LA LUCHA DE LA IGUALDAD AL ACCESO A LA POLÍTICA DE LAS MUJERES KUWAITÍES

VOTAR

Cuatro mujeres kuwaitíes han obtenido por primera vez en la historia del país escaños en las elecciones legislativas celebradas ayer en Kuwait. Hasta ahora, la Cámara legislativa del conservador emirato de Kuwait, la única democracia parlamentaria del golfo Pérsico, ha estado tradicionalente controlada por hombres.

Una de las nuevas diputadas es la ex ministra de Sanidad Masuma al Mubarak, que dimitió en agosto de 2007 después de que varios de sus compañeros mostraran su intención de interpelarla en el Parlamento por supuestos casos de negligencia en la administración de su ministerio. Al Mubarak ya había entrado en la historia política del país en marzo de 2007 cuando se convirtió junto con Nuriya Sobeih, que se ocupó de la cartera de Educación y Enseñanza Superior, en una de las dos mujeres nombradas ministras por primera vez.Ayer, se celebraron en Kuwait los terceros comicios parlamentarias de los tres últimos años, con el objetivo de sentar las bases para resolver una nueva crisis política desatada en el país. En las elecciones parlamentarias tenían derecho a voto 384.790 personas, de un país con 2,7 millones de habitantes de los cuales 1,3 millones son extranjeros que trabajan en el emirato. Se presentaron 210 candidatos, 16 de ellos mujeres, que aspiraban a 50 escaños.

Sólo se presentaron a la reelección 6 de los legisladores del Parlamento que quedó disuelto en marzo pasado, el duodécimo desde que rige la democracia parlamentaria en Kuwait, desde 1962.

Kuwait_elige_mujeres_diputadas

Anuncios

Un pequeño cuento: una mujer en un mundo de hombres

DistraFEMINISMO 2ída caminaba María hacia su casa, tras recorrerse toda la mañana  una de las zonas  industriales de su ciudad, había estado repartiendo currículos a ver si había suerte. Era Licenciada en Informática y una chica con un currículum espectacular, la primera de su promoción. Pensaba mientras se acercaba a su casa, ¿Por qué no me han llamado de ninguna empresa? La verdad, que para ella eso de la lucha por la igualdad era algo muy lejano ya que desde su experiencia universitaria y familiar no veía discriminaciones por el hecho de ser mujer, no se daba cuenta de su situación hasta que se topó con la verdadera realidad.

Comenzó a replantearse el porque de muchas situaciones cotidianas no sólo dentro de su familia, sino en su entorno de amig@s y académico. ¿Por que el número de mujeres es tan escaso en carreras técnicas? ¿Es verdad que existen profesiones que tradicionalmente las han desempeñado hombres, y otras que sólo las han desempeñado las mujeres?

Con el paso del tiempo María va tomando conciencia de las limitaciones y barreras que se encuentra en su camino tanto personal como laboral por el simple hecho de ser mujer, así que toma la determinación de formarse y luchar contra todo de tipo de estereotipos sobre la mujer, y contra cualquier tipo de violencia y desigualdad. Para ello comienza  su lucha creando una asociación de mujeres, y uno de los primeros inconvenientes que encuentra es la sensibilización social con el tema de la igualdad de género, además de la escasa formación de la sociedad. Así comienza la andadura de María por un mundo machista y donde impera una cultura androcéntrica, el hombre sigue siendo el centro de todo y la mujer aún recién implantadas las leyes de igualdad se ve sumida en el total de los abandonos en muchos ámbitos de su vida.

La dificultad de María no es más que la dificultad de todas y cada una de nosotras en nuestra lucha diaria, el feminismo  no hace más que luchar contra el orden establecido, contra las desigualdades que nos rodean simplemente por el hecho de ser mujer. Por lo tanto para muchos el feminismo es un impertinente, puesto que si el poder sigue estando en un gran porcentaje en manos de los hombres, según ellos ¿Por qué van a ceder parte de el?

Me gustaría reflexionar sobre la importancia de la lucha del feminismo y como la lucha de muchas mujeres en la historia y que gracias a ellas en muchos lugares de la tierra podemos hablar de ciudadanos y también de ciudadanas.

El feminismo no es más que una linterna que nos muestra las grandes ideas gestadas y desarrolladas sin las mujeres y en ocasiones a costa de nosotras mismas: democracia, desarrollo económico, bienestar, justicia, familia, religión…PUEDOLas feministas empuñamos esa linterna con orgullo por ser la herencia de millones de mujeres que partiendo de la sumisión forzada y mientras eran atacadas, ridiculizadas y vilipendiadas, supieron construir una cultura, una ética, y una ideología nuevas y revolucionarias para enriquecer y democratizar el mundo. Además la luz del feminismo no es más que la justicia que ilumina habitaciones oscurecidas por la intolerancia, los prejuicios y los abusos. La luz del feminismo nos da la libertad y la dignidad que ya hace demasiado tiempo nos robaron en detrimento de un  mundo que sin nosotras no puede considerarse humano.

