La brecha salarial de género

Comencemos explicando lo que es la brecha salarial de género para que no haya ninguna duda:

Según la Comisión Europea, “se conoce como brecha salarial entre mujeres y hombres a la diferencia existente entre los salarios percibidos por los trabajadores de ambos sexos , calculada sobre la base de la diferencia media entre los ingresos brutos por hora de todos los trabajadores”.

En términos generales, la brecha salarial refleja la discriminación y las desigualdades en el mercado de trabajo que, en la práctica, afectan principalmente a las mujeres. Podemos decir que uno de los factores de este tipo de discriminación es la segregación ocupacional, que relega a las mujeres a determinados tipos de trabajo o les impide ocupar posiciones de poder o liderazgo.

Hoy mismo La Sexta TV ha publicado una noticia bastante interesante sobre la brecha salarial por razón de género, la cual muestro a continuación:

Sigue la lucha contra la brecha salarial por razón de género: Islandia obliga a las empresas a demostrar que pagan igual a hombres y mujeres

Las empresas de Islandia, en un proceso de auditoría, deberán evaluar cada puesto para identificar las diferencias salariales de más del 5%. El objetivo, “derribar la última de las barreras de género en el trabajo”, según el gobierno.The Scale Collective EventImagen de archivo de una reunión en una oficina | Getty Images

Islandia se ha convertido en el primer país en introducir legislación que obligue a las empresas a demostrar que están pagando a hombres y mujeres por igual, según informa ‘The New York Times’.

Una nueva legislación que nace con la idea de que a menos que las leyes se apliquen con más fuerza, el desequilibrio salarial nunca se va a zanjar.

Las empresas deberán evaluar cada puesto de trabajo de la compañía para identificar y fijar las diferencias salariales de más del 5%. Un proceso de auditoría que no tendrá grandes costes.

“Queremos derribar la última de las barreras de género en el lugar de trabajo”, explicó Thorsteinn Viglundsson, ministro de Asuntos Sociales y de Igualdad de Islandia. Actualmente, en Islandia las mujeres ganan en torno a un 14% y 20% menos que los hombres, según el Gobierno.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo estima que la brecha salarial mundial por razón de género no se cerrará hasta dentro de 70 años a menos que los esfuerzos se aceleren.

laSexta.com | Madrid | Actualizado el 31/03/2017 a las 12:34 horas

Enlace Noticia laSexta.com

Según un informe de UGT, la brecha salarial en España se sitúa en el 23,25%. Los datos muestran que, de media, las mujeres cobran 6.000 euros al año menos pos hacer un trabajo del mismo valor que los hombres.

En pleno siglo XXI y con normativas que regulan la igualdad de género, todavía en Europa y en muchas partes del mundo, los hombres siguen cobrando más que las mujeres. Según los datos del INE, en 2014, el salario bruto medio anual fue de 22.858 €, pero esta cifra es diferente en función del sexo. El salario medio anual de los hombres fue de 25.727 €, mientras que el de las mujeres fue 19.744€.

Uno de los principales factores de esta brecha salarial, junto con la segregación ocupacional, es el trabajo a tiempo parcial, ocupado generalmente por mujeres,

Como podemos observar en el siguiente gráfico, del total del trabajo a jornada completa, un 59,3% está ocupado por hombres, mientras que las mujeres que tienen este tipo de jornada suponen un 40,7%. Con respecto a la jornada a tiempo parcial ocurre lo contrario, los hombres suponen un 27,4%, frente al 72,6% de mujeres que están contratadas a jornada parcial. Estos datos los he recogido del INE, y son del 4º Trimestre de 2016.

Tabla

Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones las mujeres tienen que aceptar ocupaciones con mayor flexibilidad laboral para poder ocuparse también de las necesidades de la familia. A esto hay que sumar el cuidado de familiares y el trabajo doméstico, lo que hace que las mujeres tengan una doble o triple jornada.

Por esto podemos decir que el trabajo a tiempo parcial continúa siendo mayoritariamente una forma de empleo femenina, lo que hace que la brecha salarial siga siendo muy alta en nuestro país. Esta dificultad provoca que la conciencia social no sea paralela a la magnitud y la importancia de este problema.

El impacto que la brecha salarial tiene sobre las mujeres es que obtienen menos ingresos a lo largo de su vida, lo que conduce a pensiones mas bajas y a un mayor riesgo de pobreza en la tercera edad.

Entonces, si sabemos todas las consecuencias, ¿por qué no se toman medidas para acabar con esta situación de discriminación? Supongo que porque al patriarcado y al capitalismo, es decir, a nuestros gobernantes, no les interesa. Como consecuencia, no se llega a respetar del todo la normativa en materia de igualdad de género ¿no? Pienso que aún quedan muchas cosas por hacer con respecto a este tema y en todos los ámbitos, y considero que los planes de igualdad deben desarrollarse en todas las empresas que tengan al menos 30 trabajadoras y trabajadores. Imponiendo medidas como estas y acelerando esfuerzos, como dice la OIT, debería dejar de existir la brecha salarial en mucho menos tiempo y no esperar hasta dentro de 70 años.

Deberíamos aprender de países como Islandia, que hace todo lo posible para acabar con esta situación tan injusta para toda la ciudadanía, especialmente para las mujeres.