TRABAJO SEXUAL: MERCADO SUMERGIDO

Actualmente la cantidad de personas que migran a otros países es mayor, la población migrante está compuesta por 191 millones de personas, de las cuales 95 millones son mujeres (casi 50%), las mujeres siempre han estado presente en los fenómenos migratorios con el fin de mejorar sus condiciones económicas y la de sus familias en su lugar de origen. En el año 2005 había en España 3.691.547 personas extranjeras de las cuales el 80% procedían de países sub-desarrollados.

El desconocimiento de la nueva cultura, el no tener acceso a un empleo obligan a la mujer inmigrante a ingresar a mercados de trabajo como es el de servicio domestico y otras se ven forzadas a ingresar a trabajos sumergidos como es el del Trabajo Sexual en las calles, pisos o clubes de alterne en España.

Datos actuales:

Según datos de la Dirección General de la Mujer de España se calcula unas 300,000 mujeres ejerciendo esta actividad de las cuales un 80% serian extranjeras y 4 de cada 10 hombres manifiesta haber pagado por esta práctica sexual.

Para Sara Vicente Collado, coordinadora de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, el 90% que ejercen la prostitución son mujeres, y de todas ellas el 87% son mujeres inmigrantes que proceden de: América Latina, África Subsahariana y, en los últimos años, de la Europa del Este.

En España en un solo año se mueven cerca de 12.000 millones de euros con la prostitución (Comisaría General de Extranjería y Documentación). La prostitución forma parte de un sector de la economía sumergida que genera una masa importante de dinero negro, según un informe de UGT, está estimada en una cifra que oscila entre los 12.000 y los 18.000 millones de euros al año. Lo que representa en torno al 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Políticas de Reglamentación y  Abolición del trabajo sexual:

La Prostitución en España se ha tocado bajo los medidas reglamentaristas y abolicionistas, aquí un recorrido por estas medidas:

En el siglo XVIII (1845) se reglamenta la prostitución : la Ideología Higienista, se realiza un control sanitario y pago de un impuesto de las prostitutas al estado.

En la época de la II republica, el 28 de junio de 1835 sale el Decreto Abolicionista donde se pena la prostitución. En la época franquista también se da este enfoque abolicionista con el decreto ley del 3 de marzo de 1956, donde se pena la prostitución y se da como medida el cierre de los burdeles, clubes, sumergiendo a la prostitución en la clandestinidad e ilegalidad.

Se da un giro en la reglamentación de este colectivo con el Código Penal de 1995 donde se pasa de abolicionismo hacia la despenalización: art.188 “delitos de libertad sexual”, se sanciona quien coactivamente bajo engaño o abuso de poder obligue a ejercer la prostitución o a mantenerse en ella a toda persona mayor de edad.

El último cambio aparece en la ley Orgánica II/2003, 29 de setiembre, se penaliza el proxenetismo, incluye la explotación sexual de otra persona aun con su consentimiento.

Actualmente se están implementado medidas reglamentaristas en algunas Comunidades de España, en el caso de Bilbao se ha reglamentado la prostitución en locales adecuados y con licencia municipal, igualmente en la Comunidad Autónoma de Cataluña, el Decreto de Locales de Pública concurrencia  donde se ejerce la prostitución la ha reglamentado  basándose en la higiene, control sanitario y expendio de profilácticos (condones).

Actualmente existe el fenómeno de tráfico de inmigrantes con fines de explotación sexual, la trata de mujeres y Redes de mafia en este grupo, pero existe un gran número de mujeres que han tomado conscientemente y por si misma la decisión de ser Trabajadoras Sexuales, han llegado de manera autónoma a España, han contraído deudas con familiares y amigos pero no han recurrido a redes mafiosas. Lo que interesa es mostrar la existencia de una migración autónoma en el caso del Trabajo sexual por libre voluntad, situación que es negada e infravalorada por algunos analistas que solo buscan la penalización o la abolición del Trabajo Sexual; no la ven como un medio de subsistencia e independencia de la mujer a la que ingresa por libre elección negándole el reconocimiento de ser considerado como “Trabajo Sexual”.