 

Bibliogafía: MASTRETA, ANGELES. 

 

LA POBREZA TIENE CARA DE VIUDA ESPAÑOLA: “Cuando el marido se muere se lleva la llave de la despensa.”

viudas_urbino

“Más de un millón y medio de mujeres que perdieron a sus maridos cobran pensiones inferiores a 450 euros mensuales, por debajo del salario mínimo profesional, y alrededor de 80.000 perciben sólo 150 euros”.

Uno de los colectivos más desfavorecidos y pobres en España es la mujer mayor y viuda. Desde mi punto de vista se ven discriminadas no sólo por ser mujer, sino por el hecho de haber tenido que vivir en una sociedad donde su único papel fue el de madre, cuidadora y ama de su hogar. Fuera quedó la posibilidad de desempeñar un buen trabajo retribuido fuera de su hogar.

Son las viudas españolas que, a la pérdida de su compañero de toda la vida, tienen que añadir el sobrevivir en silencio a una situación económica precaria, cuando no rayando la miseria. En España existen más de 2 millones de personas viudas, de las cuales sólo 141.000 son hombres. Del resto, alrededor del 84 por ciento, o sea 1.633.000 mujeres viudas, tienen pensiones inferiores a los 450 euros mensuales, una cifra por debajo del salario mínimo profesional. Además, cerca de 80.000 sólo perciben 150 euros.

Por mucho que intentemos estirar el dinero no da a más, una persona no puede vivir con pensiones tan pequeñas. Claro reflejo del machismo imperante en la sociedad española en que vivimos, me sorprende como hablamos de igualdad y olvidamos a nuestras madres y abuelas viudas que viven en la más absoluta de las miserias.

¿Qué alternativas encontramos ante tal situación? El gobierno en su caso no hace demasiado al respecto, vemos como muchísimas mujeres viudas se hacen cargo no sólo de sí mismas sino ayudan a sus hij@s cuando están desempleados, se hacen cargos de nietos o familiares enfermos, están sólas, y por supuesto sin reconocimiento alguno de la sociedad y con unas prestaciones que son irrisorias, ni siquiera  en algunos casos para una sola persona.

Al carecer de recursos suficientes, las mujeres españolas, cuando enviudan, han de cambiar de ritmo de vida inmediatamente. No más teatro, ni cine, ni libros. La alternativa es quedarse en casa viendo la televisión. O sea, una forma como cualquier otra de marginación. En muchos casos, el estrés derivado de su nueva situación acaba por postrarlas en la cama de un hospital o por enfermarlas psicosomáticamente.

Es fundamental que trabajemos en este sentido, además de un mayor interés por parte de las AAPP, la sociedad debe sensibilizarse ante este problema y ante la indefensión de muchas mujeres viudas que no eran autónomas cuando sus maridos vivían,  y que  les supone esta nueva situación como mujeres y ciudadanas.

Para ello es de destacar el trabajo social que desempeñan diversas organizaciones de carácter no lucrativos como por ejemplo asociaciones de mujeres viudas. Las primeras Asociaciones de Viudas surgieron en 1959, por un grupo de mujeres viudas, al ver su desamparo ante los Organismos Oficiales y la Sociedad, pensando que su unión e intercambio de ideas e iniciativas les daría fuerza.

Este pequeño grupo actuó siempre pensando en la ayuda a la viuda y a sus hijos. Sus resultados han sido fructíferos, ya que se han ido creando asociaciones en todas las provincias, por lo cual, en 1969, diez años después, nace la FEDERACION DE ASOCIACIONES DE VIUDAS HISPANIA (FAV) de la necesidad de unión y coordinación entre las asociaciones existentes.

Aquél reducido grupo se ha convertido en un movimiento que reúne hoy un colectivo de unas 385 asociaciones y grupos. Con el paso del tiempo, estas asociaciones han ido federándose en sus Autonomías, por lo que, el 15 de Enero de 1993, se formó la

C O N F A V: CONFEDERACION DE FEDERACIONES Y ASOCIACIONES DE VIUDAS HISPANIA de Ámbito Estatal.

tablapensiones VIDEO: http://www.youtube.com/watch?v=L653s77FLsk 

NO A LA PROSTITUCIÓN Y AL TRÁFICO DE MUJERES Y NIÑOS

EXPLOTACIÓN SEXUALLa prostitución y el tráfico de mujeres y niños están considerados como un fenómeno mundial que desarrolla sus actividades a escala transnacional. Existe una cultura mundial sobre la explotación sexual, a través de la cual se cree que los cuerpos de las mujeres y los niños son meros productos de consumo. En la actualidad se calcula que la industria mundial del sexo recauda 52 mil millones de dólares anuales. Para el mantenimiento de esta industria, las mujeres son traficadas hacia, desde y a través de cada región del mundo. Se calcula que el valor de este comercio global de mujeres como mercancía oscila entre siete y doce millones de dólares anuales.NO A LA EXPLOTACION SEXUAL 2La explotación mundial de mujeres y niñas se rige por la ley de la oferta y la demanda. Los hombres crean la demanda y las mujeres son la oferta1. Se denominan “lugares receptores” aquellas ciudades y países donde la demanda de mujeres dedicadas a la prostitución —realizada por el hombre— está legalizada y admitida; mientras que las “regiones de origen” son aquellas zonas y países en donde los traficantes captan a las mujeres —fácilmente— para introducirlas en el mundo de la prostitución.

