Gordofobía

Gorda, ¿se nace o se hace?

Gordofobia: término que no aparece en los diccionarios, por tanto podríamos decir que no es algo de uso común o de trascendencia social.

Que este concepto no aparezca en espacios como la RAE, no nos ha de extrañar, es un término que no se usa demasiado en los espacios dentro del sistema, en cambio si que es un término conocido en sitios alternativos, en espacios y foros feministas.

La gordofobía es el miedo o el rechazo a la gordura. Pero, ¿qué es estar gorda?, pues para el sistema heteropatriarcal estar gorda, es ser mujer, todas las mujeres somos gordas. Una mujer nace y se hace gorda, así es, todas en algún momento de nuestra vida o en todos, somos o hemos sido gordas. Y esto es, sin duda, lo peor que le puede pasar a una mujer, es una situación política en la cual la mujer vive en una constante y eterna frustración consigo misma, situación que merma su autoestima y cede su aceptación a la aprobación ajena.

Estar gorda significa que no eres una persona atractiva, ni deseable, no eres follable, lo cual puede suponer una situación de exclusión en la cual te van a tratar peor, te van a ignorar, te van a pagar menos por tu trabajo, te podrán insultar y hasta  te pueden dar lecciones de como llevar un buen estilo de vida. Todo ello desde el cariño y desde el amor, la gente que te rodea se sentirá en la libertad de ofrecerte su compasión, su apoyo y proporcionarte algunos trucos para perder esos kilos de más que te sobran.

Todas las mujeres somo juzgadas y objetualizadas por nuestra anatomía y tenemos el derecho a ser valoradas por un agente externo a nosotras, que ese suele ser el hombre heterosexual, blanco y con dinero. Estar o ser gorda es una posición política que significa desobedecer las imposiciones del sistema, no obedecer los cánones de belleza impuestos y rendirse a los placeres de la vida sin tener autocontrol, ni disciplina.

La gordofobía esta muy latente y es fomentada por nuestra cultura, se hace una relación de estar delgada es estar bien y sana, en cambio estar gorda es feo e insano. Y lo peor de todo esto es que de anorexia, bulimia, vigorexia, etc., ni hablamos, ya que son patologías que devienen de esta gran presión social a la que estamos expuestas y que casi toda la población vamos perpetuando.

El que te digan gorda es un insulto, un insulto que recibimos las mujeres a través de diferentes medios y estímulos. Para triunfar en la vida debes tener una forma de vida equilibrada, comer bien, más bien poca cantidad, hacer deporte, todo el que puedas, tener una buena presencia y comprar todos aquellos productos de belleza que te ayuden a estar más guapa, porque si no eres guapa y delgada no serás una persona completa. Todo ello nos hace a las mujeres un poco más vulnerables, están las que se pasan el día muertas de hambre, las que se pegan un buen curro de deporte, las que ahorran para tratamientos de belleza, etc.  Y al final estamos todo el día entretenidas en mejorar nuestra apariencia para ser aceptadas y no nos damos cuenta de otras cosas que nos van sucediendo, como es la posición en la que el sistema nos sitúa como mujeres, la tendencia a la desaparición y a la debilidad  que fomenta las dietas o el deporte. En lugar de estar gordas, aceptarnos e ir tomando el espacio que a nuestro gran cuerpo corresponde en la sociedad, estando orgullosas de ello y demostrarlo.

“La gordofobía esconde el odio a la pobre, al cuerpo desobediente y a lo no follable.”

Os dejo un enlace de una publicación de la Cerda Punk:

Feminismo gordo, lésbico, anticapitalista y antiespecista

http://www.bibliotecafragmentada.org/wp-content/uploads/2014/10/La_cerda_punk.pdf

Anuncios

Economía Circular

A menudo bromeo con mis compañeras y compañeros de trabajo acerca del concepto de economía circular, puesto que un día cualquiera: yo  traigo un abrigo que ya no le sirve a mi madre y lo dono a la cooperativa, se pone en venta y lo compra una compañera. Ella lo puede comprar porque esta a la venta en la tienda y porque tiene un salario que le hace posible la adquisición de dicha prenda. Por tanto, todas ganamos la prenda no va a la basura, ella tiene un abrigo nuevo, la cooperativa hace posible la transacción y obtiene el beneficio económico, medioambiental y social. Todas ganamos y los bienes tienen un flujo circular.

Esta economía circular, con la cual bromeamos, no es exactamente lo que quería compartir con vosotras aquí con este ejemplo cotidiano, o sí. Bueno este concepto, economía circular es algo serio, puesto que es la alternativa a la economía lineal.

Esta economía lineal se pone en cuestión constantemente cada vez en más espacios, por su manera de extraer materias primas, producir, distribuir, comprar, desechar, etc. Esa lógica capitalista que está agotando los recursos naturales del planeta y que esta acabando con los espacios naturales, las especies y la salud humana. En este momento parece que avanzamos para el desarrollo de un sistema económico más sostenible y más pensado para el largo plazo, pero eso conlleva tener que frenar el ritmo, tanto de producción como de consumo.

