Políticas de igualdad y conciliación

A continuación dejo enlace de un manual que he encontrado en internet elaborado por la Consejería de Trabajo y Formación,  sobre cuarenta preguntas y respuestas que pretende ayudar a los equipos directivos y a las trabajadoras y a los trabajadores a definir buenas prácticas que, bien seguro, contribuirán a marcar el camino hacia la igualdad efectiva y real entre mujeres y hombres en el trabajo.

El objetivo principal de las políticas de igualdad en el tema de la conciliación es conseguir la integración de la igualdad entre mujeres y hombres en las empresas, y además contribuir a que la sociedad tome conciencia de que este objetivo permite una
mejora de la productividad y de la competitividad de nuestras empresas, así como las condiciones de trabajo, la formación de las trabajadoras y de los trabajadores, y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Para aproximar la administración a las empresas, la Consejería de Trabajo y Formación ha implantado un servicio de asesoramiento donde personal técnico experto ayuda, de
manera personalizada, a las empresas que optimizando sus recursos apuestan por la igualdad.

Fuente: http://www.fundacionmujeres.es/files/attachments/Documento/237359/image/_PI_40preguntas_esp.pdf

Anuncios

Mujer y empleo

Las mujeres están discriminadas laboralmente. Es un hecho y los datos lo corroboran. El centro de estudios de economía aplicada (FEDEA) presentó un estudio en el que analiza la situación de las mujeres en el mercado laboral. El resultado refleja que “pese a que tienen más formación y nivel educativo sufren discriminación en materia de empleo, salarios y acceso a posiciones de liderazgo”.

Dicho informe muestra “que se han producido avances muy importantes en este campo durante las últimas dos décadas, sobre todo por la incorporación de la mujer al mercado laboral”. La tasa de participación laboral femenina ha alcanzado prácticamente la media de la UE pese a partir de niveles claramente inferiores.

El documento también revela que se ha producido un cambio drástico a nivel educativo: “en todos los grupos de edad menores de 50 años, las mujeres tienen un nivel educativo medio superior al de los hombres y esa brecha aumenta según se reduce la edad”. Sin embargo, la discriminación laboral sigue siendo patente.

Se pueden observar diversos cuadros y gráficos, donde aparecen las diferencias en el nivel educativo, diferencias en la participación laboral, situación familiar, diferencia salarial, entre otras.

A continuación dejo enlace a la página desde dónde se puede acceder a dicho informe, para ver los datos presentados con más profundidad.

Fuente:  http://www.fedea.net/

 

Brecha salarial y trabajo no remunerado

Recientemente se han estado viendo numerosas noticias sobre la brecha salarial existente entre hombre y mujeres, es por ello que a continuación rescato unos datos sobre dicha información.

Las españolas cobran de media un 23% menos que sus compañeros varones y su presencia en los puestos de poder, tanto en el ámbito privado como el público, sigue siendo residual. Estos dos fenómenos, que tienen hasta apodo -brecha salarial y el techo de cristal- se producen en los eslabones más privilegiados de la escala laboral. La discriminación contra las mujeres en el trabajo va sin embargo mucho más allá y los datos demuestran que la precariedad se ceba en ellas, no solo con sueldos más bajos, sino con peores condiciones, contratos temporales y trabajos a media jornada.

Y es que la mayor brecha de género está en el trabajo no remunerado, las mujeres dedican más del doble de horas que los hombres al trabajo no remunerado(que suele ser el doméstico) cuando trabajan a media jornada, y casi el doble cuando trabajan a jornada completa.

A continuación se muestra un gráfico dónde podemos observar dicha diferencia:

 

tnr