Los “países o regiones de origen” se caracterizan por la pobreza, el desempleo, la guerra y por la inestabilidad económica y política. Estas condiciones facilitan la actividad de los traficantes que eligen como objetivo a aquellas regiones en donde resulta fácil captar a las víctimas. Entre estos países se encuentra Vietnam, en donde la subida del consumismo ha llevado a las familias a aceptar préstamos de los traficantes para comprar bienes materiales, a cambio de utilizar a sus hijas. En muchos otros lugares de Asia, las hijas tienen la obligación cultural de pagar a sus familias por haberlas educado, y algunas veces una hija dentro de la industria del sexo supone la ayuda económica más importante para las familias de las zonas pobres. Como resultado de la presión ejercida por la familia, la pobreza, la violencia familiar y los conflictos sociales, estas mujeres y niñas se tornan vulnerables frente a los traficantes. Los traficantes, por su parte, las introducen en la prostitución cuando sus familias dan su consentimiento, o cuando las mujeres se dicen a sí mismas: “Cualquier cosa es mejor que esto”.

En los “países o lugares receptores”, donde la demanda del hombre supera la oferta, se hace necesario captar mujeres y niñas e importarlas. La industria del sexo consume, física y emocionalmente, a las mujeres, lo que lleva a los traficantes a buscar nuevas “provisiones”. Esto hace del tráfico de mujeres un negocio muy rentable.

Los criminales y las mafias han sido siempre los organizadores y la principal fuente de dinero de la industria del sexo. Durante décadas fundaron y controlaron en Estados Unidos la industria pornográfica. Esta industria, a su vez, contribuye a la existencia de actividades ilegales secundarias, como por ejemplo el blanqueo de dinero, necesario para poner en circulación los fondos obtenidos ilegalmente.

Las redes criminales que trafican con mujeres son transnacionales. Algunas están compuestas por un número reducido de individuos independientes, mientras que otras, son sindicatos del crimen altamente organizados, como por ejemplo, la Mafia, los Yakuza, los Triads y, finalmente, los grupos del crimen organizado ruso.

Internet se ha convertido en un medio para la explotación sexual de las mujeres y los niños. En los últimos cinco años, la industria del sexo ha sido la primera en utilizar Internet para sus negocios. Internet funciona casi sin ningún reglamento debido a que su alcance internacional ha hecho que las leyes locales y nacionales sean obsoletas e inútiles. Además, algunos gobiernos (por ejemplo, el de Estados Unidos) decidieron adoptar una política de “no intervención” y permitir que la industria del sexo operara libremente en Internet. Con las nuevas tecnologías, los pornógrafos han introducido nuevas formas de explotar y de abusar de las mujeres. Las nuevas técnicas de videoconferencia, permiten la emisión de “sex shows” en directo, donde los hombres dicen a las mujeres lo que deben de hacer.

En 1999 los ingresos que provenían de la pornografía y de los “sex shows” en directo por Internet fueron de miles de millones de dólares americanos. Esto supuso el sesenta y nueve por ciento de las ventas en Internet. Los pornógrafos de Estados Unidos recaudan la mayoría de este dinero. En realidad, para el año 2003 se estima que estas ventas se tripliquen y que generen la mitad de los ingresos provenientes de las ventas por correo electrónico.

La fuerte competencia que existe hoy en Internet ha llevado a los pornógrafos a atraer la atención de los compradores con imágenes cada vez más duras, como por ejemplo, con imágenes de tortura, servidumbre, crueldad, y pornografía infantil. Estas imágenes degradantes y violentas, así como los videos y actuaciones pornográficos en directo generan más violencia contra la mujer y los niños. El año pasado un americano residente en Phnom Penh (Camboya) instaló una página Web de chateo en directo por vídeo para emitir el pago por emisión de la violación y tortura de mujeres.

