Brecha de género en salud

 

Mujer deprimida

mujer deprimida

Las causas más frecuentes de consulta médica en las mujeres son problemas psicológicos o psicosomáticos: depresión, insomnio, dolor de cabeza, la famosa fibromialgia (un cajón de sastre donde cabe todo), cansancio, ansiedad…. No se ha estudiado si se debe a factores biológicos, factores hormonales o de contexto social. Y no se ha hecho porque la investigacion en problemas médicos de mujeres solo importan para una cosa: el negocio. El negocio de medicalizar la fertilidad,  el embarazo, el parto, la menstruación, la menopausia. Todo tiene sus pruebas médicas, analíticas (en ocasiones tan exahustivas como en la fibromialgia, que solo se diagnóstica si ¡TODO! es normal), programas terapeúticos y medicación. Si, es cierto que algunas cosas son útiles y mejoran la vida de las mujeres. En países del primer mundo como el nuestro es rarísimo que una mujer muera de parto. En gran parte y en los últimos tiempos se ha conseguido humanizar el parto y la crianza, aúnque aún queda mucho, porque la realidad es que los procesos de los que hablamos, siguen siendo procesos vitales normales en una mujer, completamente medicalizados sin ninguna evidencia científica en la mayoría de los casos y con mucha morbilidad en muchos otros. Solo es necesario recordar como el tratamiento de la menopausia sistemático con hormonas, se mantuvo durante muchos años, sabiendo fehacientemente que era peligroso, que inducía cáncer, pero se segúia utilizando. Algo  por  lo que pasan todas las mujeres vivas de cierta edad, no podía despreciarse como negocio que además duraba cada vez más años, según aumentaba la esperanza de vida. ¡Redondo!

Ahora hay ya bastantes publicaciones que refieren como las mamografías indiscriminadas durante unas edades concretas y sin tener en cuenta historias clínicas de riesgo, están produciendo: cancer de mama, intervenciones innecesarias, angustia y sufrimiento cuando es innecesario. ¡En fin! Otro negocio redondo.

Pero queda el sufrimiento real: el psicológico, que en mi opinión tiene una razón social lógica, si se tiene en cuenta simplemente el sistema heteropatriarcal. La situación de una mujer con marido o sin el, pero siempre dedicada a cuidar, siempre menospreciada como persona, con baja autoestima inducida desde niña ¿Como no va a producir patología psicológica? Por no mencionar el duro e incesante trabajo doméstico, cíclico, inacabable, poco apreciado y en muchas ocasiones, duro, cuando se avanza en edad y no disminuye. Pero es muy fácil recetar analgésicos y ansiolíticos, está tirado y mira por donde ¡Es otro negocio! Esta vez de las farmaindustria. Las mujeres se vuelven dependientes en dos o tres semanas a las benzodiacepinas, encima son unas histéricas que precisan medicación y cuando se habituan ni siquiera encuentran alivio. ¡ Mujeres!

Resulta curioso pensar, como va ha evolucionar todo esto, cuando la medicina cada vez más feminidad, quede por completo en manos de mujeres. ¿Seguirán a las ordenes de los hombres que rijan las empresas aseguradoras o farmaindustrias que seguro, estarán dirigidas por hombres? ¿Nos haremos autónomas? Personalmente, dudo mucho que el sistema captialista (de NO libre mercado) permita escapar el negocio. ¡Eso nunca!

 

Anuncios

Discriminación laboral a personas trans

Me gustaría aprovechar este espacio para tratar la discriminación laboral que sufre constantemente el colectivo transexual, ya que, en el máster hemos visto varias cosas relacionadas con el colectivo LGTBI+.  Por ello, me gustaría dejaros el siguiente artículo que encontré:

http://www.laizquierdadiario.com.bo/Discriminacion-laboral-a-personas-trans-un-problema-social

En mi opinión, el mayor problema con el que cuenta el colectivo transexual es la invisibilización de la discriminación que sufre diariamente en el ámbito familiar, escolar o en cualquier otro espacio público como el ámbito laboral. Mientras que la homosexualidad cada vez está más aceptada, los comentarios vejatorios hacia personas transexuales son cada vez más comunes por una falta de empatía abismal por parte del común de la población.

