Gráficos sobre Brechas de Género en el Mercado Laboral según edad y estado civil

La existencia de brechas de desigualdad en la Actividad y Ocupación laborales por razón de género es una de las desigualdades más evidentes en nuestro Mercado laboral.

Este artículo consiste en una recopilación de 18 gráficos de 8 diferentes brechas de actividad y ocupación en el Mercado laboral por razones de género por franjas de edad y algunas además por Estado civil. Hablan por sí solos y espero que os gusten.

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 1

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 2

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 3

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 4

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 5

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 6

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 7

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 8

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 9

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 10

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 11

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 12

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 13

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 14

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 15

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 16

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 17

 

Entrada 4 Brecha de Género Mercado Laboral Gráfico 18

 

 

 

Fuente INE: EPA Primer trimestre 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Critica a: “Un modelo de financiación de la Renta Básica para el conjunto del Reino de España: sí se puede y es racional”.

La RENTA BÁSICA es una posible medida político-económica que siempre me ha estado rondando en el pensamiento y desde que lo abordamos en el curso ascendió algunos planos en mi interés. Posteriormente la entrada en el BLOG, titulada: Renta básica, ¿una posible solución para la eliminación de las desigualdades?”, desató mi ánimo de comenzar a estudiar todos los escritos que pueda encontrar a este respecto.

Aunque me he propuesto analizar todos los estudios al respecto a los que pueda tener acceso, en este caso, me centraré únicamente en uno de los estudios al respecto: “Un modelo de financiación de la Renta Básica para el conjunto del Reino de España: sí, se puede y es racional” de Jordi Arcarons, Antoni Domènech, Daniel Raventós y Lluís Torrens. Reconozco que parto de la convicción de su imposibilidad de aplicación unilateral en España, aunque agradecería enormemente encontrar cualquier estudio que demostrase que es posible, ya que sería el mayor logro social del Estado del bienestar.

Ya en la introducción del estudio me llama la atención una frase que denota cierto prejuicio, aprensión, posicionamiento político y una declaración de intenciones: “todo el mundo recibe la RB, pero no todo el mundo gana; los ricos pierden”. Debería delimitar a qué cuantía de ingresos aplica dicho término: “ricos”.

El estudio se basa en dos medidas fundamentales: substituir toda prestación pública de cuantía inferior; y reformar totalmente el IRPF imponiendo un tipo único del 49%, además de eliminar toda una serie de desgravaciones y de reducciones del impuesto. Así, se determina su viabilidad. Lo cual me complace y abre las puertas a perseverar en el estudio de su futura aplicación.

No obstante, dicho estudio supone que la aplicación de esta medida no va a suponer ningún otro cambio en ninguna otra variable económica y que los ingresos se van a mantener tras su aplicación. Pero la medida tendría otras repercusiones:

El efecto llamada que resultaría de su aplicación exclusivamente en España, que supondría replantear totalmente el cálculo de estudio..

Es una evidencia empírica de los estudios macroeconómicos el que el incremento de la presión fiscal no es directamente proporcional al incremento de los ingresos fiscales, es decir, si incrementamos un 10% los impuestos no se recauda un 10% más, en nuestro caso, el incremento de tipos del IRPF si va a suponer una mayor recaudación, pero no en la proporción de la subida de tipos, ya que muchos ciudadanos son disuadidos de trabajar tanto, por decirlo de una manera sencilla: “para que voy a trabajar más, si la mitad de mi dinero irá a las arcas públicas”. Como digo, existe una larga trayectoria de estudios al respecto que evidencian dicho comportamiento.

Es muy probable también el incremento del fraude fiscal, debido al hecho de la mayor carga impositiva, ya que de hecho existen relaciones directas entre uno y otra. Aunque lo que hay que hacer es incrementar el control sobre éste, y más aún, solo del control del fraude actual se obtendría gran recaudación que podríamos aplicar a medidas sociales.