Es horrible pensar que en el sigo XXI aún se trafica con mujeres y niños, que somos un simple objeto de usar, explotar y tirar. Este es uno de los motivos fundamentales de la lucha activa del feminismo, lograr una igualdad en derechos, y la consideración de ciudadanía. Si nos venden, nos utilizan sobre todo desde países del tercer mundo a países del primer mundo como por ejemplo EEUU, ¿Quién es más culpable el que vende o el consume? De todos es la culpa, no somos una moneda de cambio y desde luego está claro que las mujeres en muchos países no son ni siquiera ciudadanas de segunda categoría, no se las considera más que un negocio muy productivo que genera millones de dólares al año. ¿EN QUE MUNDO VIVIMOS? Creo que cuando a las mujeres, a los niños y a los más débiles se les considere ciudadanos al mismo nivel en todos los países otro gallo cantará. LUCHEMOS TODOS CONTRA ESTA BARBARIE HUMANA.

VIVIR LA IGUALDAD: LOS CUENTOS COEDUCATIVOS

princesas1

El cuento, transmitido oralmente o de forma impresa, es un recurso ampliamente usado en las aulas y ha sido un vínculo educativo, a través de la historia, especialmente en Educación Infantil, y en los primeros ciclos de Primaria, aunque también puede usarse en otros niveles y etapas educativas.

A través del cuento hemos inculcado a las nuevas  generaciones los valores dominantes, hemos socializado a las niñas y a los niños, contribuyendo, de este modo, a mantener el equilibrio y el poder establecido. Es uno de los recursos didácticos más potentes de los que disponemos. A veces, lo usamos con el objetivo de enseñar lengua, oral o escrita, otras como elemento motivador para introducir elementos conceptuales y, en otras muchas ocasiones, como eje alrededor del cual van a surgir todas las actividades  de una unidad didáctica, pues no podemos olvidar el sinfín de posibilidades que nos ofrecen estas historias, que a todas las niñas y a los niños les encanta escuchar.

La primera función que tiene el cuento, es la primera función de la literatura, es decir, disfrutar de las historias, de los personajes, de la magia, de los hechos atemporales…Pero esta no es su única función. Es necesario poner de manifiesto otras funciones, a la luz de la mirada que nos ofrece el sistema sexo-género.

El cuento preferido es el cuento fantástico, el tradicional también llamado “el cuento de hadas”, suele ser el primer contacto de la infancia con la literatura, pero no se trata de un primer contacto inocente como puede parecer. Las investigaciones nos demuestran el marcado carácter sexista de sus contenidos y de los valores que transmite.

Es fácil de observar a simple vista. El cuento de hadas está estereotipado en los atributos de personajes femeninos y masculinos, las acciones, los rasgos emocionales que se les atribuyen y me gustaré ejemplificarlo:

  • Ellas siempre esperan, cosen, limpian, lloran…
  • Ellos siempre luchan, salvan, rescatan, viajan…
  • El poder del personaje femenino mágico (el hada) radica precisamente en su magia otorgada por algo o por alguien.
  • El poder del personaje masculino mágico (el mago) radica en su sabiduría.
  • La maldad del personaje femenino radica en los celos y en la fealdad.
  • La maldad del personaje masculino radica en su poder (lobo) o en la avaricia (ladrón).
  • Finales que representan la forma más perfecta de existencia deseada: casarse con el príncipe o princesa y convertirse en rey o reina.
  • Las niñas y mujeres se describen como bonitas, dulces, delicadas, pobres, ingenuas, intelectualmente torpes, intuitivas, volubles…
  • Los varones en general se describen por su valentía o cobardía, astucia, agresividad, eficacia y por sus trabajos o por sus situaciones de poder.
  • Y así podíamos añadir muchísimo más…

Entre todos estos estereotipos, el más usado y por lo tanto el más peligroso en la formación de la identidad de género, tanto del hombre como de la mujer, es la figura del príncipe azul. Es la figura del Kent para la Barbie, o el capitán para Pocahontas, que cuando las chicas llegan a la adolescencia asimilan al cantante, actor o deportista de moda, transformando esos elementos  mágicos de príncipe azul en elementos reales que pude ver en un compañero o un amigo. Un compañero cuya conducta ella podrá cambiar, porque con un beso  provocamos la metamorfosis del feo y asqueroso sapo en el valiente y protector príncipe. Sólo tenemos que amarlo, entregarnos por completo…el amor lo pude todo…pocahontasPor el contrario, el príncipe tiene que conquistar, ser valiente, decidido y osado… debe mantener esa conquista “a toda costa”. Por desgracia con este tipo de cuentos se les enseña a los niños a conquistar, y a considerar la conquista como un valor asociado a la hombría: cuantas más conquistas más hombre es. Como consecuencia  se creerán más valorados, tanto por los otros hombres como por las mujeres, ya que una característica de un príncipe azul es ser deseado por el resto de las mujeres.

Es curioso que a día de hoy todavía se utilice este tipo cuentos como recurso educativo, en el que se utilizan una serie de modelos identificativos sin introducir elementos críticos, que pongan en tela de juicio los valores que conllevan implícitamente.

