De la economía y el feminismo

<<Economía>>, palabra ampliamente utilizada, especialmente en la esfera política y en los medios de comunicación. La mayoría de las personas tenemos una cierta noción de lo que significa porque la economía nos afecta directamente, porque tiene que ver con lo que compramos y vendemos, con si el dinero nos alcanza o no, con muchas de las noticias que se publican a diario… Quizás conozcamos (en la teoría al menos) algunos conceptos básicos, sin embargo nos cuesta ver el cuadro completo.

Tratar de entender todo el funcionamiento del sistema es un ejercicio al que estamos poco acostumbrados en general, discernir el engranaje y la conexión entre cada una de las partes puede resultar complejo y sencillo a la vez, pero sobretodo es muy necesario e importante porque es la manera en que podemos empezar a poner en valor muchos aspectos a los que no prestamos atención y que suelen ser necesarios e importantes.

En este punto se me ocurre proponer que las personas deberíamos ser capaces de desarrollar una especie de conciencia económica, así como desarrollamos otras conciencias sobre nuestra realidad (conciencia feminista, conciencia ecológica…) Creo que así, un escándalo de la magnitud de los Papeles de Panamá no hubiera pasado tan desapercibido y con tan pocas repercusiones en la opinión pública, y del que, sin embargo, se han publicado gran cantidad de artículos, noticias y documentales.

Creo que entonces tampoco pasaría tan desapercibida la asociación entre Economía y desigualdad de género o las críticas y propuestas que desde el feminismo y otros movimientos sociales se hacen al sistema económico en el que vivimos. La Economía Feminista es uno de estos planteamientos que se hacen al margen de las corrientes dominantes sobre el tema.

¿Economía feminista? Si la economía… ¿no tenía que ver con todo y con todos por igual…?” Bueno, esta una de las reacciones con las que me he encontrado al comentar que estaba llevando este curso del Máster. Como en su mayoría no somos capaces de ver el panorama completo, es lógico que el vínculo entre Economía y Género resulte más que difuso al principio.

Resulta que si nos salimos de esa visión tan sesgada de la economía a la que estamos acostumbrados podemos empezar a ver más claramente todas las desigualdades de género que existen producto de un sistema económico planteado de una determinada manera y desde una determinada visión.

Otro ejemplo, a lo mejor un poco más conocido, de crítica al sistema económico son los movimientos ecologista de mujeres. También el ecofeminismo critica el capitalismo neoliberal que se apropia del medio ambiente y de las personas de manera mercantilista sin importar las consecuencias, en favor de la producción, la productividad y un supuesto crecimiento económico. Además, el ecofeminismo denuncia que suelen ser las mujeres las primeras y más afectadas por esta visión de la economía. Uno de sus principales objetivos en la lucha por políticas con perspectiva de género que garanticen el respeto a la vida.

A pesar de los múltiples retos que conlleva, considero que conocer un poco más de cómo funciona nuestra economía, hacer conciencia de todas las partes involucradas en el sistema y poner más atención a muchas de las iniciativas que se están intentado llevar a cabo para detener la inercia del sistema económico que nos posee, es un punto de partida imprescindible para la búsqueda de la igualdad. Es necesario que desarrollemos una auto-conciencia como especie humana, para plantear respuestas a los problemas ambientales y a las injusticias sociales que se dan en la actualidad. En el reconocimiento de nuestra propia vulnerabilidad podemos ser capaces de entender la necesidad de la participación de todos y todas; la aceptación y el respeto de nuestra diversidad, porque todos y todas somos parte de la cadena, y aunque nos pueda parecer poco, todos y todas podemos hacer algo.