El artículo trata sobre el rechazo de una mujer transexual a su empleo debido a los comentarios discriminatorios que le hacía su jefe constantemente, juzgando su manera de actuar y vestir. Desgraciadamente, no es la única, os dejo este vídeo con algunos testimonios de personas transexuales: http://www.telemundoareadelabahia.com/noticias/local/discriminacion-laboral-transexuales-california-303790111.html

Debemos recordar que alrededor del 40% de los delitos del odio son contra personas que pertenecen al colectivo LGTBI+ y donde las personas transexuales son las más afectadas. En algunos países latinoamericanos la esperanza de vida de personas transexuales es bastante inferior a la media, llegando a los 75 años. Esta discriminación se traslada al ámbito laboral, donde los transexuales tienen grandes dificultades a la hora de encontrar un empleo considerado “decente”, motivo por el cual muchos terminan ejerciendo la prostitución de manera ilegal, con todas las consecuencias psicológicas que ello acarrea. Además, la idea que se extiende la persona transexual en la sociedad es de alguien promiscuo y maleducado, que nada tiene que ver con la realidad. Existe, además cierta publicidad que daña la imagen de la persona transexual en este sentido y que os dejo a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=YVkjDsCDPhw

No solamente se les niega el empleo alegando cualquier tipo de excusa, sino que sufren distintas vejaciones (como en el caso citado anteriormente) hasta que la persona rechaza el trabajo. Existe un alto porcentaje de discriminación laboral hacia el colectivo, algo más de un 60%, y muchos de ellos no reciben ninguna clase de prestación a causa de esto. Tal y como cita el artículo “en el imaginario social las personas trans no figuran ocupando empleos estables y con salarios dignos o teniendo acceso a estudios universitarios. Al contrario a las mujeres transe les piensa como destinadas al trabajo sexual, ser bailarinas o dedicarse al estilismo. Y si bien es verdad que gran parte de las mujeres trans se ganan la vida en eso, en gran medida se debe a la discriminación laboral”.

Mucha culpa de la discriminación laboral que sufren las personas trans se debe a la falta de legislación que proteja al colectivo, siendo en nuestro país considerablemente escasa en comparación con la ley andaluza que recoge más específicamente los derechos de las personas transexuales, sobre todo, a la hora del cambio de sexo. Si bien es cierto que existe un gran vacío legal con respecto al mundo laboral en ambos documentos. Uno de los problemas más graves es la falta de reconocimiento de la persona transexual en los documentos, un hecho tan simple como el cambio de nombre, en realidad, no lo es y son recurrentes los casos en los que personas trans han de ser llamadas por un nombre que en realidad no es el que desean, debido a que el cambio de sexo no ha finalizado y la legislación no le permite el cambio de nombre, o bien porque no haya cumplido la mayoría de edad para comenzar el proceso. Además, tal y como recoge la ley general española, la persona transexual puede iniciar un cambio de sexo solamente si es “diagnósticado” por un especialista que, en muchos casos, es un psiquiatra o psicólogo, tratando el proceso como una enfermedad. Esto dificulta gravemente el modo de vida de muchas personas transexuales que se ven constantemente discriminadas.

En personas como Argentina, existen leyes que obligan a las empresas a ocupar al 1% de sus plazas (una cantidad considerablemente pequeña) a personas transexuales, travestis o transgénero, dándose una discriminación positiva con el fin de visibilizar al colectivo. En mi opinión, es un buen comienzo, teniendo en cuenta los problemas que sufre esta parte de la sociedad y que aún no está asumida por el resto de la población. Aun así, queda mucho por hacer y solamente movilizándonos podremos cambiar las cosas para crear una sociedad más justa y tolerante.

A continuación os dejo el artículo que he leído para hacer esta entrada.

Espero que os haya resultado interesante.

Saludos.

http://www.laizquierdadiario.com.bo/Discriminacion-laboral-a-personas-trans-un-problema-social

 

EL MERCADO DE LA MATERNIDAD (La gestación subrogada)

Los llamados “vientres de alquiler”, a los cuales se les ha puesto un nombre mucho menos agresivo para que parezca más legítimo (gestación subrogada), no es más que otro resultado del capitalismo. Es decir, son vientres de mujeres, la mayoría pobres, que son alquilados mayoritariamente por personas o familias ricas.
vientre_alquiler

A mi parecer, estamos ante la explotación del cuerpo de la mujer pobre, otro resultado más del patriarcado unido íntimamente al capitalismo. Así, nos cosifican, nos despojan de nuestro valor humano y nos roban nuestra libertad y nuestra dignidad. Es como si vamos a una tienda, compramos un útero, hacemos un contrato y si el producto final, que se supone que es un hijo o una hija, no nos interesa o no nos gusta, se puede devolver. Esto es totalmente una compra-venta de un niño o una niña que se ha gestado en un vientre que has tenido alquilado por nueve meses, tenga las consecuencias que tenga para esa mujer-producto o para ese bebé. ¿Cómo se le puede explicar esto a ese niño/niña cuando sea más mayor?