Es decir, no podemos enseñar a los niños que las brujas son malas, que una buena princesa es cariñosa, sumisa, hermosa o que el príncipe es un héroe valiente. Lo que estamos haciendo es perpetuar los roles clásicos al hombre y a la mujer y eso es lo que aprenden nuestros hijos. Debemos educar en igualdad, y por supuesto eliminar todos aquellos estereotipos en los recursos educativos que se utilizan en la enseñanza, como es en este caso los cuentos.

¿No pueden existir princesas feas, que luchan y son valientes? ¿O príncipes  feos, cobardes, no violentos y que cosen y hacen las laboras del hogar?  Estoy en contra de utilizar los típicos cuentos machistas y estereotipados en la enseñanza de los menores, porque es de vital importancia trabajar desde pequeños la igualdad y para ello se pueden utilizar otro tipo de recursos educativos.

El tema de la coeducación es uno de los temas claves en la lucha por la igualdad de oportunidades, no conseguiremos la tan ansiada igualdad si no trabajamos desde la infancia tanto en los colegios como desde las familias.

No a la discriminación por razón de género en el sector de las grandes superficies

Yacorte-ingleshace un año desde que solicité la excedencia voluntaria, mi situación es y por desgracia será la de muchas mujeres dentro del mercado laboral. La verdad estás cursando tu carrera y estudias, te formas y comienza una lucha por ser una persona cualificada y competitiva en el mundo laboral. Pero cuando terminas de estudiar comienza una nueva etapa, y te topas con la cruda realidad: el machismo en el acceso al empleo, la precariedad y la imposibilidad de crecer profesionalmente.

Mi caso es uno de tantos y por eso decidí formarme para luchar contra todas las trabas que nos encontramos ante el empleo. Tras años de estudios, y de trabajar en todo tipo de trabajos basura y mal remunerados piensas que una vez finalizados los estudios la cosa mejora, por supuesto que gracias a dios hay un número elevado de mujeres que tienen puestos de trabajo cualificados, pero todavía hay muchas mujeres cualificadas, en paro o en empleos precarios como es el caso de un gran número de mujeres gaditanas.

He prestado mis servicios en una de las empresas más importantes dentro del sector de las grandes superficies, donde el rol de la mujer no es más que decorativo, es decir, salvo cobrar, limpiar y reponer las mujeres en más de un 90% no ocupaban puestos de dirección, ni ningún cargo de importancia. Yo no se lo que es, tras cinco entrevistas, cuando entré a trabajar que una de ellas me la realizara una psicóloga o jefa de personal, o por ejemplo que existiese una jefa de sección en departamentos técnicos, ya que por lo visto los varones nacerán con chip implantado con saberes sin fin y sólo ellos son aptos para desempeñar cargos más cualificados.

No he visto más injusticias laborales y no me he sentido tan vejada ni indignada en mi vida, es triste ver como despiden a tu compañera por el simple hecho de estar embarazada y camuflar el despido dentro de la legalidad, ver como los sindicatos amarillistas que allí hacen su agosto no hacen absolutamente nada, nada más que beneficiarse ellos mismos.

Siempre he luchado, pero llega un momento que ves que es luchar contra una pared puesto que no sientes apoyo de los sindicatos, los emplead@s  simplemente no les dan importancia por la escasez de formación y sensibilización ante tal situación, por otro lado es imposible acceder a puestos más especializados aunque tu tengas la formación correspondiente y tu compañero no tenga nada en absoluto y ahí está ocupando el cargo.

¿No es una vergüenza que en el año 2009 vivan las mujeres aterradas ante el despido? ¿Es normal que se viva un embarazo en vez de una bendición, como un motivo pánico antes las posibles consecuencias laborales?

Yo he oído decir a superiores míos: “a esa no la contrates que se acaba de casar y te viene embarazada y nos la comemos con la reducción de jornada”, no sé a mi me duele en el alma todavía tener que oír comentarios de ese tipo y lo peor es que se lleven a cabo. O comentarios como:” a esta le voy a prorrogar el contrato porque está superbuena”.

Me hace mucha gracia como las grandes empresas de este tipo aprovechan la crisis económica, para amargar al personal y conseguir reducir a través de ceses voluntarios excedencias de personas que no pueden aguantar la presión, o despidos improcedentes para seguir obteniendo millones y millones a nuestra costa.

Si la crisis es el motivo para despedir a miles de mujeres y hombres, ¿porqué cada vez abren más centros y centros nuevos de trabajo en toda España y fuera de ella?

Es triste que en Cádiz la gente sólo se movilice por el fútbol, quizá sea dura pero es así, debemos llevar a cabo una lucha activa y olvidar los miedos ante el acoso laboral de cualquier tipo.

Hay que tener en cuenta que debido a la segregación ocupacional algunos puestos de trabajo están muy feminizados como es el caso del sector servicios. ¿Qué vamos a hacer ante esta situación? ¿Nos debemos de quedar impasibles?