Empezar a pensar en el decrecimiento como al alternativa al crecimiento, en la alargascencia frente a la obsolescencia y así empezar a desaprender, para construir y crear nuevas realidades. Acaso si hacemos uso de la tecnología que tenemos, ¿no podemos crear objetos que puedan ser actualizados sin necesidad de ser desechados?

economia_circular

Entonces, podemos definir la Economía Circular como:

Una economía en la que el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible, los residuos y el uso de los recursos se reducen al mínimo. Los recursos se conservan dentro de la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida útil, con el objetivo de volverlos a utilizar repetidamente y seguir creando valor. Entonces podemos entender a esta economía como una intersección de aspectos ambientales y económicos, que supera los límites del sistema lineal y que propone un nuevo modelo social que use y optimice la eficiencia en el uso de los recursos.

Pero claro, ¿qué pasa con las empresas?, pueden permitir un descenso de la producción o un cambio en las reglas actuales. Pues en mi opinión si, las normas pueden ser modificadas y ser beneficiosas para todos los agentes implicados. Puesto que la gestión de residuos genera empleo, la reutilización de materiales proporciona recursos que pueden ser puestos de nuevo en la cadena de producción, la cantidad de energía y de combustible se reduce, por tanto se disminuye la toxicidad en la producción, lo cual hace que mejore la salud humana y la conservación de los ecosistemas.

En definitiva, como todo en la naturaleza es un ciclo, creo que el sistema económico debe avanzar en este sentido, ser cíclico, ser algo que se retroalimente constantemente y deje de generar tanta basura y destrucción. Y esto de la economía circular no solo es la idea de un grupo de hippies ecologistas, sino que las políticas europeas van en esta misma linea, las estrategias propuestas para el futuro son trazadas con esta lógica circular de la economía y la producción.

Para ilustrar esta idea y para crear algo de debate os comparto un vídeo, espero que os guste:

Economía Circular: descubre lo que es, antes de que explote el planeta

 

Capitalismo y consumo

Cuando vamos tomando conciencia de cómo se conforma la sociedad, el sistema económico, el sistema socio- político, y todos aquellos elementos que configuran la sociedad tal cual al conocemos, podemos llegar a sentir una sensación de desazón, frustración e indignación. Por lo menos a mi me pasa a veces, pero creo que a medida que vamos tomando esa conciencia debemos de saber administrar esos sentimientos que nos provoca y  hacer un intento por focalizar esfuerzos en intentar cambiar las cosas que no nos gustan o nos parecen poco justas.

Parece que tenemos que asumir una serie de normas y decretos sociales que vienen caídos del cielo, o impuestos por voluntad divina, y así los asumimos, los tenemos instalados en nuestra mente y son reforzados por dichos populares y frases hechas que venimos escuchando desde que eramos pequeñas. Cuando la realidad yo creo que es otra, tiene que serlo, no puede ser así. Puesto que vivimos en una sociedad con unas normas que vienen impuestas por la propia sociedad, lo que pasa es que esto es muy complejo, hay que tirar mucho del hilo para desmenuzar una pequeña parte y tener una visión más amplia de la realidad. Por ejemplo, ¿porque existen personas con mayor poder que otras?, ¿que son las que tienen más dinero u oportunidades para generarlo?, pueden ser esas personas que por decirlo de algún modo tienen privilegios que otras no tienen y que ni siquiera conocen. Entonces que pasa,  mientras que unas diseñan un sistema a su medida, para su beneficio, otras pelean por formar parte de ese juego sin saber que están jugando una partida en la cual las cartas ya están marcadas.

Ante esta realidad, vivimos en este planeta, la tierra en la cual tenemos una serie de recursos naturales, unos ecosistemas y unas especies que no cuentan para nada en este juego, simplemente son mercancías para aquellas personas que tiene el privilegio de poder apropiarse de ellas, de todas las que estén a su alcance. Estas mercancías naturales o animales son consumidas por aquellas que también son mercancías, pero no lo saben, las personas que carecen de poder. Así es como a veces observo a la especie humana en su comportamiento en un sistema de consumo que ella misma asume y alimenta, estando a veces muy disconforme con ello. Esto tiene mucho que ver con el feminismo y la economía, ya que una de las fuentes de poder que tenemos es la capacidad de decidir que consumimos y que no, siendo conscientes de que esta capacidad esta marcada por la capacidad adquisitiva, las creencias y los valores culturales. En la sociedad de consumo, optar por cambiar los hábitos y los patrones es una acción política que puede tener mucho calado en la forma en la que las empresas generan riqueza. Mermar el consumo de productos de origen animal puede tener un impacto  importante en la industria alimentaria, y cambiar las formas de explotación animal por otras más respetuosas con las especies, más sostenible con el entorno y más saludables. Desde el feminismo,  siendo este un movimiento que lucha por la igualdad y la justicia, creo que debe estar cuanto menos concienciado y luchar contra el sistema de dominación que ejerce la especie humana hacia otras especies. No podemos luchar contra la opresión patriarcal y el sistema de dominación masculina, siendo las opresoras de otras especies animales, creo que debemos ser solidarias y tratar de extender la dignidad y la igualdad de trato a otras especies. Por lo menos ser conscientes, combatir la propiedad privada de las personas, de las tierras, de las semillas. Trabajar por la justicia y la sostenibilidad delos pueblos, los ecosistemas, las fauna y la flora, etc.

En definitiva, creo que hay que crear alternativas a este sistema, tener ilusión y esperanza, proyectar otras realidades, otras situaciones que nos hagan crecer a todas en salud y armonía.

Espero que os guste este corto que os dejo a continuación:

Capitalism is Just a Story

(podéis poner subtítulos en español)