Por todo esto me atrevo a decir que las mujeres somos consideradas máquinas reproductoras que fabrican hijos e hijas y no para su propio interés. He de decir también que no se puede generalizar con respecto a esto, ya que una parte de la población muestra su absoluto rechazo a la utilización de los vientres de las mujeres con estos fines.

Vientres de Alquiler Bueno, Bonito y Barato

Las personas que están a favor de la regulación y mercantilización de la gestación subrogada, dan argumentos como el “altruismo y la generosidad” de las mujeres gestantes, cayendo una vez más en los roles y estereotipos tradicionales de la mujer al servicio de otros, cuidadora y madre, sirviéndose de la existente desigualdad estructural de las mujeres con respecto a los hombres. ¿Va a ser una mujer generosa y altruista con un hombre o con otra mujer que vive en la otro pico del mundo y que, además, no se conocen de nada? Claro que sí, sólo por ayudar. ¿Tú lo harías?

Si se llegara a legalizar los vientres de alquiler, esta práctica se convertiría en un negocio que expondría a las mujeres al tráfico reproductivo y a los bebés a su compra-venta regularizada.

Todo esto no lo ven las demás mujeres que alquilan los vientres de sus compañeras mujeres, sólo ven que tienen derecho a ser madres cueste lo que cueste, en vez de luchar codo con codo para lograr la igualdad algún día de estos, aunque sea en algunos aspectos.

Deberíamos luchar por esa igualdad y descosificarnos entre toda la sociedad, es decir, mujeres y hombres, pero si nosotras mismas no miramos por esto, que nos incumbe de primera mano, menos lo van a hacer los demás.

Tenemos que convencernos de que las mujeres sólo le interesamos al mercado cuando somos un producto, ya que creo que sólo así podremos luchar contra todo este mercado de la maternidad, además de hacer visible este debate que aún se invisiviliza.

¡Que no te engañen! LAS MUJERES NI SE COMPRAN NI DE VENDEN.

El fitness y la belleza real

Como bien sabéis el “fitness” está de moda. Cada vez son más las personas que hacen deporte a diario y cuidan su alimentación. Esta disciplina defiende un estilo de vida saludable y muchas modelos fit se declaran en contra de la extrema delgadez que vemos a diario en los medios de comunicación y en las pasarelas de moda que tantas repercusiones físicas como psicológicas tienen en las y los adolescentes (menos en los segundo pero también importantes).

Sin embargo,  a pesar que esta disciplina defiende que hay que aceptarse a uno mismo tal y como se es, con nuestros defectos como por ejemplo la tan odiada celulitis, las arrugas, las cicatrices etc., consecuencia directa de las campañas publicitarias que nos bombardean constantemente con productos para eliminarlas como si fueran algo antinatural, muchos jóvenes terminan obsesionándose con su cuerpo, realizando duros entrenamientos que pueden repercutir gravemente en su salud y llevando a cabo dietas de “carga” o “descarga” que alteran su metabolismo y son peligrosas si no se realizan bajo supervisión de un nutricionista cualificado. Esto se debe a la influencia que muchos seguidores del “fitness” realizan a través de las redes sociales, sobre todo, de Instagram. Es por ello, que ahora son muchas las modelos “fitness” que dicen basta. Ellas mismas que subían fotos a la red donde salían total y absolutamente perfectas, han decidido revelar todos sus trucos y aparecer en fotos tal y como son. Por ello, quiero presentaros en esta entrada a Anna Victoria quien, personalmente, me inspira puesto que, como ya sabéis todos, también he elegido el “fitness” como modo de vida. Y, por este motivo, se el peligro que puede tener la influencia de las modelos fitness en nosotras puesto que el deporte requiere mucha disciplina, pero aún más la dieta equilibrada y nunca los resultados que esperas aparecen de la noche a la mañana como en las odiosas dietas milagro.

En la foto de la izquierda aparece ella posando, en un periodo en el que fue muy disciplinada porque iba a casarse y quería sentirse a gusto consigo misma. Mientras que en la foto de la derecha aparece sentada, luciendo tripita y escribe “sentada, relajada, no todos los ángulos son los mejores y eso está bien) para mostrar a sus seguidoras que la mayor parte del tiempo no luce como en la primera foto que ella no es así la mayor parte del día.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie, océano y exterior

En la foto de la izquierda aparece posando para una revista. Las piernas están colocadas de manera que la línea del músculo femoral esté más marcada en la pierna de apoyo y el ángulo de la foto elegido a conciencia para que el culo parezca más respingón. Además, como veis, aparece metiendo tripa puesto, como muestra en la segunda foto, pasa unos segundo sin respirar para parecer que tiene una barriga perfecta pero irreal.

