La belleza sinónimo de esclavitud

Hola compañeras y compañeros, hoy he visto una noticia sobre Marisa Jara y la quería compartir con ustedes. Ha publicado su primer libro “la talla o la vida”. Marisa es una joven Sevillana nacida el uno de febrero de mil novecientos ochenta, es actriz, modelo y diseñadora de joyas. A mí parecer una triunfadora y guapísima joven que ha padecido el no ser “perfecta” físicamente como deberíamos de ser, según lo que desde muy pequeñas y pequeños nos venden. También ha trabajado como actriz en la película “Un verano en el mar”. Y en su libro, nos cuenta lo duro que ha sido para ella reconocer que ha padecido bulimia, ya que no poseía un cuerpo idílico y se lo exigían para ser modelo.

14889762369594

Considero muy importante este tema porque es un sector económico (la moda y el modelaje) muy influyente y que perjudica la salud de las mujeres, el autoestima y percepción de todas las mujeres y hombres, e implica cuestiones de género. Puesto que, el 90% de las personas que sufren bulimia y anorexia son el sexo femenino y sólo el 10% el masculino.

El ideal de belleza se trabaja desde nuestra infancia pero sobre todo perjudica a nuestros y nuestras adolescentes, la etapa de nuestra vida en la que nos centramos más el físico nuestro y en el de los demás. Así como en el que pensará o dirán de mí y es en estos años de sus vidas también, cuando más se preocupan por ser aceptados e incluidos por la sociedad que les rodea. Y a todo esto con el ir y venir de hormonas perjudica mucho a su nivel de rendimiento escolar. Como no, una de mis entradas tenía que ser sobre este tema, no me podía resistir. Ya que mi tema para el TFM, los determinantes que implican la anorexia, efectos de la esclavitud de la belleza en la morbilidad de las mujeres.

No sé a ustedes chicas y chicos pero a mí, me parece muy triste y vergonzoso que haya tal número de niñas que sufren este trastorno alimenticio, por los estereotipos que nos venden a diario en la moda, televisión, libros, etc. Sin tener en cuenta que el receptor puede ser muy influenciables y poco crítico, simplemente niños o niñas adolescentes que juegan a parecerse o poder llegar a ser algún día como las modelos de las pasarelas, la barbie, la Kardashian o la de la serie tal,… que por desgracia acaba en una situación que se les escurre entre sus manos. Porque a lo largo de nuestras vidas los referentes que se nos presentan son los ideales.

En nuestra infancia para jugar teníamos a la muñeca Barbie, en los dibujos animados Calimero y el inspector Gadget, luego en la adolescencia Doraemon, Scooby-Doo, Sailor Moon, Totally Spice, Sakura cazadora de cartas, Sabrina, la serie un paso adelante, compañeros, y para los adultos continúan las series y películas en la misma línea. La presencia de las mujeres en todos los presentados, es minúscula comparada con la del varón y el papel que desempeña la mujer que aparece igual, menor siempre al del hombre. Además el rol desempeñado por la mujer o niña es siempre el mismo y perpetuando el estereotipo fijado para ellas. Y lo más importante a señalar, las chicas o mujeres siempre aparecen o casi siempre, rubias, guapas, delgadas y vestidas de rosa.

De este modo es como surge esa obsesión por formar parte del referente “normal” y aceptado de las 90-60-90, debido a que aquellas que tengamos o pasemos la medida en caderas de 95cm no se nos permitirá pasear en las pasarelas. Este número ahora es la nueva linde que distingue entre modelo ideal o modelo “Curvy”. Modelo “curvy” se considera a aquella chica que posea una talla 42 y por ello es considerada gorda, pero como está muy mal, de cara a la galería decir el adjetivo GORDA, se ha creado una nueva nomenclatura más aceptada y menos peyorativa. No obstante, de igual manera informa de que es menos valida que las “no Curvy”. En definitiva ha surgido como movimiento mediante el cual, se han unido muchas personas conocidas y no tan conocidas, para reivindicar que no somos todas iguales y perfectas. La belleza está en cada uno, por ser singular y diferente al de enfrente. Victoria Domínguez.

