GOOGLE PAGA MENOS A LAS MUJERES “POR SISTEMA”

Según anuncia el periódico El País las mujeres trabajadoras de la gran multinacional Google ganan menos salario desempeñando el mismo trabajo que los hombres.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos acusa al gigante de discriminación “extrema” en los sueldos.

El ojo del Gobierno estadounidense se posó sobre Google, levantó el dedo, y desató la polémica: la multinacional ha sido acusada de “desigualdades salariales sistémicas”. Una investigación del Departamento de Trabajo ha recopilado información que apunta a una violación de las leyes laborales federales en cuanto a la diferencia en los sueldos de hombres y mujeres. Y son ellas, obviamente, las que según la institución cobran menos.

Google niega tajantemente que entre sus trabajadores exista tal brecha salarial y aclara que hasta el momento de la investigación de Janete Wipper no habían tenido noticias de esa acusación. Wipper, que habló en una audiencia en San Francisco el 7 de abril, explicó que habían encontrado “disparidad sistémica en la compensación salarial en contra de las mujeres en prácticamente todos los niveles laborales”, según informa el periódico El País.

Los abogados han afirmado que aunque no han finalizado la investigación tienen pruebas contundentes de una discriminación “bastante extrema”.

No obstante, la gravedad de este asunto no termina aquí,  esta gran multinacional no es la única que discrimina a la mujer por el simple hecho de ello, de ser mujer, de pertenecer al sexo femenino ¿Cómo podemos seguir permitiéndolo en pleno siglo XXI?

Según el último informe de la consultora PwC,  las mujeres ocupan menos del 29% de los puestos de trabajo del sector tecnológico, y solo llegan al 9% si se habla de puestos ejecutivos. Y la cosa empeora cuando se focaliza, un estudio realizado por Glassdoor en marzo de 2016, el cual reveló que la programación era el trabajo con más desigualdades de género en Estados Unidos (junto a otras profesiones como la de chefs o dentistas): hasta un 28% menos de salario haciendo el mismo trabajo, teniendo el mismo nivel de estudios, la misma edad e incluso los mismos años de experiencia.

Continuando con la acusación sobre Google, ésta sale a la luz como parte de una inspección rutinaria del Departamento de Trabajo. Google, al tener contratos con el Gobierno de EE. UU., está obligada a facilitar la información que el Estado le pida en cada caso. En 2016, el departamento de programas federales de cumplimiento de contratos solicitó datos sobre el historial laboral y el salario de los empleados de la multinacional, a punto de cumplir 20 años. Sin embargo, Google se negó en varias ocasiones a entregar esa información alegando que ya habían entregado “cientos de miles de registros” y que tal cantidad de datos solicitados les parecía excesivo, ya que chocaban con la confidencialidad y violaban la privacidad de sus empleados.

Y yo me pregunta, ¿si no hay nada que ocultar por qué se niegan a entregar los documentos rutinarios? mi opinión tanto en esta temática como en cualquier otra es que si algo se oculta, la mayoría de las veces, es porque algo se esconde, por lo tanto conlleva una investigación hasta encontrar el motivo.

Los abogados del Departamento de Trabajo han pedido que el Gobierno cancele todos los contratos que tienen con la multinacional y bloquee cualquier proyecto futuro si esta se niega a cumplir con la auditoría.

Como conclusión argumentar que el objetivo principal el cual me ha llevado a destacar esta noticia es que grandes multinacionales, en este caso Google, la cual es usada por casi toda la humanidad a diario, donde se publican todo tipo de noticias, entre ellas las leyes de igualdad de género ¿cómo pueden ser los primeros en no cumplirlas? ¿por qué sus empleadas deben permitir estas injusticias si desean poder recibir un salario?

En definitiva, debemos unirnos y luchar por un cambio, un cambio que cada vez está más latente en el mundo y es más necesario, un cambio que nos llevará a una vida digna de cada ciudadano.