En este enlace podéis encontrar también dos fotos comparando cómo era ella antes de convertirse en módelo fitness y como es en la actualidad, reivindicando que los cuerpos “perfectos” no vienen dados del aire, sino del esfuerzo y de un trabajo diario duro y disciplinado.

A continuación, os dejo otro enlace en el que se le hace una entrevista donde reivindica que el cuerpo no es algo perfecto y cita “A medida que me hago mayor, tengo celulitis y marcas que sé que no van a desaparecer y lo acepto. Representan una vida muy vivida (hasta los 28 años que tengo), y un cuerpo y una vida sana. ¿Cómo me podrían molestar las “imperfecciones” perfectamente normales de mi cuerpo? Este cuerpo es fuerte, puede correr millas, levantar, agacharse, empujar y tirar pesos por ahí, y me hace feliz no sólo por como se ve desde fuera sino por como lo siento por dentro. Así que, cuando os enfrentéis a vuestra rutina, quiero que recordéis estas cosas: no castigaré mi cuerpo, lo cargaré de energía, lo retaré y lo amaré”.

Con todo ello quiero decir, que el deporte, sea del tipo que sea, debe ser algo que hagamos para sentirnos bien con nosotros mismos, que sea algo ameno y divertido, que nos rete a superarnos y a aspirar más alto, que nos ayude en nuestro día a día y nos discipline para ser responsables en cada ámbito de nuestra vida. Es un inmenso error tenerlo como herramienta de una perfección irreal, que es en lo que se está convirtiendo. Pero, gracias a modelos como Anna Victoria, lo hacemos más humano.

http://www.vogue.es/moda/news/articulos/anna-victoria-fitness-instagram-cuerpo-antes-despues/28011

Economía doméstica femenina

A pesar de los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad, es imposible negar que la economía doméstica sigue recayendo sobre la espalda de las mujeres que, en muchos casos, además de traer un salario a casa (consecuencia en muchas ocasiones de la crisis que acontece a nuestro país y por la cual los salarios se han visto reducidos y han provocado el empeoramiento de la calidad de vida de gran parte de la sociedad) realizan una jornada de 24 horas 7 días a la semana durante el resto de sus vidas siendo madres y esposas.

Si ya de por sí las mujeres tenemos interiorizado este papel de ama de casa, existen determinadas herramientas que ayudan a perpetuar esta sociedad patriarcal en la que vivimos puesto que los hombres siguen ocupando las esferas de poder y no interesa un cambio de papeles que, claramente, les perjudicaría. Me refiero, entre otras, a la publicidad. Y, por ello, aprovecho esta entrada para dejaron un artículo de el periódico El País que trata la evolución de la publicidad (con respecto a la mujer) desde el año 1950 hasta nuestros días.

http://smoda.elpais.com/moda/mujeres-y-publicidad-ha-cambiado-algo-desde-1950/

Si bien es cierto que la mujer comienza a ocupar distintas esferas de trabajo que, décadas atrás, era impensable que abarcase, el hombre no se ha introducido en la economía doméstica. Esto perjudica a las mujeres que, en más de una ocasión, se sienten sobrepasadas por la carga de trabajo que supone responder a las exigencias laborales de una sociedad sexista y sacar adelante la economía familiar que, además de no estar remunerada, está poco o nada considerada en nuestra sociedad.

¿Y qué pasa con las mujeres que deciden compaginar ambos trabajos y dividir las tareas domésticas entre con su pareja? Es cierto que cada vez es más frecuente encontrarnos a papás que llevas a sus hijos e hijas al médico o van a las tutorías de los colegios, sin embargo, la sociedad tiende a pensar que el padre lo hace debido a que la mujer está descuidando el hogar y no le queda otro remedio que hacerlo puesto que ese no es el papel que le corresponde. Vamos progresando, pero tenemos tan asumidos los roles de género que como mínimo nos extrañamos al ver estas situaciones. Esto es consecuencia de la educación y los mensajes que nos bombardean constantemente desde que nacemos hasta que morimos. Los anuncios que ofertan productos de limpieza siguen teniendo como protagonista a la mujer que, como dice el artículo, “Ahora ves a mujeres en publicidad representando roles profesionales de todo tipo, como por ejemplo doctoras, sin embargo, el énfasis sigue siendo su papel en el hogar, ya sabes con el soy cirujana pero ahora mismo mi principal preocupación es lo sucio que está mi suelo”.

