Discriminación laboral hacia las mujeres

En la actualidad la desigualdad laboral entre hombres y mujeres está muy presente. Pero, en este último año, los tribunales han puesto freno a numerosos casos de discriminación por razón de género. Algunos son:

–> “No asciende por estar embarazada”: Tristemente, el embarazo incide mayormente en las mujeres en el terreno laboral. Un ejemplo de esto; una trabajadora no pudo optar a un ascenso porque la empresa no le comunicó esta posibilidad porque estaba de baja por riesgo en el embarazo. El embarazo debe ser compatible con la conservación de sus derechos profesionales.

mujer policia

–> Exigir una estatura mínima de 1,70 para ser policía: Las mujeres también son discriminadas en determinadas profesiones, como por ejemplo policía. El Tribunal de Justicia se pronunció respecto a la norma de que para entrar a la Escuela de Policía debían tener una estatura mínima de 1,70; una cualidad física que suele ser por lo general más propia de hombres que de mujeres.

Aunque ejercer del mismo requiera una aptitud física particular, no conlleva que dicha aptitud esté relacionada con la estatura, perjudicando esto a un número mayor de mujeres que de hombres.

–> Tiempo parcial: Una de las grandes manifestaciones de la desigualdad es que el cuidado de los hijos sigue estando en gran medida a cargo de la mujer, y por ello esto implica que aumente en ellas el empleo a tiempo parcial.

–> Despedida por acudir a juicio por ser víctima de violencia machista: Recientemente ha ocurrido con una sentencia de enero de este mismo año. Una empresa despedía a una trabajadora por tener que acudir a dos juicios por ser víctima de violencia machista, utilizando como excusa la reducción de su rendimiento en el trabajo.

permiso maternidad

–> El permiso de maternidad en el período de prueba: Otro caso es el de una funcionaria que se ausentó de su trabajo durante el período de prueba por un permiso de maternidad. La empresa le comunicó que no había superado la prueba. Ante esto, la sentencia dictó que la empleada tenía derecho a volver al puesto al que optaba.

–> Fecundación “in vitro”: La maternidad no sólo tiene que ver con el embarazo, sino también con la fase previa al mismo. Es decir, el año pasado, llegó un caso de una trabajadora que fue despedida mientras se sometía a un proceso de fecundación in vitro. Al fin, el despido fue declarado nulo.

–> Guardias no realizadas: Aquí una trabajadora, durante el período de embarazo y lactancia, no pudo realizar las guardias de noche en el hospital que le correspondían. Esto provocó que dejara de recibir el salario de esas guardias. La sentencia dictó que esto era una discriminación directa ya que afecta únicamente a la mujer.

 

*Fuentes:

https://elpais.com/economia/2016/10/24/actualidad/1477310236_972254.html

https://elpais.com/economia/2018/03/06/mis_derechos/1520356260_464613.html

Anuncios

  1. Me parece muy correcto centrar tu entrada en las diversas desigualdades que sufren las mujeres en el ámbito laboral por el simple hecho de pertenecer al sexo femenino. Desgraciadamente el trabajo remunerado ha sido ocupado por el sexo masculino, lo que ha provocado una mala aceptación cuando las mujeres han decidido empoderarse y trabajar fuera del ámbito familiar. Desgraciadamente, el país necesita población joven porque se encuentra muy envejecido. Sin embargo, no se dan ayudas y facilidades a las mujeres que deciden tener hijos e hijas. Por ello, ocupan los puestos de trabajo a tiempo parcial, provocando que coticen menos que los hombres y que en su vejez la paga sea inferior también.
    Por otra parte, me gustaría nombrar el periodo de maternidad tras tener a un hijo o hija , en el que es siempre la madre es la encarga de su cuidado, generando que las empresas prefieran contratar a hombres. Esto se erradicaría si el tiempo de cuidado al menor fuera dividido entre ambos progenitores de igual modo, hecho que se da en otros países.

  2. Considero sumamente interesante la entrada que has realizado, al poner de manifiesto las grandes discriminaciones que sufren las mujeres en el ámbito laboral, a pesar de que se vende de cara al público una imagen completamente distinta de ello.

    Artículos como estos sirven para poner de relieve estas dificultades e intentar buscar alternativas para acabar con esta lacra. Asimismo, suscribo las palabras de María Dolores completamente, es increíble observar como el patriarcado tiene unas bases tan sólidas en pleno siglo XXI, que se materializan entre otras cosas, como bien apunta ella, en trabajos a tiempo parcial, menores cotizaciones, mayores dificultades para obtener un trabajo por estar en periodo fértil, además, las mujeres cuando tienen un/a hijo/a son las que se encargan más de las tareas domésticas y cuidados que los hombres, independientemente, de que dispongan ambos de trabajo, etc. Esperemos, que como apunta la compañera, empiecen a introducirse este tipo de medidas positivas como la división en partes iguales de la baja por maternidad en periodos de tiempo distintos entre ambos progenitores, y a las empresas les suponga el mismo coste, contratar a un hombre que a una mujer.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s