Blog: se ofrecen caricias
Enlace: http://seofrecencaricias.blogspot.com/2009/06/soy-trabajadora-sexual.html
Puede acceder mediante la siguiente direccion:

http://www.ciudadaniasx.org/content/view/20/94

Anuncios

MUJERES INMIGRADAS Y TRABAJO

La Economía clásica y Neocapitalista reduce el trabajo en todos los países en términos de empleo remunerado, ignorando el trabajo no productivo y su problemática.

Se Conoce como Trabajo no reproductivo a las actividades  propias del hogar por la cual no se percibe a cambio una renta y es realizada en su gran mayoría  por la Mujer . En España en los últimos años el ingreso de las mujeres trabajadoras inmigrantes va aumentando:  en el año 2000 era de un 3%, en el año 2004 un 8% y en el año 2009 un 12%.

El Colectivo Ioé, 2004 realizo un estudio sobre la situación de trabajo de las mujeres inmigrantes de Países del Tercer Mundo en España (m= 1, 579), la investigación identificó 6 sectores de mayor recepción como son (de mayor a menor):

1) Servicio Domestico 63%, 2) Empresas de Limpieza, 3) La hostelería, 4) Los empleos de tipo administrativo, 5) Trabajadoras por cuenta propia y 6) Las Trabajadoras Sexuales.
El conseguir mejoras en la economía familiar es uno de los principales factores que motiva la inmigración en la mujer, la cual es apoyada y motivada por la familia de origen.

INMIGRADAS COMO SUJETOS POLITICOS.

El ingreso al mercado laboral de las inmigrantes y el rol en la economía no se ve reflejado con el reconocimiento de sus derechos laborales y de ciudadanía no hay una igualdad en comparación con los demás, se perciben la marginación y discriminación por parte de sus compañeros de trabajo o empleadores y la poca o casi nula capacidad de negociación en el ámbito laboral y político consecuencia de la irregularidad de ingreso de algunas al país.

Solo el 19% de las trabajadoras inmigrantes vino con Visa de Trabajo y un 7% fue por reagrupación familiar, las demás ingresaron de forma irregular.

Las políticas migratorias han tenido efecto negativo en este colectivo, el no asegurar una contratación regular con beneficios lo que las deja sin acceso a los derechos laborales y abuso de contratación, el 33% trabaja sin contrato en regla, un 40% tiene un contrato de duración temporal y el 27% goza de contratación indefinida. Las políticas internas establecen un cupo limitado de trabajos donde se prioriza la mano de obra nacional, lo que da como consecuencia el incremento de la bolsa de empleo sumergido aumentando el ingreso a los trabajos domésticos de la mayoría de inmigrantes un 63%, en condiciones desfavorables al que entran por necesidad y no por libre elección y del cual es difícil de salir.

Este colectivo sufre de discriminación por parte de la comunidad autóctona ya sea en forma explícita e implícita al no dar ocupación por su tipo de color o su procedencia y cuestionar su capacidad, se reproducen patrones machistas de estigmatización e inferioridad a este grupo al no respetarlas como sujetos sociales y hasta cuestionarlas por haber abandonado el hogar e ir en contra de la norma, se mezcla los estereotipos de género, origen y exclusión del más fuerte sobre el débil.

Para poder apoyar el nuevo modelo familiar en el cual la Madre sale de casa y el Padre no entra; es necesario contar con mujeres que llenen el hueco dejado por las que trabajan fuera del hogar, lo que nos da como resultado el aumento de la demanda de los servicios domésticos por una reducción de la oferta de empleo, lo que las inmigrantes han logrado equiparar.

Desde un punto de vista individual ellas se identifican como mujeres trabajadoras, con autonomía, libertad y reconocimiento público, ya no es el criterio de servidumbre que se daba antiguamente a las mujeres que ejercían esta actividad, la inmigrante ingresa al trabajo domestico por la falta de otros empleos pero del cual migran buscando una mejor oferta un 34%, aumento de salario 13%, evitar exceso de trabajo 10%, eludir malos tratos 10% y lo hacen por sus propias redes individuales que crean en el país de residencia.

Es necesario seguir trabajando para hacer visible la importancia en el mercado laboral del trabajo reproductivo o Servicio Domestico, el empoderamiento y articulación de estas mujeres como colectivo unido en la defensa de sus derechos laborales y sociales es una meta aún por alcanzar.