahora me toca ser invisible en un mundo donde yo creía ser alguien: el de mi profesión. Las cosas cambian, pero muuuuy despacio!

  4. Me ha parecido muy interesante el vídeo y la entrada. No había escuchado hablar de él ni lo había visto. Es increíble cómo cambian las cosas cuando se ven desde la otra perspectiva y cuando les toca vivir y sentir lo que nosotras vivimos y sentimos día tras día. Como dice Victoria, me encantaría que algún día se pudieran invertir los papeles para que sean conscientes de las injusticias a las que hacemos frente cada día. Si eso llegara a pasar, muchos cambios veríamos y muy rápidos, pienso yo.
    Me ha encantado el corto, repito, y lo recomendaré cada vez que pueda.
    Muchas gracias.

  5. Me ha resultado muy interesante el corto, porque muestra una realidad que solo vivimos y percibimos las mujeres, que parece que cuando la sufre un hombre está como exagerada la situación, pero la realidad es así, puede ser más leve e incluso peor. Lo único que no me gusto del vídeo es cuando al final él dice que está harto de la sociedad feminista, que se siente oprimido, como si el feminismo fuera lo opuesto al machismo. En mi opinión, ese fallo que parece leve tira por tierra toda la intención pedagógica del corto, pues es un error que nos pesa demasiado al movimiento feminista….El feminismo es la IGUALDAD¡
    Saludos y gracias

  6. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Como comentáis ojalá y se inviertan los papeles para poder tomar conciencia de la sociedad actual en la que vivimos.

    Montseny, respecto al final del video, por desgracia ese fallo lo comenten muchas personas, creen que el feminismo es el lado opuesto del machismo, y no es así, el movimiento feminista lucha por la igualdad, como bien comentas.

    Un saludo.

  7. Muy interesante tu entrada, el corto me ha gustado mucho porque le da la vuelta a la tortilla y ahora son ellos los que sufren los problemas a los que nos enfrentamos las mujeres día tras día. Por supuesto, no deseo que la sociedad en la que vivimos termine siendo de esa manera pues creo que lo más importante es llegar a una sociedad igualitaria y erradicar esas vejaciones que aparecen en el corto y que siguen ocurriendo. En cuanto a la primera escena en la que una vecina le dice que debería estar hablando con su mujer en vez de con él, me recuerda a una situación que viví hace un par de años en Szeged (Hungría) donde estuve unas semanas con quien por aquel entonces era mi pareja (hombre). El casero del piso nunca se dirigía a mi y, una vez, cansada de que me ignorase decidí dar yo el paso y darle la mano y decirle mi nombre y el hombre muy extrañado se me quedaba mirando como si hubiese hecho algo totalmente fuera de lugar. Más tarde me enteré que muchos hombres de allí, sobre todo en temas formales como el alquiler de un piso, no se dirigen a las mujeres sino que tratan con los hombres, incluso si las que alquilan el piso son mujeres. Desde luego me sentí como un cero a la izquierda y como si ese hombre considerase que mi inteligencia era inferior. Entiendo que ese comportamiento reproducido a lo largo de toda una vida, merme el autoestima de las mujeres y haga tanto daño en la sociedad como sigue haciendo.

    Sin embargo, ha habido un detalle del corto que me ha gustado mucho. Me refiero a cuando la mujer va a la comisaria y abraza y mima al hombre, le protege (si evidenciamos que habla de trabajo cuando él sigue mal) y me ha gustado porque pienso: ¿por qué no? no siempre tienen que ser ellos los fuertes, ellos también son sensibles como nosotras, tienen miedos e inseguridades como nosotras, ¿por qué no tenemos nosotras ese papel de protección con ellos? Creo que hay aspectos en los que sí hay que invertir los papeles, por el bien de ellos y de nosotras.

    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s