thAOH3TI6S

Ahora parece que lo que se pretende es perpetuar la nueva imagen de “super woman” y que la mujer puede con todo y no es así. Somos personas, no heroínas. Tenemos problemas, preocupaciones y fracasos como cualquier persona y no, no podemos sacar todo adelante. A pesar de ello, sigo siendo optimista, creo que vamos avanzando pero que hay que hacer las cosas como es debido. Apostar por un reparto justo y equitativo de las tareas entre los miembros del hogar, dar el valor que tiene al trabajo doméstico y, desde el Estado, proyectar distintas ayudas que liberen a la mujer de tanta carga y les permita compaginar su carrera profesional con su trabajo en casa.

Espero que os guste.

Saludos.

La igualdad económica entre sexos no llegará hasta 2186

Sí, han leído bien , un informe del Foro Económico Mundial advierte sobre el atraso en la reducción de la desigualdad de género, y afirma que:

Al ritmo actual, la igualdad económica entre sexos no llegará hasta 2186″

Por desgracia nos encontramos frente a un desperdicio de talento si no actuamos con rapidez para frenar las desigualdades de género. Lo que supondría poner en riesgo el crecimiento económico y privar a las economías de la posibilidad de desarrollarse, según el Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial.

El documento concluye que la igualdad económica entre sexos podría tardar 170 años en producirse al ritmo actual y advierte de un drástico frenazo en los últimos años. ¿A qué se debe esta situación? pues en parte se debe a los desequilibrios crónicos en los salarios y a la participación desigual en el mercado de trabajo, pese al hecho de que en 95 países el número de mujeres universitarias es igual o mayor al de los hombres.

El informe estima que la brecha de género se sitúa en el 59%, la mayor tasa de desigualdad desde 2008. El empeoramiento de la situación actual de las mujeres se debe como he comentado anteriormente a la desigualdad salarial. “Las mujeres gana de media poco más de la mitad de los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas (teniendo en cuenta tanto el trabajo remunerado como el no remunerado)”, sostienen el documento, que también menciona sobre el estancamiento de la incorporación de las mujeres al mercado laboral y la escasa representación del género femenino en puestos de grandes responsabilidades.

¿Pero dónde sufren las mujeres mayor riesgo? el informe afirma también que muchos puestos de trabajos actualmente ocupados por mujeres serán sustituidos por la era tecnológica. Es decir el 9% de los trabajadores de los países desarrollados están “en riesgo” por la llegada de la inteligencia artificial, drones, impresoras 3D y otros avances tecnológicos.

Otro informe del Foro Económico Mundial de Davos concluyó que hasta 2020 se perderán unos cinco millones de puestos de trabajo en todo el mundo por “la cuarta revolución industrial”.

Por todos estos motivos, mujeres y hombres debemos actuar en la misma línea, tenemos que unirnos como socios para gestionar de forma unida los retos a los que nos enfrenta el mundo en el que vivimos y aprovechar las oportunidades. Ambos sexos unidos son fundamentales para garantizar que la Cuarta Revolución Industrial cumpla con las promesas realizadas a la sociedad y no sirva para quitarnos los puestos de trabajo que con tanto esfuerzo y sacrificio nos ha costado conseguir.

Nuestro país, España, no permanece ajeno a este fenómeno. No ocupa un puesto muy digno en la clasificación del informe Global de género que elabora el Foro Económico Mundial, se sitúa en el puesto 29 de 144 países, pero si se compara con años anteriores ocupaba el puesto número 11, por lo tanto podemos afirmar que en nuestro país se ha producido un gran retroceso.

En definitiva, si nos unimos hombres y mujeres en la lucha actual para conseguir la igualdad de género económica, mucho de los problemas actuales o futuros desaparecerían y podríamos vivir en un mundo unido e igualitario.

 

100 comentarios machistas que las mujeres escuchan desde niñas

El instituto Diego Siloé de Albacete ha organizado un concurso de cortos entre sus alumnos y alumnas. Alicia Ródenas de 17 años, una de los participantes, se ha presentado al concurso con un vídeo donde lee un centenar de frases machistas.

Con estos trabajos podemos apreciar como la sociedad va avanzando y como los adolescentes son conscientes de la terrible situación de machismo que sigue habiendo en la actualidad y luchan como por ejemplo con este tipo de trabajos para concienciar y que cada día seamos más los que luchamos contra estas injusticias.