 

La igualdad económica entre sexos no llegará hasta 2186

Sí, han leído bien , un informe del Foro Económico Mundial advierte sobre el atraso en la reducción de la desigualdad de género, y afirma que:

Al ritmo actual, la igualdad económica entre sexos no llegará hasta 2186″

Por desgracia nos encontramos frente a un desperdicio de talento si no actuamos con rapidez para frenar las desigualdades de género. Lo que supondría poner en riesgo el crecimiento económico y privar a las economías de la posibilidad de desarrollarse, según el Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial.

El documento concluye que la igualdad económica entre sexos podría tardar 170 años en producirse al ritmo actual y advierte de un drástico frenazo en los últimos años. ¿A qué se debe esta situación? pues en parte se debe a los desequilibrios crónicos en los salarios y a la participación desigual en el mercado de trabajo, pese al hecho de que en 95 países el número de mujeres universitarias es igual o mayor al de los hombres.

El informe estima que la brecha de género se sitúa en el 59%, la mayor tasa de desigualdad desde 2008. El empeoramiento de la situación actual de las mujeres se debe como he comentado anteriormente a la desigualdad salarial. “Las mujeres gana de media poco más de la mitad de los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas (teniendo en cuenta tanto el trabajo remunerado como el no remunerado)”, sostienen el documento, que también menciona sobre el estancamiento de la incorporación de las mujeres al mercado laboral y la escasa representación del género femenino en puestos de grandes responsabilidades.

¿Pero dónde sufren las mujeres mayor riesgo? el informe afirma también que muchos puestos de trabajos actualmente ocupados por mujeres serán sustituidos por la era tecnológica. Es decir el 9% de los trabajadores de los países desarrollados están “en riesgo” por la llegada de la inteligencia artificial, drones, impresoras 3D y otros avances tecnológicos.

Otro informe del Foro Económico Mundial de Davos concluyó que hasta 2020 se perderán unos cinco millones de puestos de trabajo en todo el mundo por “la cuarta revolución industrial”.

Por todos estos motivos, mujeres y hombres debemos actuar en la misma línea, tenemos que unirnos como socios para gestionar de forma unida los retos a los que nos enfrenta el mundo en el que vivimos y aprovechar las oportunidades. Ambos sexos unidos son fundamentales para garantizar que la Cuarta Revolución Industrial cumpla con las promesas realizadas a la sociedad y no sirva para quitarnos los puestos de trabajo que con tanto esfuerzo y sacrificio nos ha costado conseguir.

Nuestro país, España, no permanece ajeno a este fenómeno. No ocupa un puesto muy digno en la clasificación del informe Global de género que elabora el Foro Económico Mundial, se sitúa en el puesto 29 de 144 países, pero si se compara con años anteriores ocupaba el puesto número 11, por lo tanto podemos afirmar que en nuestro país se ha producido un gran retroceso.

En definitiva, si nos unimos hombres y mujeres en la lucha actual para conseguir la igualdad de género económica, mucho de los problemas actuales o futuros desaparecerían y podríamos vivir en un mundo unido e igualitario.

 

100 comentarios machistas que las mujeres escuchan desde niñas

El instituto Diego Siloé de Albacete ha organizado un concurso de cortos entre sus alumnos y alumnas. Alicia Ródenas de 17 años, una de los participantes, se ha presentado al concurso con un vídeo donde lee un centenar de frases machistas.

Con estos trabajos podemos apreciar como la sociedad va avanzando y como los adolescentes son conscientes de la terrible situación de machismo que sigue habiendo en la actualidad y luchan como por ejemplo con este tipo de trabajos para concienciar y que cada día seamos más los que luchamos contra estas injusticias.

El corto comienza con algunas frases que imponen roles de género desde la infancia, como “si te ven jugar con niños te llamarán marimacho”, o “¿informática? ¿no prefieres bailar?… con lo bien que te queda la falda”. De ahí se pasa a comentarios que van avanzando en función de la edad “estás siempre rodeada de niños, calientapollas”, ¿qué pasa? ¿tienes la regla?”. Para finalizar con frases que hacen referencia directa a los malos tratos “si te miran otra vez le doy”, “no me dejes o hago una locura”.