De hecho me gustaría que conocierais un nuevo libro que he descubierto mediante las redes sociales, cuyo título me parece vergonzoso “De gordita a mamacita”. El cual, promueve la búsqueda del físico perfecto ayudando al lector a conseguirlo mediante consejos alimenticios y físicos.

header4

Finalmente recalcar, que el sistema nos presenta el cuerpo como un espacio lleno de imperfecciones que debemos de corregir. Para poder crear constantemente nuevos productos que tape o corrija nuestras imperfecciones y así poder llegar a alcanzar algún día ese ideal de belleza que se ha establecido. Generándoles a ellos miles de beneficios a costa de las inseguridades, que ellos mismos nos van creando a diario.

Aquí os dejo imágenes de la modelo más reivindicativa del movimiento “Curvy”. Ashley Graham.

images

Así como de estas dos amigas que reivindican sus medidas tal y como son y no como nos enseñan que debemos ser. Kate Wasley y Georgina Gibs.

14895755468677

 

Anuncios

  1. Siempre me ha repugnado y me repugna que se use el cuerpo de la mujer como objeto y como diana. Está claro que es una mina de oro para el neoliberalismo, que mercantiliza todo lo que puede. Ropa, cosméticos, dietas… creo que el cuerpo de la mujer ha sido una cárcel para su liberación, un envoltorio tallado desde una sociedad machista que no quiere compartir el poder. Me repugna y me preocupa el tema de la imagen femenina, de los patrones de belleza y de la falta de autoestima de niñas y adolescentes. Casi todos los días le recuerdo a mi hija que un cuerpo delgado con es necesariamente un cuerpo sano y que eso es lo importante la salud, la buena alimentación y el deporte. Pero qué difícil la educación cuando la maquinaria de los medios audiovisuales tiene tanta fuerza.
    Las personas que os dedicáis a educar a nuestras niñas/os tenéis una ardua tarea. Una tarea grande y necesaria que haga de la coeducación un hábito para la sociedad. Espero que tu TFM sobre la anorexia despierte conciencias y ayude a la gente. Son imprescindibles trabajos como el tuyo.

  2. Enhorabuena por tu entrada me ha parecido bastante interesante, ya que aborda un tema importante que lo encontramos día a día en todos los entornos de nuestra vida diaria.

    Podemos ver series de televisión donde en todas ellas aparecen como mínimo una o dos actrices que poseen “un cuerpo ideal” dichas actrices sueles ser protagonistas principales. En los anuncios que nos bombardean diariamente ya sean de alimentos, ropa, perfumes… en todos ellos aparece “la mujer ideal”.

    Pero, ¿”qué es un cuerpo ideal”?¿unas medidas de 90-60-90? sinceramente considero que no es así, las personas que luchan a diario para tener estas medidas que la sociedad nos ha implantado como “ideales” tendrán algún elemento de su cuerpo que no les parezca ideal.

    Por lo tanto, considero que la sociedad nos debe inculcar ser felices independientemente de la talla que poseamos, para ser felices debemos estar sanos y se puede estar igual de sano teniendo una talla 38 o una talla mayor. Pero por desgracia no es así, solamente se busca el enriquecimiento económico y se consigue inculcando “el cuerpo ideal” no la felicidad de todo cuerpo.

  3. Me parece muy acertada tú entrada en el blog con este tema. Ahora se ha puesto muy de moda el reivindicar “la vie en curvy” pero, ¿realmente hay que darle publicidad a esta nueva corriente o deberíamos vivir en un mundo en el que no existiera la diferencia entre la mujer ideal y la mujer que no cumple esas medidas ideales?
    Por desgracia no es así, desde siempre hemos tenido que soportar comentarios machistas en contra del cuerpo de la mujer, comentarios que afectan y mucho a las nuevas generaciones de adolescentes que están comenzando a tener contacto con las redes sociales, entorno que hace mucho daño en todo lo que se refiere a la moda y la belleza. Estas adolescentes por tanto, van a tener que enfrentase a una Sociedad en la que se exige un canon de belleza que no se corresponde ni por asomo con la realidad. Sería necesario remover conciencias y apostar por una educación en la que la asignatura más importante sea la autoestima.

    Como maestra, intento que cada día mis alumnos y alumnas se encuentren motivados en el aula y que no exista ningún tipo de discriminación. Por desgracia estos problemas en relación a la belleza y el cuerpo ideal, afectan fundamentalmente a las mujeres, por lo que una buena autoestima y buenas relaciones con los iguales favorecerá mucho el ideal que se cree en todas y cada una de ellas. Ojalá se siga reivindicando en las pasarelas el cuerpo de mujeres reales y ojalá existan muchas mujeres como Marisa Jara, la sigo y la admiro.

    ¡Ánimo con tu TFM, seguro que será muy interesante!
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s