Enlaces de interés:

http://www.youtube.com/watch?v=QMyBfdB0g7w&NR=1

http://www.youtube.com/watch?v=II2QJUFXccQ&NR=1

http://www.asueldodemoscu.net/foro/viewtopic.php?t=3692

http://www.asueldodemoscu.net/foro/viewtopic.php?t=2988

http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.eleconomista.es/imag/_v2/ilustraciones/corte-ingles485.jpg&imgrefurl=http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/207996/05/07/1/Llegan-mas-cambios-a-El-Corte-Ingles-las-mujeres-se-ponen-los-pantalones.html&usg=___5EYbRpRRAUw8_GeHxMkeg-WZtA=&h=321&w=485&sz=80&hl=es&start=28&tbnid=D9FSMyKU3Iai8M:&tbnh=85&tbnw=129&prev=/images%3Fq%3Dvendedoras%2Bde%2Bel%2Bcorte%2Bingl%25C3%25A9%26gbv%3D2%26ndsp%3D20%26hl%3Des%26sa%3DN%26start%3D20 

 

 

SEGREGACIÓN OCUPACIONAL

aido

La segregación ocupacional son los estudios sobre la composición por sexo de los mercados de trabajo occidentales, que se caracterizan por mostrar un crecimiento constante de la participación femenina. Como resultado, algunos sectores -la banca por ejemplo- en los cuáles existía predominancia masculina hace tan sólo unos años se han visto ampliamente feminizados, este tipo de segregación es conocida como horizontal.

Sin embargo, la presencia de las mujeres en otros sectores tradicionalmente masculinos, y especialmente en las posiciones de poder y responsabilidad históricamente asignadas a los hombres, no se ha incrementado al mismo ritmo, hablamos por lo tanto de una segregación vertical.

Según un informe de UNIFEM (2000), en todos los sectores trabajan hombres y mujeres, sin embargo ambos sexos se encuentran distribuidos desigualmente en unas y otras áreas de actividad. Existen trabajos que son desempeñados mayoritariamente por mujeres: el trabajo de cuidado no remunerado, el trabajo voluntario, así como el trabajo informal (tanto remunerado como no remunerado). Por el contrario, quienes realizan el trabajo formal remunerado en los sectores privado, público y de ONG son mayoritariamente hombres.

El único sector en el que existe una amplia mayoría de mujeres es el de los servicios personales, mientras que otros como la construcción o la producción y distribución de energía representan una pequeña minoría. Es paradójico señalar que las mujeres que trabajan en sectores masculinizados perciben remuneraciones más levadas y más próximas a las percibidas por los varones que las percibidas por mujeres que trabajan en áreas feminizadas.

El análisis realizado por Maté, Nava y Rodríguez sobre el mercado laboral español entre los años 1994-1999, hace constatar que las ocupaciones calificadas como femeninas lo son cada vez en mayor grado, al igual ocurre con las ocupaciones masculinas, incidiendo en la importancia que los contratos a tiempo parcial tienen en el empleo femenino. La incorporación creciente de la mujer en el mercado de trabajo ha implicado un mayor grado de segregación ocupacional.

La proporción de mujeres va disminuyendo si ascendemos en la jerarquía piramidal dentro de la organización, de modo que su presencia en posiciones de poder y asumiendo responsabilidades es mínima.

Reskin & Padavic (1994) exponen que los hombres son capaces de ocupar cargos en los niveles jerárquicos superiores incluso en un ambiente feminizado, mientras que las mujeres tienen dificultades para llegar a ocupar puestos de responsabilidad no sólo en áreas donde predominan los hombres, también en aquellos trabajos donde predominan las mujeres.

El denominado “techo de cristal” está presente para las mujeres en la lucha por su crecimiento profesional. Por otro lado me parece necesario remarcar que si una mujer logra ser promocionada venciendo todo tipo de obstáculos, y consigue  un alto cargo dentro de la organización se les permite ejercer menos autoridad que a los hombres en puestos similares.

 

poblacion-ocupada-por-rama-de-actividad-y-sexo-en-andalucia

ENLACES DE INTERÉS:

http://www.cinterfor.org.uy/public/spanish/region/ampro/cinterfor/temas/gender/doc/cinter/pacto/cue_gen/seg_ocu.htm

http://www.ejournal.unam.mx/dms/no15/DMS01513.pdf

MUJERES Y EL COMERCIO JUSTO: La esencia femenina del café

mujer-comercio-justoEl comercio justo es una forma alternativa de comercio promovida por varias organizaciones no gubernamentales, por Naciones Unidas y por movimientos sociales y políticos (como el pacifismo y el ecologismo) que promueven una relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores. Es un movimiento social integrado por productor@s, comerciantes y consumidor@s que trabajan por un modelo más justo de intercambio comercial, posibilitando el acceso de l@s productor@s más desfavorecid@s al mercado y promoviendo el desarrollo sostenible.

