Dos de cada tres salarios menores de mil euros corresponden a mujeres

Centrándonos en los salarios inferiores a los mil euros brutos encontramos que  dos de cada tres personas que sufren estas retribuciones son mujeres.  Desde la reforma laboral, estos sueldos han aumentado para todo el mundo hasta obtener un aumento de 104.200 personas en 2016, hecho del que se ha debatido en el Congreso Español.

.Este incremento de sueldos bajos se ha registrado en toda la sociedad española, es decir tanto hombres como mujeres sufren la obtención de salarios inferiores. Sin embargo, cabe decir que el aumento de este tipo de sueldos ha sido mucho más significativo en los hombres que en las mujeres. Específicamente, en los hombres  con sueldos inferiores a mil euros bruto se ha pasado de 900.900 trabajadores en 2013 a 976.600 en 2016, un aumento de 75.700 personas.

Por otra parte, las mujeres han pasado de ser 2.012.900 las trabajadoras con salario bruto inferior a mil euros a 2.057.400 en el 2016, lo que ha supuesto un crecimiento de 44.500 personas.

Sin embargo, a pesar  del aumento considerablemente mayor de hombres que de mujeres que ganan un sueldo bajo, son las mujeres las que continúan en la cúspide de estos bajos salarios, ocupando un porcentaje  de 67,8% de mujeres con este trabajo, si bien este porcentaje se ha ido reduciendo progresivamente desde el 71% en 2012 hasta la cifra actual. Así, en 2013 las mujeres concentraron el 69% de estos sueldos, en 2014 el 68,4% y en 2015 el 68,8%.

Al leer estos datos en una primera y rápida ojeada podríamos decir que la situación de la mujer ha mejorado en cuanto al porcentaje en el que ocupan puestos de trabajo con salarios inferiores a los mil euros. Aunque, si analizamos de forma detenida, detallada  y correcta los datos que poseemos, debemos destacar que las mujeres no han mejorado  en cuanto a una subida del sueldo, ya que podemos ver que han aumentado las mujeres con una retribución inferior a los mil euros, sino que el incremeto de los hombres en este tipo de salario inferior a los mil euros ha sido bastante mayor que en las mujeres y esto ha provocado una diferencia algo menor en hombres y mujeres.

En conclusión, debemos decir que es necesario tener un conocimiento medio para poder analizar y entender los datos que nos dan en la televión o en los periódicos.

Recuperado de :

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8980506/03/18/Dos-de-cada-tres-salarios-menores-de-mil-euros-corresponden-a-mujeres.html

 

 

Anuncios

  1. Pues bien compañera, esta desigualdad salarial hacia las mujeres viene acompañada de muchas otras formas de explotación como la rebaja en los puestos, los obstáculos promocionales, jornadas de trabajos más extensas… La verdad es que la mujer está cada día más pobre respecto al hombre en todos los sentidos. Aunque muchas de nosotras hemos conseguido avanzar un poco, la base piramidal encuentrase sostenida por mujeres sin ninguna calificación profesional y por lo tanto, sin perspectiva de avanzos. Pero, seguimos adelante que hemos de llegar. El límite es el infinito…

  2. Me gustaría aportar a tu comentario otros datos relevantes con respecto al tema que propones, la brecha salarial. Aunque tanto como los hombres como las mujeres han sufrido en los últimos años la obtención de sueldos menores, en las mujeres todavía se acentúa más el problema, para variar. En un artículo publicado este mismo año en la sección de economía es noticia que la brecha salarial en España sigue sin cerrarse. El porcentaje de lo que cobran más los hombres que las mujeres se estima entre un 20% y un 30%, dependiendo de los datos que se tomen: si son salarios brutos, sueldos por hora, ganancias netas, etc. Pero más allá de porcentajes, esta brecha de género muestra que las diferencias en el mercado laboral no se han superado, a pesar de la creciente incorporación de las mujeres al trabajo. El último informe presentado por el sindicato Comisiones Obreras (en febrero) señalaba que la ganancia media anual de las mujeres era de 20.052 euros y las de los hombres de 25.993 euros. Esto es una diferencia de casi 6.000 euros, lo que situaría la brecha salarial en el 30% por lo que el salario medio anual de las mujeres tendría que aumentar un 30% para equipararse al de los hombres.
    ¿Por qué? es lo que todos nos preguntamos. Si comparamos el mismo trabajo en un hombre y una mujer, probablemente no exista diferencias entre su sueldos, o ésta sea muy poca. La brecha salarial se le atribuye a otros factores como por ejemplo el tipo de contrato, pues el 75% de los trabajadores que tienen una jornada parcial son mujeres o como la diferencia retributiva que llega a través de los distintos pluses salariales.La brecha salarial no hace referencia únicamente a que un hombre cobre más que una mujer desempeñando las mismas funciones, sino también a diversos factores como los que he citado anteriormente.

  3. Respecto a este tema, me parece interesante hacer referencia a un estudio de 2017 de la OCDE, el cual viene a explicar este fenómeno, básicamente dice que las mujeres estudian profesiones peor pagadas.
    El campo de la educación es el preferido de las mujeres, le siguen el área de salud y el de bienestar. Por el contrario, en los estudios de Ingeniería, Industria y Construcción y el de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son los hombres los que son mayoría. Las mujeres en España en estos campos representan el 24% y el 12% respectivamente.
    Las personas que estudiaron en las áreas de Ingeniería, producción industrial y construcción alcanzan seis puntos más en la tasa de empleo que los que estudian Humanidades, idiomas y artes o Formación del profesorado y ciencias de la educación. Las mujeres tienen menores tasas de empleo en parte debido a que cursan mayoritariamente estudios de Humanidades, idiomas y artes o Formación del profesorado y ciencias de la educación.
    De forma añadida, el tipo de contratación, siempre más precaria por la temporalidad y el tipo de jornada y los puestos a los que acceden, menos mujeres en puestos directivos, hace que los salarios sean de media más bajos entre hombres y mujeres especializados en las mismas áreas. En definitiva, de este estudio se recoge que las mujeres eligen estudios con mayor nivel de desempleo y salarios inferiores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s