Niña la Moneda de Cambio en el siglo XXI

¿Niña o vaca? ¿Cual tiene más valor?

Explorando los contenidos de internet en busca de informaciones que me puedan ayudar a mejorar mis conocimientos con respecto a la igualdad de género en el mercado laboral, encontré este video (https://www.youtube.com/watch?v=O3ZpaUbF5D8) que quiero compartir con vosotras y vosotros. Este video nos muestra que en pleno siglo XXI aún existe culturas y pueblos que siguen pensando que las vacas tienen más valor que un ser humano, o sea una niña…

Me sorprendio escuchar el hombre decir que no hiso nada mal al casar su hija, una niña de 13 años con un hombre unos 50 años más viejo y que la vaca tiene más valor que la chica… – Las niñas se van, las vacas se quedan, dice él… Que el cuidaba de las 50 vacas mientras la chica creaba una familia… Si la chica no tiene valor y ella va a crear una familia, ¿qué valor tendrá la familia creada por ella? Pobre hombre que piensa de esa manera. Además se dice que las chicas con educación no son buenas amas de casa, que son mal educadas y que quiere tener su propia opinión en todo… yo pensaba que esas ideas ya no existían en el mundo de hoy, pero me equivoqué. ¿Desde cuándo tener opinión propia es ser mal educada?

Ahora, yo pregunto. ¿Que futuro le espera a una chica que vive en una nación que piensa de esa manera sobre las mujeres en el mundo actual, con la globalización con todos los recursos y medios educativos que hay en todo el mundo? ¿Cuantas culturas como esas persisten aún en el mundo fuera que continúan a mantener a la mujer como un objeto que el hombre utiliza a su bel placer para satisfacer sus deseos sexuales y tener hijos e hijas, para crear familia y cuidar del hogar?

Esos ejemplos sirvan para llamarnos la atención sobre la necesidad de una unión global y una lucha más sólida a favor de las mujeres sin excepción de raza, color, clase social o localización geográfica para que nosotras las mujeres podamos alcanzar un nivel de desarrollo que se aproxima al de los hombres en la sociedad.

Si las cifras apuntan a un nivel de pobreza cada vez mayor para la mujer entonces es la hora de buscar donde reside el problema. Si está en el desempleo femenino o si está en la mentalidad del hombre en los cuatro cantos del globo que tiende a resistir el cambio del régimen patriarcal dominador…

Si la vida de una mujer en las sociedades desarrolladas es difícil, imagine como será la vida de una niña que sabe que sus padres prefieren unas cabezas de vacas a ella. Yo no dejo de pensar en cómo ella educará a sus hijos e hijas. ¿O que ella les enseñará? ¿Que logros tendrá una sociedad que sus habitantes son educados y educadas con valores que no aportan nada para el desarrollo de la humanidad?

Tenemos mucho trabajo por hacer para que las mujeres sean libres del masacre del machismo y del sistema patriarcal, y una manera de hacerlo es empoderando a cada mujer donde ella se encuentra en la tierra.

 

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=O3ZpaUbF5D8

Anuncios

Empoderamiento de la Mujer

¿Qué es Empoderamiento de la Mujer?

Empoderar la mujer es dótala de instrumentos, medios y recursos de manera que, en un contexto estructurales de desventaja por barreras de género las mujeres, adquieren o refuerzan sus capacidades, estrategias y protagonismo, tanto en el plano individual como colectivo, para alcanzar una vida autónoma en la que pueden participar, en términos de igualdad, en el acceso a las actividades económicas y en procesos de toma de decisiones públicas o privadas en respecto a su vida personal o profesional en una base de igualdad con los hombres.

El termino empowerment o empoderamiento de las mujeres, como estrategia para la igualdad y la equidad de género, fue impulsado en la Declaración de Pequín (1995) en la cuarta conferencia Mundial das Naciones Unidas sobre as mujeres (FWCW), referente a los compromisos internacionales para la igualdad de género, desarrollo y paz , donde se estableció que las mujeres tienen igual derecho a participar en la gestión de los asuntos públicos y, mediante esa participación, a contribuir a redefinir las propias políticas al incluir en los programas políticos nuevos temas y ofrecer nuevos puntos de vistas sobre cuestiones políticas generales.

En esa línea de idea, y conforme el antiguo Primero-Ministro de España, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Relato del Progreso de las Mujeres en el Mundo (2008/2009), organizada por el Fundo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de las Mujeres (UNIFEM) lo hizo las siguientes observaciones:

¿Quién es responsable por la igualdad de género? No podremos partir del principio al que la democracia y la buena gobernanza traerán directamente la igualdad de género y/o empoderamiento hacia nuestros países. Se las mujeres no estuvieran presentes en la lideranza nacional, sus opiniones sobre las cuestiones económicas, políticas y sociales no serán cumplidas […]. José Luis Rodríguez Zapatero. Cite in, Quien responde a las mujeres? Género y responsabilización. Progreso de la Mujeres en el Mundo 2008/2009. UNIFAM. p.12).

En efectivo, la Democracia y la buena gobernanza no son sinónimos de igualdad de género ni de empoderamiento de las mujeres. Es necesario que la mujer sea incluida en todos las esferas políticas de toma de decisiones para que la mujer siegue siendo empoderada y contribuir en las políticas de igualdad de género en igualdad con el hombre. En España en los últimos diez años tuvo un avanzo en relación a aprobaciones de leyes como la Ley Igualdad de Género e la  Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género, que promueven la protección de las mujeres pero, es necesario que adjunto con esas Leyes sea integrada medidas de acción positiva con vista a un empoderamiento de las mujeres independiente de clases, razas o etnias, tanto a nivel nacional como internacional.