El corto comienza con algunas frases que imponen roles de género desde la infancia, como “si te ven jugar con niños te llamarán marimacho”, o “¿informática? ¿no prefieres bailar?… con lo bien que te queda la falda”. De ahí se pasa a comentarios que van avanzando en función de la edad “estás siempre rodeada de niños, calientapollas”, ¿qué pasa? ¿tienes la regla?”. Para finalizar con frases que hacen referencia directa a los malos tratos “si te miran otra vez le doy”, “no me dejes o hago una locura”.

Este vídeo no ha quedado solo en una actividad escolar, lleva unas 120.000 reproducciones desde que el instituto lo publicó en Youtube el pasado 29 de marzo. Además, se acerca al millón de reproducciones en la red social Facebook. Lo que quiere decir que la sociedad poco a poco va concienciándose de la gravedad del problema.

Dicho texto no es creación propia de esta estudiante de instituto, sino que ya se hizo viral en 2015, titulado ¡Qué niña tan bonita! obra de la madrileña Ro de la Torre, quien primero lo publicó en su Facebook y luego en la web feminista Locas del coño. Alicia Rodenas le encantaba el contenido del vídeo, por ello pidió permiso para usarlo. Y la web feminista no sólo le dio permiso, sino que ha compartido el resultado del corto en su página de Facebook.

La otra cara de la moneda es que por desgracia sigue ocurriendo que hay personas que  no están de acuerdo con este tipo de contenidos,  por lo que recurrieron a insultos. Pero la repercusión ha sido casi toda positiva, hasta el punto de que existen comentarios de cambio de actitud después de ver el vídeo, que es lo que realmente enriquece y llena de alegría las horas de trabajo y esfuerzo.

A continuación el enlace donde se puede apreciar el corto:

http://verne.elpais.com/verne/2017/04/17/articulo/1492412360_237040.html

Este corto nos quiere hacer reflexionar que la violencia de género no es solo física, la vivimos desde nuestra infancia y nos persigue día tras día. Somos nosotras las que debemos poner nuestros límites y no permitir ningún tipo de abuso a lo largo de nuestra vida, puede ser que cuando seamos niñas no nos demos cuenta de la gravedad del problema y no le demos importancia a los comentarios que nos transmitieron, pero vamos creciendo y a la vez madurando, por lo que para poder crear nuestra personalidad de forma correcta debemos poner fin a estas injusticias y no permitir ni un solo abuso a nuestra persona.

Poco a poco somos más las que nos unimos en la lucha, personas de diferentes edades para acabar con las injusticias de género y empezar desde la infancia a dejar de calificar a una niña porque quiera jugar a fútbol, o porque se lleve mejor con niños que con niñas o por otras situaciones que seguimos calificando como desigualdad de género.

 

¿Cómo son las políticas de conciliación laboral en nuestro país?

Otro de los aspectos que nos aborda en esta asignatura son las políticas de igualdad de género. Por ello me gustaría escribir en este post sobre las políticas de conciliación en España así como los problemas a los que deben enfrentarse las mujeres en el puesto de trabajo.

En nuestro país, la conciliación del empleo y la vida familiar representa uno de los principales retos políticos para la mujer. Aunque la tasa de empleo femenino ha experimentado un “aumento progresivo” en España, siguen siendo las mujeres “quienes más asumen el cuidado familiar de los hijos y familiares dependientes”, según recoge el informe ‘La Conciliación de la vida laboral y familiar en España’ publicado por la ONG ‘Save The Children’.

Debemos tener en cuenta que la jornada de trabajo en España está regulada por el Estatuto de los Trabajadores y establece una jornada legal máxima no superior a 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual. Normalmente, la jornada es de ocho horas diarias aunque por convenio colectivo se puede modificar el límite diario (establecido en 9 horas) siempre que se respete el tiempo de descanso entre jornadas.

Teniendo esto presente, nos encontramos con el primer problema y es que en España hay una tendencia hacia las jornadas laborales largas y una pausa también larga para comer. Estas largas horas de trabajo, divididas normalmente en una jornada partida, hacen que la gran mayoría de las mujeres no puedan compaginar la vida familiar y la laboral.

Conciliación laboral 2016

Este problema deriva en la falta de compatibilidad en lo que a horarios se refiere. La gran mayoría de las mujeres que trabajan fuera del hogar no pueden llevar a sus hijos al colegio, puesto que el horario de entrada a su trabajo se lo impide. Esto obliga a qué muchas familias dependan del aula matinal del colegio en el que esta matriculado su hijo o hija. En otros países europeos, sin embargo, las personas trabajadoras acuden a su puesto de trabajo mucho más temprano y acaban su jornada cuando la ciudadanía española se incorpora a la jornada de tarde. Existen grandes diferencias, ¿por qué entonces desde las grandes empresas y el Gobierno español no se empiezan a solucionar este tipo de problemas?