El comercio justo en nuestro país está tan bien visto como poco desarrollado. Según las últimas estadísticas, el gasto medio en este tipo de productos en España es de 348 euros por cada 1.000 habitantes, una cantidad que se encuentra muy por debajo de la media de la Unión Europea, situada en 2.318 euros por cada mil habitantes. Artesanía, madera tallada, juegos de café, mantelerías, billeteros, pañuelos de seda, bolsos o productos agroalimentarios (café, chocolate, mermelada…) forman parte de una oferta comercial solidaria creciente y una buena alternativa para dar otro sentido al consumismo navideño. Cuentan con una gama muy variada, suelen ser económicos y se pueden comprar en las tiendas, por catálogo, por teléfono y por Internet.

El comercio justo es una manera productiva de erradicar la pobreza de los países del Sur, estableciendo un sistema comercial que ofrece a los productores acceso directo a los mercados del Norte y unas condiciones laborales y comerciales justas e igualitarias. Se garantiza además a los consumidores que los productos que compran han sido elaborados en condiciones dignas. Para alcanzar estos objetivos los productos se adquieren directamente a los campesinos y artesanos, eliminando los intermediarios, y se ofrece a los productores una retribución adecuada a sus esfuerzos con un salario justo.

La lucha por conseguir un mercado equilibrado y un comercio justo es una de las batallas más duras que se están celebrando en la actualidad.

Es de destacar el impacto que esto tiene en la economía femenina, y en las condiciones laborales de las mujeres, puesto que se fomenta la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y es una incorporación que lucha contra la explotación de las mujeres.

Me resultó muy significativo un artículo que encontré cuando indagaba sobre el tema, la historia de Lucila Quintana que ha logrado con su lucha y esfuerzo crear una gran empresa de mujeres que funcionan dentro del denominado comercio justo y que con su trabajo mujeres indígenas de Perú han mejorado no sólo económicamente, han ganado en independencia y libertad.

Lucila Quintana es la presidenta de la Coordinadora Nacional de Mujeres de Café y Cacao de Perú, sus comienzos fueron duros en una pequeña parcela de tierra. Poco a poco la exportación fue aumentando, y fue incorporando a un número importante de mujeres, hasta llegar a 744.

Esta experiencia no es más que el reflejo de la importancia que tiene no sólo para la economía de países en vías de desarrollo o subdesarrollados, sino para la mejora de los derechos de las mujeres, laborales y sociales.

Enlaces de interés:

http://www.cepes.org.pe/revista/r-agra88/LRA88-16.pdfhttp://www.rel-uita.org/sectores/cafe/peru-lidera-comercio-justo.htm

http://www.mimdes.gob.pe/apec/expo/10_lquintana_f.pdf

http://www.cepes.org.pe/prueba_site.shtml?apc=zzvx1–&s=L&t=Mujer

MOBBING MATERNAL

El embarazo se ha mobbing-maternalconvertido en uno de los principales riesgos laborales, según un estudio de  la Fundación Madrina el 90% de las mujeres embarazadas sufren  Mobbing  Maternal.  El miedo al despido unido al desconocimiento de los derechos laborales son las principales causas de que muchas mujeres no denuncien y sigan calladas.

La cultura empresarial de nuestro país se caracteriza por seguir siendo estrictamente patriarcal, aunque hemos avanzado la incorporación de la mujer al mercado de trabajo además de la dificultad, se encuentran todo tipo de trabas y obstáculos, incluidos el acoso maternal. Desgraciadamente el embarazo no se concibe como parte del desarrollo natural de una mujer, sino como un factor limitativo en el desarrollo profesional y productivo de la mujer.

De ese 90% de Mobbing Maternal al que se ven sometidas las mujeres se desprende que el 25% de ellas son despedidas, pero el ratio se eleva al 50% cuando la mujer pide la jornada reducida al incorporarse tras su baja de maternidad o tras los permisos por enfermedad del hijo. En otros muchos casos, sencillamente no se renueva el contrato temporal.

Pero ante este panorama, ¿Cómo pretenden algunas personas hablar de igualdad? A mi me hace mucha gracia cada vez que oigo a alguien decir que ya hemos llegado al mismo nivel que los hombres, que tenemos pleno acceso al empleo y las mismas condiciones laborales. En el fondo de todo este debate se encuentra la baja valoración social de la maternidad y de la función económica de las actividades no remuneradas de las madres.

Es una vergüenza que todavía hoy la sociedad se eche las manos a la cabeza por el bajo índice de natalidad de las familias españolas viendo cifras de mobbing  maternal tan elevadas, que hablemos de cifras tan escalofriantes, y que la única medida del gobierno español sean únicamente las ayudas de 2500 euros. La maternidad es concebida por la sociedad como la mayor alegría, pero en el mundo empresarial se concibe como la peor de las noticias.