Este vídeo no ha quedado solo en una actividad escolar, lleva unas 120.000 reproducciones desde que el instituto lo publicó en Youtube el pasado 29 de marzo. Además, se acerca al millón de reproducciones en la red social Facebook. Lo que quiere decir que la sociedad poco a poco va concienciándose de la gravedad del problema.

Dicho texto no es creación propia de esta estudiante de instituto, sino que ya se hizo viral en 2015, titulado ¡Qué niña tan bonita! obra de la madrileña Ro de la Torre, quien primero lo publicó en su Facebook y luego en la web feminista Locas del coño. Alicia Rodenas le encantaba el contenido del vídeo, por ello pidió permiso para usarlo. Y la web feminista no sólo le dio permiso, sino que ha compartido el resultado del corto en su página de Facebook.

La otra cara de la moneda es que por desgracia sigue ocurriendo que hay personas que  no están de acuerdo con este tipo de contenidos,  por lo que recurrieron a insultos. Pero la repercusión ha sido casi toda positiva, hasta el punto de que existen comentarios de cambio de actitud después de ver el vídeo, que es lo que realmente enriquece y llena de alegría las horas de trabajo y esfuerzo.

A continuación el enlace donde se puede apreciar el corto:

http://verne.elpais.com/verne/2017/04/17/articulo/1492412360_237040.html

Este corto nos quiere hacer reflexionar que la violencia de género no es solo física, la vivimos desde nuestra infancia y nos persigue día tras día. Somos nosotras las que debemos poner nuestros límites y no permitir ningún tipo de abuso a lo largo de nuestra vida, puede ser que cuando seamos niñas no nos demos cuenta de la gravedad del problema y no le demos importancia a los comentarios que nos transmitieron, pero vamos creciendo y a la vez madurando, por lo que para poder crear nuestra personalidad de forma correcta debemos poner fin a estas injusticias y no permitir ni un solo abuso a nuestra persona.

Poco a poco somos más las que nos unimos en la lucha, personas de diferentes edades para acabar con las injusticias de género y empezar desde la infancia a dejar de calificar a una niña porque quiera jugar a fútbol, o porque se lleve mejor con niños que con niñas o por otras situaciones que seguimos calificando como desigualdad de género.

 

Si los hombres fueran mujeres…

A continuación me gustaría compartir con ustedes un corto que encontré en Youtube por casualidad. No se si alguno tendréis constancia de él, ya que en el año 2014 se hizo viral.

Este corto fue realizado por la cineasta francesa Eléonore Pourria en el año 2009, titulado Majorité Opprimée que narra un día de la vida de Pierre, un hombre el cual vive en un mundo donde los roles de género han cambiado, las mujeres actúan como hombres y los hombres como mujeres, bajo mi punto de vista en muchas ocasiones de forma exagerada, pero considero que es necesario para captar más la atención y sensibilizar a todas las personas que puedan verlo, ya sean hombres o mujeres.

A lo largo de la historia se aprecia como el protagonista sale de su casa para dejar a sus hijos en la guardería, habla con con profesor que es musulmán y lleva velo, y cómo por el camino recibe un par de “piropos”. Además, se aprecia una situación brutal, que por desgracia muchas mujeres son protagonistas en la actualidad, Pierre es víctima de una agresión sexual.

Este corto fue expuesto en varios festivales de cines tras su creación, pero no se convirtió en viral hasta cinco años después. Nos remontamos al año 2014, como ya he comentado, año en el que la igualdad de género estaba comenzado a resurgir, si se trataba el feminismo, igualdad de género nadie podía mirar como un “extraterrestre”, ya que era un tema actual en aquella época.

¿Y en la actualidad? dos años más tarde, ¿habrá gente que sigue mirando como “extraterrestre” cuando se trata el tema de igualdad de género? Personalmente considero o espero que no sea así, todas las personas estén de acuerdo o no con la igualdad, ha ido hablar de ella, sabe cuales son los objetivos que se persiguen y si no se cumplen es por ideología, o por otra condición personal distinta a la ignorancia.