El hecho de que se garantice socialmente una renta básica ejercería una presión hacia la subida de los salarios, ya que seríamos más exigentes con las condiciones laborales. Este hecho, que en principio es valorado positivamente por los autores y por cualquier persona con una mínima preocupación por el bienestar social, incrementaría los costes laborales de las empresas, algo muy perjudicial para la competitividad en este mundo globalizado, ya que al encarecerse nuestros productos, se venderían mucho menos, adquiriéndose más los extranjeros, con el consecuente incremento de nuestro Déficit comercial, reduciéndose por ello el consumo nacional; también se reduciría la inversión empresarial, ya que sería más barato producir en otros países y hay libertad de mercado. No es necesario ser un gran entendido en Economía para saber que esto reduciría la riqueza nacional y al ser menor la renta, los ingresos por renta, serían menores, es decir, el IRPF recaudaría menos, con lo que habría que replantear el mecanismo propuesto, de forma que del 49% habría que pasar a otro porcentaje mayor, y así, cíclicamente. También se recaudaría menos en otros impuestos, como el de Sociedades.

Por otro lado, la oferta de las empresas nacionales se reduciría, ya que al tener mayores costes, se ofrecería menos a los precios actuales, teniendo que subir los precios para poder obtener beneficios, lo que conllevaría a una mayor sustitución de los productos nacionales por los extranjeros, o a una subida generalizada de precios: Inflación, lo que supone que el poder adquisitivo de la Renta Básica caería, cambiando el Umbral de la pobreza, es decir, habría que subir la RB, con lo que se repetiría este círculo vicioso y vuelta a empezar: habría que elevar de nuevo el tipo único para el IRPF.

A mi modesto entender, toda medida en este sentido tendría que pasar por su aplicación internacional y una unificación de los criterios fiscales internacionales, así se evitarían los efectos negativos antes expuestos, ya que al afectarnos a todos, no perderíamos competitividad, además se podría acompañar de otras medidas de política monetaria.

Hoy en día, veo muy complicado este entendimiento, que ni siquiera se produce a nivel interno en la Unión Europea, en donde existen países con paraísos fiscales, y donde los diferentes miembros compiten con la reducción impositiva a ricos y a empresas, para beneficiarse de una mayor recaudación, resultado de la suma de menores imposiciones. No obstante, me ha sorprendido gratamente el estudio, ya que en principio consideraba que era mucho más inviable, y es el más convincente de todos los que he estudiado.

Todo lo anterior no debe disuadirnos de seguir valorando esta medida, que debe ser considerada como sustancial para una adecuada distribución de la riqueza y por la justicia y el bienestar sociales que comporta.

Fuente: “Un modelo de financiación de la Renta Básica para el conjunto del Reino de España: sí, se puede y es racional”

http://attac-catalunya.cat/download/alternatives/Modelo%20de%20Renta%20b%C3%A1sica%20para%20el%20Reino%20de%20Espa%C3%B1a.pdf

Cobertura de la maternidad y paternidad en Europa

Los países europeos con mayor cobertura de maternidad/paternidad son Lituania, Bulgaria, Suecia y Noruega.

En Lituania 1 año al 100% y otro año al 80% para la madre y 30 días para el padre. En Bulgaria 1 año al 100% y 1 año al salario mínimo, para cualquiera de los dos. En Suecia, la cobertura es de 16 meses (480 días) a compartir entre la madre y el padre, percibiendo el 80%, estando el padre obligado a tomar 60 días, más 10 días laborables a partir del nacimiento. Y en Noruega 392 días (56 semanas) al 80% o 322 días (46 semanas) al 100% para la madre y 70 al 100% para el padre , estando la madre obligada a tomarse 21 días antes y 42 días después del parto, pudiendo compartir el resto con el padre.

En Albania 1 año para la madre. En Dinamarca 1 año a repartir, con un mínimo de 126 días para ella y 14 para él. En Finlandia 105 días para la madre y 18 para el padre, más otros 158 días a repartir. En Alemania la madre cuenta con 98 días al 100%, y adicionalmente, ambos con un año al 67%. En el reino Unido 273 para la mujer y 14 para el hombre. En Islandia 90 cada cónyuge y otros 90 a repartir. En Rumanía 126 para cada uno. En Italia 154 días para la madre y 91 para el padre. En Irlanda 70 para la madre y otros 112 a compartir. En Ucrania 126 y 0. En la República Checa 196 y 0. En Rusia 140 y 0. En Portugal 120 días al 100% o 150 al 80% para la madre y 15 días para el padre. En Letonia 140 y 14. En Austria 112 días para la madre y de 1 a 3 años para el padre pero con una prestación baja. En Grecia 119 y 0.