Pero todo ello no sólo se centra en el horario laboral, me gustaría hablar ahora de la baja por maternidad. Actualmente, el permiso de maternidad en España es de 16 semanas (cuatro meses) y el de paternidad que ya ha sido modificado es de 28 días (casi un mes). La baja maternal de España está entre las menores de Europa y además se encuentra muy alejada del permiso medio en la Unión Europea (28 semanas). Tras ella se encuentran Malta y Alemania (14 semanas), Finlandia, Bélgica y Eslovenia (15 semanas). En base a esta realidad, existen impedimentos a la hora de tener los hijos debido a la falta de facilidades para conciliar la vida laboral con la familiar.

Sólo con estos dos aspectos tratados, podemos hablar ya de discriminación de género hacia la mujer, puesto que normalmente ésta es la que está al cuidado de los hijos y del hogar y la que pretenderá reducir su jornada laboral y en la mayoría de los casos abandonar el puesto de trabajo por no poder compaginar ambas vidas. Según los datos del Barómetro Cisneros (2009), el 18% de las trabajadoras embarazadas sufre presiones por su empresa debido a su maternidad, el 16% de las trabajadoras son acosadas por reclamar los derechos que por maternidad les corresponde y cerca del 25% de las trabajadoras embarazadas de entre 18 y 25 años acaban siendo despedidas (éste último dato según las cifras de la Fundación Madrina).

Con todo ello es importante plantear una serie de medidas básicas con el objetivo de velar por la igualdad en el trabajo entre hombres y mujeres y allanar el camino hacia la conciliación laboral y familiar. Entre ellas me gustaría destacar el tele-trabajo, una medida que ya se está implantando poco a poco en nuestro país pero no al ritmo deseado. Esta medida permite el trabajo desde casa, lo que ahorra costes de desplazamiento y además aumenta la productividad. Por otro lado serían importante un cambio en los horarios, para que exista una mayor flexibilidad laboral.

Debemos plantearnos un reto colectivo, donde el papel de la mujer en el mundo laboral no se vea salpicado cada año por políticas que no permiten de ninguna de las maneras una conciliación efectiva y aumentan cada vez más la desigualdad de género.

“Expediente abierto a una guardia civil por ausentarse 10 minutos con el objetivo de atender una necesidad básica”

Así es. Seguro que todos habéis oído hablar de esta noticia en estos días. Uno de los titulares con los que la Vanguardia publicaba la noticia era el siguiente:

“Expedientada una guardia civil por ausentarse 10 minutos para ponerse una compresa”

El hecho ocurrió mientras la agente de la Guardia Civil se encontraba de servicio, haciendo labores de vigilancia junto con otro compañero. En un momento inesperado y debido a estas circunstancias, tuvo que abandonar durante unos instantes el coche patrulla desde donde realizaba tareas rutinarias y genéricas de vigilancia con el fin de “no manchar su uniforme ni el vehículo oficial”.

Justo en es momento apareció su teniente, que estaba realizando una ronda de inspección. Ante la demanda de explicaciones de su superior, la agente explicó la urgencia que había tenido, a lo que el teniente replicó a gritos: “A mí no me cuentes milongas, vas al baño antes o después del punto de control pero no durante”

Un acto de  la Guardia Civil en el municipio Aranjuez.

Pocos días después, el periódico 20 minutos, publicó una noticia en la que salía en defensa la Dirección General de la Guardia Civil alegando que la sanción a esta agente fue por no comunicar el motivo de su ausencia del lugar donde tenía que prestar servicio. Según la normativa, ante cualquier hecho de estas características se debe avisar con la suficiente antelación a los agentes superiores o quedar reflejado el motivo de la ausencia en una papeleta.

Con esta justificación, me veo obligada a intervenir, y me pregunto donde están los derechos que atienden a las mujeres en el puesto de trabajo ante una situación de tales características y una vez más podemos volver a abrir el debate sobre las desigualdades y diferencias que existen entre hombres y mujeres desempeñando la misma labor y en el mismo puesto de trabajo. Ante una necesidad de esas características, me parece que lo más adecuado es atender las mismas, sin necesidad de recibir ningún trato discriminatorio por parte de sus superiores.

