El mercado de la prostitución:

La prostitución debe ser legal o regulada? tal vez ninguna de las dos …

Así se intitula un artículo de la revista brasileña AZMINAS que empieza el tema presentando la prostitución de las travestis en São Paulo. La autora cuenta su experiencia, se pasando por travesti en las calles, no pudiendo, no obstante, ser descubierta por las demás travestis y prostitutas que actúan en el local. Una travesti, amiga suya y que posibilitó el estudio para la investigación, cuenta que, cierta vez, estaba hablando con unas colegas mientras esperaba clientes, cuando apareció un tipo disparando con una pistola. Además de la violencia que sufren por la sociedad, relata que entre ellas mismas hay peleas y asesinatos, existiendo una “jefe de las prostitutas” que cobra por un “espacio en la calle”. El padrón de belleza también es a ellas impuesto, debiendo inyectarse, en los senos y las caderas, productos de autos o limpieza, lo que causa, muchas veces, la muerte. La expectativa de vida de las travestis y transgéneros brasileñas es de 30 años, según estima el grupo de activismo carioca Transrevolução. El Instituto Nacional de Estadística de Brasil (IBGE) no dispone de datos sobre la cuestión. La Policía Civil informó que, en los últimos cuatro años (de 2013- 2017) apenas dos muertes de travestis fueron investigadas.

La polémica de la prostitución genera divergencias. De un lado, hay quienes afirman que es una mercantilización indigna del cuerpo y de la sexualidad de las mujeres. De otro, el hecho de que la prohibición deja a las mujeres aún más en la margen de la sociedad siendo, pues, necesario “traerlas a la legalidad para que encuentren más seguridad y puertas de salida”. Para esa ultima frente, calificar la venta de servicios sexuales como degradante es, al menos, equivocado en un contexto capitalista en que todo el mundo tiene que vender alguna habilidad para sobrevivir.

En Brasil, las principales organizaciones de prostitutas se oponen a cualquier manera de penalización, sea de clientes o de personas que obtienen lucros a partir del trabajo de profesionales del sexo, puesto que, si la ley penaliza el trabajo en clubes y burdeles, queda para las mujeres trabajadoras sexuales solo la vulnerabilidad de las calles o de las casas ilegales. Entre los modelos de leyes en diferentes países, el modelo de Suiza es, en las palabras de la autora de ese artículo, “el hijo menor de los modelos legales”. En dicho país hay, desde agosto de 2013, drive-ins que están abiertos de domingo hasta miércoles, de las 19h hasta las 3h. Su creación se basó en la idea de ser establecimientos seguros, administrados por el gobierno, en que prostitutas pudiesen pagar un pequeño alquiler y atender allí sus clientes, bajo la mirada atenta del Estado y centralizando hasta 50 profesionales del sexo en el mismo local para proporcionar condones, tratamiento médico, protección policial y consultoría de trabajadores sociales.

En el mercado de la prostitución, existe, también, la desigualdad salarial entre mujeres y hombres. Hombres prostitutos o “gays por dinero” ganan más que mujeres prostitutas. En fin, sean los que defienden la legalización o la prohibición de la prostitución, el consenso es que “si hubiese justicia y equidad social, no habría prostitución como la conocemos hoy”.

Referencia:

Revista AZMINA. ¿La prostitución debe ser legal o regulada? Tal vez ninguna de las dos… (26 de abril de 2017) por Nana Queiroz. Obtenido de https://azmina.com.br/reportagens/la-prostitucion-debe-ser-ilegal-o-regulada-tal-vez-ninguna-de-las-dos/

Anuncios

  1. Hoy día y tras leer muchos artículos sobre el tema, defiendo la abolición de la prostitución y estoy en el bando de población que lucha por ello. Reglamentar o legalizar la prostitución legitima las relaciones patriarcales y las perpetúa. Equivale a aceptar un modelo de relaciones asimétricas entre hombres y mujeres, establecer y organizar un sistema de subordinación y dominación de las mujeres, anulando la labor de varios decenios para mejorar la lucha por la igualdad, con un efecto negativo, no solamente sobre las mujeres y las niñas que están en situación de prostitución, sino para el conjunto de mujeres como grupo, ya que la prostitución confirma y consolida las definiciones patriarcales de las mujeres, cuya función sería estar al servicio sexual de los hombres” (Díez Gutiérrez, 2009).

    Referencias:
    Díez Gutiérrez, Enrique Javier. (2009). Prostitución y violencia de género. El viejo Topo.