Respecto al corto, considero que para aquellos años podía ser un poco “chocante”, por así definirlo,  porque la sociedad podría no estar preparada para sentir de forma tan directa lo que puede vivir una mujer a diario.  Hoy en día también puede provocar ser “chocante”,  cuando muchas de las situaciones que le ocurren a Pierre, son situaciones que tristemente siguen ocurriendo en el género femenino.

Llevamos muchos años de lucha, aún nos queda un largo camino por recorrer, pero muchas de las situaciones que actualmente se siguen viviendo, considero que deberían haber cambiado ya.

Es por ello, que debemos apoyarnos en todos los cambios positivo que estamos consiguiendo, como la sociedad está concienciándose poco a poco de que necesitamos un cambio, y todo esto utilizarlo como fuerza para seguir avanzando, para conseguir llegar a la meta.

Seguidamente,  les adjunto el corto para que puedan visualizarlo aquellas personas que no lo conozcan o quieran volver a recordarlo las que ya han podido visualizarlo en alguna ocasión.

Espero que este corto haya llenado de sentimientos y de ganas de avanzar juntos hacía la igualdad de género, donde todas estas situaciones queden en la historia.

Un saludo.

 

¿Cómo se les ocurre viajar solas?

Sí, han leído bien, ese es el título de la noticia tan impactante (por ofrecerle algún calificativo) que acabo de leer en el periódico EL PAÍS.

Una periodista de dicho periódico relata un intento de secuestro en la costa de México y como la reacción que obtuvieron de las personas que allí se encontraban fue criticar que estuviesen dos chicas solas (como si ellas buscaran dicha situación). Es decir, las culpaban por haber salido solas esa noche (chicas que salieron a pedir ayuda).

Dos chicas inofensivas, que intentaban pasar unos días en la costa de México sienten como alguien a entrado en su cabaña, es por ello que salen a pedir ayuda y no saben que la pesadilla de aquella noche acaba de comenzar para ellas, pesadilla que les quedará marcada para toda su vida y vuelvo a repetir simplemente por ser dos mujeres.

La escritora de esta noticia comienza comentando lo siguiente: “Hay un lugar en México dónde puedes enseñar los pechos a la luz del día pero no puedes caminar sola por la calle cuando cae la noche. Búscate un hombre, o dos,  o los que sean necesarios. Porque sigues siendo mujer”.

Y yo me pregunto ¿estamos seguro que esta situación solamente ocurre en México? porque me atrevo a decir que no es así. En España,  encontramos muy pocas mujeres solas por la calle a altas horas de la madrugada, y si es así van asustadas y deseando llegar a su destino. No obstante, estas mujeres desean tener suerte y no encontrarse con ningún hombre de estas características, si se les puede llamar hombres. Señores que gritan “piropos”, o así los definen ellos, que lo único que  provoca en la reacción de la mujer es que ésta se asuste y en muchos casos comience a correr aterrorizada.

¿Y si es una adolescente? ¿Cuántas adolescentes acuden sus padres a recogerlas por temor a que regresen solas a casa? Hasta que no ven llegar a su hija al lugar donde la citaron su tranquilidad no invade su cuerpo.

El miedo que tienen esos padres, esas mujeres que andamos solas por la calle de noche es común; miedo a ser secuestradas, miedo a ser violadas, miedo a que alguien atente contra nuestro cuerpo y solamente por ser mujer. Mujeres que nos merecemos un respeto, una admiración por el sexo opuesto y no miedo cuando nos encontramos indefensas.

¿Por qué tenemos que luchar con estas situaciones día tras días?

A continuación les facilito el enlace para que seáis testigos en primera persona del relato que cuenta la periodista, relato que te transporta a aquel día y que provoca al leerlo un poco de sufrimiento del que sintieron estas chicas aquella noche, sufrimiento que muchas personas consideran que ha sido merecido.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/08/mexico/1488997754_192558.html

Para concluir con esta entrada me gustaría realizar una reflexión, ¿cómo puede seguir existiendo esta mentalidad tan machista? ¿estamos en el siglo XXI o cuando hablamos de igualdad de género nos encontramos en los siglos de antaño? ¿vamos avanzando y trabajando en la línea correcta o por el contrario nos estamos equivocando en algunos aspectos?