Pero la noticia no acaba ahí, por otro lado nos encontramos con la publicación de El País, el cuál explica que el teniente se conformó en primera instancia con la reprimenda -aunque amenazó con expedientar a la guardia civil si volvía a ausentarse sin permiso durante su servicio – , pero pronto cambió de opinión.

La mujer, disgustada y nerviosa por el incidente, quiso hablar con su capitán para denunciar el comportamiento de su inmediato superior. Pero no fue recibida por ningún jefe. Por contra, fue informada de que debía seguir el conducto reglamentario y entrevistarse primero con su superior jerárquico, que era precisamente el mando al que pretendía denunciar. Cuando el teniente se enteró de que iba a ser denunciado, contratacó elevando un parte disciplinario contra la agente por “inexactitud en el cumplimiento de las órdenes recibidas”. Esto es, por ir al baño sin pedir permiso.

Debido a estos hechos, la agente de la Guardia Civil ha pedido que se active el protocolo de acoso laboral por el trato recibido ante estas circunstancias. De esta manera cabría preguntarse hasta qué punto es necesario pedir permiso para cubrir una de las necesidades más básicas de las mujeres y debemos plantearnos si este tipo de situaciones están contempladas en el estatuto de los trabajadores, con el objetivo de que acciones de tales características no resulten objeto de discriminación en el puesto de trabajo.

 

 

Iguales e Intransferibles

Plataforma por Permisos iguales e intransferibles de Nacimiento y Adopción – PPiiNA- 

          La Plataforma por Permisos iguales e intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), nace en el año 2005 con el propósito de alcanzar un cambio legislativo que traiga una sociedad más justa e igualitaria. Una sociedad en la que se compartan de forma más equitativa los espacios laborales y los espacios del cuidado, de forma que las mujeres puedan crecer en condiciones de igualdad en el mercado laboral y los varones puedan hacerlo en el mundo de los cuidados, ambos a través del juego necesario de la corresponsabilidad.
descargaConstituida como una plataforma independiente de los partidos políticos, se integra por más de un centenar de asociaciones, organizaciones y personas provenientes de diferentes ópticas profesionales e individuales. A lo largo de su existencia, más de una década, ha ido sumando los apoyos del mundo académico, del mundo del periodismo y de otros sectores, así como de movimientos asociativos y sociales y por supuesto del movimiento feminista.

Historia de su proposición
Desde hace seis años la PPiiNA mantiene contactos con todos los grupos parlamentarios para que asuman su planteamiento como parte de los trabajos legislativos. Finalmente el grupo Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea saca a debate público la propuesta de la Plataforma, primero como proposición no de ley en octubre de 2016 , que obtuvo el apoyo de 173 escaños y después, en enero de este año, como proposición de ley (PL 122/56). Por su parte, el Gobierno, bajo el argumento tan repetido del sobrecoste económico, se abstuvo en la primera votación y el pasado ocho de marzo, el día de la mujer,  emite informe de no conformidad en la tramitación de la iniciativa.
A pesar del revés, el trece de marzo, se registra por el mismo grupo un nuevo texto (PL 122/000087), otra proposición de ley que en la actualidad se encuentra a la espera de la contestación del ejecutivo. Y en eso estamos.

Otras propuestas
Advierte la PPiiNA de la letra pequeña de ciertas posturas, como la de Ciudadanos desde la voz del Congreso o la de FEDEA, desde la voz y el valor social que otorgan los estudios científicos. Ambos son partidarios de permisos mixtos, con una “equiparación de permisos” intransferibles de ocho semanas para cada progenitor por una parte, y por otra, con una “distribución dentro de la pareja” de diez semanas transferibles.
FEDEA, en una crítica a la propuesta de la PPiiNA por considerarla ideal o utópica, se alinea con Ciudadanos, añadiendo incentivos para que los varones soliciten la parte del permiso transferible. Sin embargo, la experiencia nos dice que en la mayoría de los casos la carga de ese cuidado transferible tiene  nombre de mujer.

La trampa del permiso transferible
Detrás de esa falsa igualdad se esconden mentalidades neosexistas, que no son sino nuevas estrategias patriarcales maquilladas de igualitarias. Por eso la PPiiNA, consciente de estas trampas para la liberación de las mujeres, no renuncia a seguir reclamando permisos iguales e intransferibles y pagados al 100%, con un calendario de implantación gradual que se acomode a las cuentas públicas. Subraya que con esta medida, propia de una democracia avanzada, no sólo sumamos igualdad, tanto en lo laboral como en los cuidados, sino que se trabaja en la erosión de los estereotipos y los roles de género.

ppiina_imagen