  2. Efectivamente, el debate sobre la prostitución está abierto. A propósito de tu artículo, me gustaría comentar lo que me ocurrió hace algunos días con una amiga feminista que vive en Barcelona, en torno al tema y a la visita de Judith Butler a Argentina, invitada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero en Buenos Aires, Empecé a leer la obra de Butler cuando en la materia “Pensamiento feminista e historia de la mujeres” del Máster de EGIC nos mencionaron sus publicaciones. Así que cuando supe que viajaría a mi país, me interesé en su visita y seguí la alternativas. El hecho fue que una multitud quiso ir a escucharla, haciendo filas para entrar a la sede de la Universidad que la recibió. Las crónicas periodísticas cuentan que habían personas muy jóvenes, y como apunte señalaban que en la espera, leían entre otras autoras y autores, a Michel Foulcaut y Simone de Beauvoir. La feminista norteamericana demostró estar al tanto de la situación sobre el debate del aborto y llevó un pañuelo verde, símbolo de la lucha por la despenalización. Además se reunió con periodistas referentes del feminismo argentino y tuvo como interlocutoras de la charla en la Universidad, a la periodista y escritora Marta Dillon, la doctora en Ciencias Sociales y docente Verónica Gago, la doctora en Literatura Latinoamericana y también escritora Cecilia Palmeiro, y la investigadora y docente de la Universidad de California Berkeley –donde también enseña Butler- Natalia Brizuela. A la conferencia hubo 15.000 personas inscriptas pero solo pudieron acceder 1.200 dada la capacidad del lugar y se respetó el orden de llegada. La transmisión se pudo seguir en vivo por las redes sociales y el video de la conferencia circuló rápidamente para que ninguna persona se lo perdiera. Entre las frases más destacadas que dijo Butler, me interesa mencionar “Tenemos que recordar que el enemigo no está adentro, sino que tenemos un enemigo muy claro afuera del feminismo, que es el régimen patriarcal, homofóbico y capitalista” y sobre como se está extendiendo la protesta sobre la imposibilidad de eliminar el delito de aborto de nuestras legislaciones en América Latina, Butler dijo: “Me gusta la figura de la marea: suele hablarse de las olas del feminismo, pero esa historia suele circunscribirse a un área geopolítica en la que se habla en inglés. La marea viene, resiste, es dinámica y tiene un futuro impredecible, por eso me gusta. Desde el norte estamos mirando sus marchas, sus paros, estamos prestando mucha atención a eso”. Un apunte más y recordando la visita a San Pablo en Brasil, el país de Stefania, ya que es a propósito de tu intervención que escribo el presente comentario y que no quiero perder de vista: en el mes de febrero de 2017, Butler visitó Brasil y grupos conservadores brasileños reunieron más de 363.000 firmas en la plataforma digital CitizenGO para que cancelara sus conferencias. El hastag #ForaButler fue el utilizado para reunir las firmas que se oponían a su visita aunque el título del coloquio era “Los fines de la democracia”, organizado por la Universidad de San Pablo y la de Berkeley en California y en otra conferencia también abordaría el tema de la crítica al sionismo. Las firmas fueron reunidas porque los grupos conservadores reclamaban que la autora está llevando adelante con sus estudios, “la mayor propaganda de la ideología de género”, como decía uno de los posteos en Facebook. Pero la autora no tocó el tema, sus conferencias tuvieron otras temáticas.
    Ahora bien, este contexto fue necesario para explicar que cuando le comenté a mi amiga acerca de la llegada de Butler a nuestros países de América Latina, rápidamente se enojara porque ambas hemos hablado sobre la prostitución y nuestro acuerdo con el abolicionismo, del discurso que promueve la legalización como actividad económica y hasta su sindicalización. “¿qué me estás contando, Analía? ¿cómo me dices que estás de acuerdo con esa autora que defiende el neoliberalismo y la mercantilización del cuerpo de las mujeres?”. Entonces me desconcerté, porque era verdad que nos unían pensamientos feministas básicos pero sobre esta autora nunca habíamos hablado. Por eso, encontré otro motivo para seguir estudiando a Butler, porque las polémicas en el feminismo son necesarias, ya que todas hacemos nuestro aporte y porque llegar a conclusiones uniformes en el pensamiento contemporáneo no es un meta. Los estudios feministas se enriquecen con los aportes que cada una vaya haciendo, en definitiva, son los debates los que hacen al progreso del conocimiento. ¿Ustedes que opinan?

  3. Estando en la Universidad, mi maestra de Derecho de Familia, nos contó un caso de un amigo de ella que vivía en Manchester, en Bogotá, el chico era un hombre bastante respetado, con un apartamento en una de las zonas más costosas, siempre vestía bien y en su mano izquierda siempre había un rolex, sus amigos estaban convencidos de que trabajaba en Inglaterra como inversionista, dado que se había marchado para el país inglés a aprender el idioma y en el proceso se había ganado una beca para estudiar finanzas, un hombre de 29 años, que ganaba en libras esterlinas, vivía como un rey en Bogotá, sin embargo, la realidad era otra. Mi maestra y él habían crecido juntos y él le contó, que había abandonado la Universidad en el segundo año y se encontraba trabajando como trabajador sexual en Manchester, ganando más de lo que ganaría en Bogotá en cualquier trabajo, pero su realidad, no es la misma que la de las mujeres que trabajan en las calles de la capital.

    Hace unos años, una mujer se dedica a cuidar a los hijos de las mujeres que se encuentran trabajando en el barrio Santa Fe, que es zona de tolerancia, en donde es permitida (solo en esta zona) la prostitución, es ella, quién cuida de los niños.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s