Una de las acciones propuestas pela ONU Mujeres es el proporcionar a las mujeres del campo que se dedican al cultivo de la tierra un mayor acceso a la tierra para cultivo, mayor acceso a los medios de financiación económicas en misma medida que los hombres para que posan disponer de medios y producción autosustentable. Otro punto muy importante es la creación de condiciones que permitan a todas las mujeres concertar la vida familiar con la profesional y social, con vista al empoderamiento de las mujeres y promoción de su progreso en todas las vertientes de su vida.

 

Fuente:

UNIFAM. Quien responde a las mujeres? Género y responsabilización. Progreso de la Mujeres en el Mundo 2008/2009.

Mujer e Igualdad de CCOO. https://tribunafemenista.elplural.com/2018/5/3.

Desagualdad de Género en el Mercado de trabajo

La brecha de género en el mercado de trabajo sigue siendo uno de los factores más
significativos de la desigualdad entre las mujeres y los hombres en la sociedad actual y
consecuentemente, una de las principales causas del índice de pobreza de la mujer en el
mundo entero.
Cada año se da más aumento de empleo entre los hombres en los puestos de mayor
responsabilidad mientras que las mujeres continúan asumiendo los cargos de menor
responsabilidad además de tener unas peores condiciones de trabajo y percibir un
salario significativamente menor por ocupar ya no solo el mismo puesto que el hombre,
si no desempeñar las mismas funciones y ostentar las mismas responsabilidades.
La ocupación por parte de la mujer de puestos de trabajo menor remunerados, es una
problemática que se encuentra presente dentro de todos los estamentos sociales y que
afecta a mujeres de todo tipo. Por otra parte, este problema es olvidado por parte de las
instituciones públicas. Dicha situación de discriminación, muy frecuentemente se ve
reflejada también dentro del seno familiar.
Según los dados estadísticos de 2013, apuntados por Lucia Vicente (2014), el número de
personas sin empleo volvió a crecer aumentando en cinco millones más la cifra total de
desempleados a nivel mundial, alcanzando los 202 millones de desempleados. Estas
altas tasas de desempleo se dan en los mercados de trabajo mas degradados donde las
mujeres una vez mas, sufren la peor parte.
A lo largo de los años la mujer ha sido dejada fuera del mercado de trabajo siendo
confinada a la labor de los cuidados del hogar, de su marido e hijos. La dominación del
hombre sobre la mujer, no es mas que un reflejo del poder histórico
durante siglos, y que lamentablemente, todavía hoy, se ve reflejado en muchos aspectos
tanto sociales como laborales.
Este régimen de discriminación, queda todavía mas patente dentro de áreas técnicas
cualificadas que históricamente han sido desempeñadas por hombre, un ejemplo de
estas áreas, pueden ser las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas, entre
otras.
En la actualidad muchas mujeres han roto con su rol tradicional, alcanzando niveles de
preparación y experiencia profesional en el trabajo equiparable al de los hombres,
Aun así, y en el pleno siglo XXI la presencia de las mujeres en los mercados de trabajo
todavía es muy inferior a la de los hombres, ya no solo en países con las economías
consideradas más avanzadas si no en todos. Y aún en dichos países considerados
“avanzados” que disponen de un alto nivel adquisitivo, donde la calidad de vida se
supone mejor, disfrutan de un alto PIB… y donde se deberían sostener un clima de
igualdad laboral, observamos como todavía no se trata a la mujer de forma totalmente
igualitaria dentro de dicho ámbito.
En las estadísticas de las economías más grandes refiriéndose a las Europeas y de la
OCDE, la brecha de actividad entre hombres y mujeres es menor durante la juventud,
pero en el intervalo de edad siguiente la discriminación laboral hacia las mujeres
aumenta (por motivos de maternidad o cuidados de los hijos) y se mantiene durante el
resto de su vida laboral, Vicent (2014).
Según datos aportados por la organización Internacional de Trabajo (OIT), las cifras de
paro que afecta a las mujeres a escala mundial, supera las de los hombres y debido a que
las medidas tomadas hacia la mejora en el empleo en función del género resultan
todavía claramente insuficientes, no se prevén cambios significativos en los próximos
años.
Otro apunte muy importante bajo mi punto de vista es el dato establecido por la OIT
que apunta a que el trabajo de la mujer, tanto remunerado como no remunerado, puede
ser el factor más importante para reducir la pobreza en las economías en desarrollo
(Heintz, 2006), lo que tendría como consecuencia, un nivel mayor de ingresos que
podría dar lugar a mayor gasto en la escolarización de las niñas y los niños.
Las mujeres se siguen haciendo cargo del cuidado del hogar, de las hijas e hijos y de la
familia de una manera general. Con sus ingresos se ocupan de los gastos generados en
el seno familiar, no como el caso de los hombre que en ocasiones priorizan otros gastos
sobre los que influyen directamente a su familia.
Entonces podemos decir que la igualdad efectiva de género en el mercado laboral podría
no solo solucionar del todo la pobreza femenina, si no además, contribuir de manera
significativa al avance en la economía global con las mejoras que ello lógicamente
traería para todos. Yo estoy en acuerdo. Y Usted… ¿qué piensa al respecto?