¿Cuándo van a entender las empresas que las mujeres rendimos más cuando estamos felices y que el embarazo no es impedimento para el trabajo, sino todo lo contrario, que es una inversión?

Para intentar luchar contra esta lacra social, los expertos planean crear el Estatuto de la Madre para que las empresas apoyen la maternidad y logren establecerse medidas “reales” de conciliación para que la maternidad sea “un derecho de la mujer y un bien social”.

Parece mentira que se haga alarde de la igualdad entre hombres y mujeres y que por debajo de la mesa no se renueven los contratos de las embarazadas o se rechacen las candidaturas de las mujeres jóvenes que en el corto plazo desearán formar una familia. Es realmente indignante.

Enlaces:

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=10500&id_seccion=23

http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.20minutos.es/avatar/60975/reducido/&imgrefurl=http://www.20minutos.es/noticia/356932/0/embarazadas/mobbing/trabajo/&usg=__VZja1Mi1hhKjyPa2LCGG2NsuH5k=&h=60&w=60&sz=2&hl=es&start=55&tbnid=6b0FEu7v_mP9IM:&tbnh=60&tbnw=60&prev=/images%3Fq%3Dmobbing%2Bmaternal%26gbv%3D2%26ndsp%3D20%26hl%3Des%26sa%3DN%26start%3D40

EXPLOTACIÓN DE GÉNERO: LAS EMPLEADAS DEL HOGAR INMIGRANTES EN ESPAÑA

natacha1España es uno de los países con mayor número de mujeres inmigrantes dedicadas al servicio doméstico interno, las investigaciones al respecto son escasas. Si miramos a nuestro alrededor no paramos de ver mujeres inmigrantes que realizan tareas de cuidado bien a nuestros mayores o menores y que realizan las tareas domésticas, pero ¿quien se ha parado a analizar la situación de estas mujeres inmigrantes, y qué impacto tiene la contratación ilegal de las mismas?

La pregunta no es sencilla,  pero para responderla podemos decir que el sector doméstico se encuentra cimentado en la discriminación y desvalor del género femenino además de no obviar las diferencias de clases.

Durante esta última década donde la prosperidad económica en España ha significado un mayor crecimiento en la adquisición de bienes y consumos, las familias no sólo de clase alta, sino las de clase media han aprovechado la llegada masiva de inmigrantes para contratar de forma ilegal e inhumana a un gran número de mujeres provenientes de numerosos países, sobre todo de América Latina.

El servicio doméstico nos sirve de termómetro para analizar cómo son y qué dinámicas se dan en el interior de las relaciones de desigualdad. Dentro de la jerarquía social, las trabajadoras del servicio doméstico se encuentran en los estratos más bajos, nos encontramos con una doble discriminación por ser mujer e inmigrante.

La situación de muchas de estas mujeres inmigrantes es y ha sido muy penosa. Además de sus empleadores ignorar todos los derechos laborales de estas mujeres (un exceso de horas de trabajo, mal pagadas…) habría que analizar el impacto que ha tenido tanto en la economía familiar, como a nivel nacional. Por un lado la familia contratante se ha visto muy beneficiada, ya que por un ínfimo sueldo ha dispuesto de una persona a cualquier hora del día para desempeñar las tareas de cuidado y domésticas, así que ellos han mejorado en calidad de vida eliminando de sus quehaceres diarios este tipo de trabajos, mientras que a nivel económico nacional se han dejado de pagar los seguros sociales, el estado deja de percibir lo que por cualquier relación contractual de este tipo debería de percibir.

Es necesario plantearnos, ¿cómo explicamos la subordinación general de la mujer si las propias mujeres contratan a otras mujeres para realizar tareas domésticas típicamente asignadas al rol femenino? Esta nueva cadena de subordinación jerárquica hombre-mujer-empleada doméstica contradice la lucha de la mujer por la igualdad. Por tanto, el feminismo debe hacerse replanteamientos sobre la explotación de género, teniendo en cuenta otras variables que juegan un papel fundamental a la hora de abordar muchos análisis sobre la división sexual del trabajo.

El actual desmantelamiento de los sistemas sociales implica una mayor demanda de los servicios domésticos, la cual es cubierta por las capas más pobres de la sociedad. El servicio doméstico, además, también coadyuva a la recomposición de la mano de obra inmigrante internacional, cuyos flujos obedecen a la división internacional y sexual del trabajo.

Desde la perspectiva de la división sexual del trabajo, el servicio doméstico permite mitigar la eterna contradicción: da una solución individual al problema del trabajo doméstico, que no es asumido por los miembros de la unidad familiar, ni tampoco por el sistema social en su conjunto.

Así, las consecuencias de la contratación de servicio doméstico para la economía global surgen de la disponibilidad de un servicio doméstico abundante y relativamente barato, que afecta a la calidad de vida de los estratos medios y superiores que pueden pagarlo.