En España la madre cuenta con 112 días (16 semanas) al 100%, ampliable a dos semanas más por cada hijo, a partir del segundo, si es un parto múltiple, y en caso de discapacidad del bebé. Este derecho también se puede ejercer en los casos de adopción y acogimiento del bebé, tanto si es permanente como temporal, siempre que los hijos sean menores de seis años. De estas 16 semanas, las 6 primeras son obligatorias para la madre, mientras que las otras 10 semanas se pueden repartir entre el padre y la madre de forma simultánea o consecutiva. El padre tiene 2 días por nacimiento más 13 días, que pueden ser 15 días en caso de parto múltiple y 20 en caso de familias numerosas.

A la cola están países como Polonia y Francia con 112 días para la madre y 14 para el padre, Letonia con 112 y 10, Turquía y Suiza  con 112 y 3. Holanda con 112 y 2. Chipre y Luxemburgo con 112 y 0, Bélgica con 105 y 10, Malta con 98 y 2, Eslovenia con 84 y 11 y Liechtenstein con sólo 56 y 0.

Mi opinión es que debe llegarse a un sistema que reparta de forma obligada e igualitaria los días de prestación, al estilo de Islandia o de Rumanía, y que esta fuese del 100%, a los que añadir el periodo de convalecencia debido al parto. Esto evitaría la discriminación laboral que sufre la mujer en edad fértil e incidiría en la idea de que el nacimiento conlleva obligaciones y derechos para ambos de forma igualitaria. Debería ser flexible en cuanto a la jornada laboral y el espacio temporal y permitirse su extensión con algún tipo de ayuda de menor cuantía si es deseo de la madre o del padre para poder ejercer labores de atención y de educación. Además de otro tipo de servicios.

 

Fuente: Comisión europea: http://ec.europa.eu

La Seguridad Social en Suecia: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Sweden_es.pdf

La Seguridad Social en Noruega: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Norway_es.pdf

La Seguridad Social en Finlandia: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Finland_es.pdf

La Seguridad Social en España: http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20Spain_es.pdf

La Seguridad Social en…:
La clave de búsqueda empleada es “cobertura de la maternidad en …”

Micromachismo

MICROMACHISMO es el término acuñado por LUIS BONINO, para designar:

“Las sutiles e imperceptibles maniobras y estrategias de ejercicio del poder de dominio masculino en lo cotidiano, que atentan en diversos grados contra la autonomía femenina”.

“Hábiles artes, trucos, tretas y manipulaciones con los que los varones intentan imponer a las mujeres sus propias razones, deseos e intereses en la vida cotidiana”.

Luis Bonino es Psicoterapeuta y médico psiquiatra y desarrolla desde hace casi 40 años numerosas actividades en los ámbitos de la Salud mental y de la promoción de la igualdad entre mujeres y varones, estando especializado en el abordaje clínico y preventivo de las problemáticas de mujeres y varones asociadas a su socialización de género.

Los MICROMACHISMOS son empleados de forma cotidiana incluso en los varones “normales”; entendiendo por normales a aquellos que no podrían ser llamados violentos, abusadores o especialmente controladores o machistas.

La mayoría de estos comportamientos no son intencionados, ni planificados, sino que son dispositivos mentales, corporales y actitudinales incorporados y automatizados en el proceso de “hacerse hombres”. Se trata de hábitos de acción/reacción frente a las mujeres; otros en cambio sí son conscientes. En cualquier caso, todos forman parte de las habilidades masculinas desarrolladas para ubicarse en un lugar preferencial de dominio y control que mantenga y reafirme los lugares que la cultura tradicional asigna a mujeres y hombres.

Son comportamientos muy alejados de la violencia física, pero tienen a la larga sus mismos objetivos y efectos:

“Garantizar el control sobre la mujer y perpetuar la distribución injusta para las mujeres de los derechos y oportunidades”.