Anuncios

  1. Me parece precioso tu artículo. Pero me gustaría añadir algo. Nos venden la economía como una ciencia exacta y aunque ya sabemos el sesgo que supone el punto de vista del investigador, las ciencias exactas aún se consideran inamovibles. Pero no! La economía es una ciencia social y por tanto no creada par describir o descubrir “hechos naturales”, sino para mejor servir al ser humano. La economía no puede imponer unas reglas inamovibles como se cree a pies juntillas, debe servir para hacernos mas felices.
    A mi, que no soy una experta en nada, el ecofeminismo me parece redondo. Explica y da soluciones desde el punto de vista de género, para toda la civilización en la que vivimos.

  2. Muchas gracias Fátima, se puede decir muchísimo sobre el tema, y tu aportación sobre el enfoque de la <> como ciencia social me parece super valiosa y acertada; cada vez es más necesario esto y al mismo tiempo cada vez son más evidentes las fallas y las faltas que provoca la <> entendida como ciencia exacta.

  3. Creo que la economía que plantea el sistema capitalista neoliberal es una economía exclusiva, una ciencia pensada para unas pocas, para una serie de personas con unas características muy concretas y con unos principios bien delimitados, o por lo menos eso es lo que parece que tienen en su planteamiento y quieren que creamos. Las grandes corporaciones y sus súbditas entienden la economía como una herramienta de creación y acumulación de riqueza, así como una herramienta de control de las masas sociales. Es por ello, que desde el ecofeminismo se le trate de hacer frente a esta visión, se plantean otras formas de ver la economía, como una disciplina social que debe estar al servicio de las personas. La economía como una herramienta para la producción y la distribución de bienes y servicios, al servicio de las personas para que estas puedan cubrir sus necesidades, sin poner en peligro el entorno y asegurando que las generaciones venideras puedan cubrir sus necesidades. Se plantean multitud de alternativas a la conformación social de la economía, pero sin duda la que tenemos ahora mismo a la gran mayoría de las personas no nos vale….por tanto, tenemos que cambiarla por una economía que se adapte a las necesidades de la mayoría de la población y no sólo a los intereses de unas cuantas personas..

  4. Ese primer paso del que hablas de la autoconciencia y de conocer alternativas a la “economía del capital” me parece de vital importancia. Por ahí se empieza, por el descubrimiento de que todos y todas formamos parte del mismo proyecto humano, en el que la interdependencia no nos hace vulnerables, sino fuertes. Me ha gustado mucho tu entrada, abre un futuro de acción y soluciones.

  5. Este comentario me parece muy importante e interesante, porque primero refuerzan lo que hemos aprendido en clase con Blanca. Así como los videos, que de una manera lúdica nos muestran claramente como produce nuestro mundo los productos a tan bajo coste y perjudicando tanto nuestro mundo. Considero que el ecofeminismo aportaría muchas mejoras en nuestro mundo. Dos las dos cuestiones más importantes que trabajaría para su mejora sería por un lado, las desigualdades de género de las que a diario hablamos en el aula del máster, como por ejemplos las diferencias salariales, de oportunidades, laborales y conciliación. Y por otro lado, las cuestiones ecológicas y medio ambientales es decir, reducirían la contaminación, desarrollaría medidas para que el mundo fuera más sostenible y duradero. Cuestión que el sistema capitalista patriarcal exprime al máximo para producir lo más barato posible sus productos, los cuales nosotros nos compramos y no dejamos de comprar. Porque a la vez los salarios que nos imponen son demasiado bajos, como para poder aspirar a unos productos producidos por empresas que si toman medidas para no dañar el medio ambiente con la producción del mismo o el desecho de éste. Pero para algún día podamos llegar al ecofeminismo, en mi opinión considero que primero la mujer debería de estar mucho más presente y siendo la protagonista en los diferentes ámbitos, como el de la política, el empresarial, etc. Porque creo que la única manera de actuar para cambiar y mejorar ésta base establecida será cuando nos dejen estar y nos traten de igual desde todos los ámbitos, como mujeres que somos y con nuestras opiniones y diferencias, porque no todas somos iguales ni tenemos las mismas necesidades e inquietudes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s