Ejemplos de Micromachismo: (seguro que no os van a resultar desconocidos)

  1. “Monopolizar las decisiones económicas”: Gran cantidad de maniobras son utilizadas por el varón para monopolizar el uso o las decisiones sobre el dinero, limitando el acceso de la mujer a él o dando por descontado que el hombre tiene más derecho a ello.
  2. “Menosprecio del trabajo doméstico”: Negación del valor económico que supone el trabajo en el hogar y el cuidado de familiares y niños.
  3. “Ganar por cansancio”, consiste en obtener lo que se quiere, por agotamiento de la mujer en mantener su propia opinión, que al final acepta lo impuesto a cambio de un poco de paz.
  4. “Decidir sin consultar”: Tomar decisiones sin consultar, ocupar espacios comunes, opinar sin que se lo pidan, monopolizar, etcétera.
  5. “Monopolizar el espacio físico”: en el ámbito hogareño, el varón invade con su ropa toda la casa, utiliza los ambientes, impidiendo el uso de ese espacio común, monopoliza el mando del televisor.
  6. “Desentenderse por torpeza””: Quizás el más común es aquel en las que el hombre no se implica en las tareas domésticas o familiares porque “no sabe” o porque “ella lo hace mejor”. En este caso, obligar a la mujer a hacer lo que en una relación igualitaria debería ser cosa de dos supone una maniobra  de imposición de tareas que, de forma sutil, genera una importante sobrecarga en ella.
  7. “Asociar a la mujer el cuidado”: Pedir, fomentar o crear condiciones para que la mujer priorice sus conductas de cuidado incondicional (sobre todo hacia el mismo varón), promover que ella no tenga en cuenta su propio desarrollo laboral.
  8. “Tiranizar al enfermar”: Comportamientos de “aniñamiento tiránico” que utilizan los varones cuando enferman, así como la exigencia (generalmente no verbal) de ocuparse de la familia de él, sus amigos, y los animales que tengan en casa.
  9. “Culpabilizar de las discusiones”: Culpar a la mujer de toda disfunción familiar (con la consiguiente inocencia del varón).
  10. “Aprovecharse de la dependencia afectiva”: Se aprovechan de la dependencia afectiva de la mujer y su necesidad de aprobación para promover en ella dudas sobre sí misma, sentimientos negativos y, por lo tanto, más dependencia.
  11. “Pelearse con sus familiares y amigos”: Peleas y discusiones con terceros con los que la mujer tiene vínculos efectivos a través del relato de historias sesgadas, secretos, etcétera.
  12. “Descalificación por falta de femineidad”: Descalificación de cualquier transgresión del rol tradicional de las mujeres.
  13. “Negativizar logros”: Redefinición como negativas, de cualidades o cambios positivos de la mujer.
  14. “Hacerse el tonto”: Apelar a la inconsciencia (“No me di cuenta”), a las dificultades de los varones (“Quiero cambiar, pero me cuesta”), a las obligaciones laborales (“No tengo tiempo para ocuparme de los niños”), a la torpeza, a la parálisis de la voluntad (“No pude controlarme”).
  15. “Encerrarse en sí mismo”: No contestar, no preguntar, no escuchar, hablar por hablar sin comprometerse, etcétera.
  16. “Cambiar para que todo siga igual”: Maniobras consistentes en hacer regalos, prometer ser un buen hombre, ponerse seductor y atento, hacer cambios superficiales, sobre todo frente a amenazas de separación. Se realizan modificaciones puntuales que implican ceder posiciones provisoriamente por conveniencia.

 

Definición de Micromachismo:

https://es.wikipedia.org/wiki/Micromachismo

En el apartado referencias viene toda la información sobre el tema.

 

Entrevista a Luis Bonino Méndez:

https://www.youtube.com/watch?v=3A8RhjiX0mE

Habla de la situación general, introduce el término y pone dos ejemplos.

 

El machismo invisible y los Micromachismos:

https://www.youtube.com/watch?v=-oLWb0021P8

Profundiza sobre el tema.

 

¿No te ha pasado que…? – Micromachismos | eldiario.es:

https://www.youtube.com/watch?v=WVRKdakH6fw

El Micromachismo visto desde el otro lado.

 

El machismo que no se ve (Documentos TV – 2015):

https://www.youtube.com/watch?v=YRWpzQuW7NE

Es más general pero trata temas tratados en la asignatura.